10.7°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

10.7°SAN LUIS - Miércoles 12 de Mayo de 2021

EN VIVO

Ochoa fue amordazado, mutilado y degollado, dijo un perito judicial

Fue encontrado el viernes, 6 días después de su desaparición.  Al momento del análisis, el tiempo de muerte era superior a cinco días, estimó el médico forense.

Por redacción
| 04 de abril de 2021
Morgue Judicial de Villa Mercedes. Hoy harán la autopsia para determinar la causa y data de muerte de Ochoa. Foto: Juan Andrés Galli.

En un examen preliminar, el médico forense de la Tercera Circunscripción Judicial, Gustavo Lafourcade, indicó que el cuerpo hallado en el paraje El Adobe —que corresponde a Alejandro Jesús Ochoa, según el reconocimiento hecho el sábado a la mañana por un familiar en la Morgue de Concarán— estaba en estado de descomposición, había sido mutilado, tenía una mordaza de tela ceñida a la boca anudada por detrás y otra en el cuello, según lo detallado el sábado en un comunicado por la Dirección de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial. En el cuello, el médico forense “observó una herida cortante que compromete totalmente la tráquea y grandes vasos sanguíneos”, indicaron.

 

Asimismo, el cadáver examinado “presentaba lesiones en el rostro, zona dorsal, tórax, abdomen, extremidades superiores e inferiores”, refirieron. Precisaron, además, que el tiempo aproximado de muerte al momento del análisis era “superior a cinco días”.

 

El médico elevó el sábado a la jueza Penal de Concarán, Patricia Besso, el informe del examen hecho el viernes a la noche, en el que señala que estudió el cadáver de un hombre de contextura robusta, de unos 35 a 40 años.

 

A través de prensa del Poder Judicial la magistrada informó que se ha dispuesto el cambio de carátula de “Su denuncia” a “Privación ilegítima de la libertad seguida de muerte”.

 

El sábado a la mañana, en la Morgue Judicial de Concarán, Fernando Ochoa reconoció el cuerpo hallado en El Adobe. Dijo que se trata de su hermano, el productor rural de 35 años que estaba desaparecido desde el sábado 27 de marzo. Si bien la autopsia se iba a realizar ayer mismo en la Morgue Judicial de Villa Mercedes, fuentes judiciales confirmaron que se llevará a cabo este domingo al mediodía.

 

Tras seis días de intensa búsqueda, el cadáver fue hallado pasado el mediodía en una obra en construcción del paraje ubicado en el kilómetro 17 de la ruta 1, a unos dos kilómetros del casco céntrico de Cortaderas. “En el estado en el que estaba, no pudo haber estado tanto tiempo en ese lugar y que los vecinos no se hayan dado cuenta, por el olor”, consideró una fuente ayer.

 

Según denunció Ivanna Ochoa, una de las hermanas de Alejandro, el hombre de 35 años desapareció el 27 de marzo cerca de las 19:30. La mujer expuso en la Subcomisaría 22ª de Cortaderas que fue golpeado y secuestrado por dos sujetos armados y encapuchados que ingresaron a una propiedad ubicada en la calle La Pituca del loteo Suelos Puntanos. Dijo que fue alertada por un amigo de Ochoa que estaba junto a él al momento de su desaparición y que pudo no ser advertido por los secuestradores ya que se escondió entre las malezas.

 

Iván Coria, el abogado que junto a su colega Leandro Fassi González representa de la familia de la víctima, contó que los familiares de Ochoa “están conmocionados desde el minuto uno y ahora, después de encontrarnos con el panorama menos deseado, mucho más”. Señaló que le solicitó a la jueza Besso que “la autopsia sea muy minuciosa, por las características que presenta el cuerpo y por dónde fue encontrado”.

 

 

Mario Canali, intendente de Cortaderas, decretó tres días de duelo por la muerte del productor rural.

 

Coria refirió que junto a Fassi González tomaron la representación de la familia Ochoa el martes pasado. “El miércoles estuvimos reunidos con la jueza y con el fiscal (Carlos Leloutre) y por la noche participamos de una pericia dentro del domicilio de Alejandro, para determinar si había restos biológicos, pero dio resultado negativo. Requerimos que esa misma pericia fuera hecha a unos 20 o 30 metros (de la vivienda), donde hay una casa abandonada, donde según el testigo principal, dos personas lo redujeron a Alejandro. Pero la bioquímica de la Policía dijo que no se podía, porque es una prueba que se realiza dentro de domicilios, dado que al aire libre no se puede hacer”, comentó el abogado, y agregó que insistirán en que se realice la reconstrucción del hecho y que se investigue si la casa en construcción donde fue hallado el cadáver hubo albañiles trabajando después de la desaparición de Ochoa.

 

“Hicimos rastrillaje de toda la zona de Cortaderas, al norte. De ahí coordinamos un punto e hicimos el rastreo con personal de Canes quienes pudieron detectar el cuerpo por medio de los perros. Ese lugar (en referencia al sector donde está la obra en construcción) no había sido rastrillado anteriormente”, aseguró el director de Investigaciones, el comisario mayor José Alberto Velázquez. Los familiares y amigos del productor rural han aseverado que ellos mismos recorrieron el sitio días atrás y no hallaron nada.

 

“Hoy (por ayer) hicimos otro rastrillaje con personal de la Subcomisaría 22ª de Cortaderas y de los departamentos Homicidios e Investigaciones, para ver si hallábamos algún indicio o elemento de interés para la causa, pero dio resultado negativo”, dijo el comisario Velázquez.

 

 

Lugar donde fue secuestrado Ochoa. Foto: Nicolás Varvara. 

 

 

Continúa la investigación

 

El viernes, horas antes del hallazgo del cadáver, la jueza Patricia Besso dialogó con El Diario telefónicamente. En la denuncia se hace mención a dos conocidos de Alejandro, uno de apellido Chávez y otro de apellido Ferreyra. En base al relato de este último es que Ivanna Ochoa hizo la denuncia. Él es quien aseguró haber visto cómo dos personas armadas que tenían la cara cubierta con pasamontañas redujeron a Alejandro en el campo y se lo llevaron. El Diario le consultó a la magistrada si esos testimonios guardan coherencia entre sí, y ella dijo que “es materia de investigación”. E indicó aquel día que tenía previsto hacer una reconstrucción del hecho, medida que ahora, con el hallazgo del cuerpo, habrá que ver si se ordena y concreta a la brevedad.

 

La misma respuesta, que es materia de investigación, dio la magistrada cuando se le preguntó sobre el hallazgo, en la casa del productor rural, de plantas de marihuana. Confirmó que se encontraron ejemplares de esa especie. El Diario quiso saber si de eso ha surgido alguna línea investigativa –que pueda guardar relación con algún conflicto o alguna fuente de problema– y dijo que no se descartaba. “Estamos investigando”, contestó, sin dar más detalles.

 

Según la presentación, Ochoa fue subido por los raptores a uno de los dos vehículos en los que andaban, que serían un auto y una camioneta. “La pista de los vehículos, eso que relata el testigo, no ha sido contrastado hasta el momento con ningún indicio. No tenemos cámaras. Igual se revisan los pórticos, va llegando información. Hay mucho material grabado, al igual que hay mucho registro de teléfonos, que se analiza”, refirió, e indicó, en relación al celular de Ochoa, que fue remitido al Departamento de Investigación de Delitos Complejos, que solo han examinado una parte de su contenido, y que esos informes han servido para tomar medidas. “Tenemos las desgrabaciones del teléfono, pero son muchas horas para analizar”, dijo.

 

Redacción / NTV

 

Comentá vos tambien...