SAN LUIS - Lunes 15 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Lunes 15 de Agosto de 2022

EN VIVO

Juzgan a un joven por violar a una niña en Santa Rosa del Conlara

El hecho ocurrió en 2018, cuando el acusado tenía 17 años y la víctima, casi 4. El próximo miércoles está prevista la última audiencia del debate

Por redacción
| 25 de septiembre de 2021
Cámara Penal de Concarán. El miércoles habrá alegatos y veredicto. Foto: Prensa Poder Judicial.

Hace poco más de tres años y medio que Juan Ignacio Belardinelli fue denunciado por abusar de una pequeña de casi 4 años en Santa Rosa del Conlara. Finalmente, la Cámara Penal de Concarán comenzó a juzgarlo este viernes por “Abuso sexual con acceso carnal”.

 

Como en el momento en el que sucedió el hecho Belardinelli tenía 17 años, en caso de que el tribunal lo declare responsable, a posteriori un juez de Familia será quien cuantifique la pena.

 

En la audiencia declararon diez testigos, entre ellos los papás de la víctima, dos vecinos, Patricia Ceratto (pediatra del Cuerpo Profesional Forense), Susana Belucci (médica del Hospital de Santa Rosa) y peritos de parte.

 

La madre de la niña declaró lo mismo que ya había expuesto durante el período de instrucción de la causa, es decir que el 5 de febrero de 2018 cerca de las 22, su hija, que en ese entonces tenía poco más de 3 años, jugaba junto a su primo de 4 y un niño de 3 en la vereda de su casa, en el barrio Centenario de Santa Rosa. Ese pequeño de 3 años es hermano del acusado.

 

“Como la madre de él (en referencia a Belardinelli) se tenía que ir a zumba, entró a su nene, a mi hija y a mi sobrino a su casa sin el consentimiento de nosotros. Los niños siempre jugaban de vereda en vereda, iban desde la vereda de mi casa hasta la de la casa de ellos, pero nunca entraban ahí. Ella como madre me tendría que haber preguntado si la dejaba jugar a mi hija en el patio de su domicilio. Muchas veces mi nena me pidió permiso para entrar a jugar ahí pero yo no la dejaba”, contó.

 

La mujer recordó que ella salió de su vivienda y fue hasta la esquina a llevar unas cosas, y que después de ausentarse por unos 10 o 15 minutos su hija regresó a su domicilio, llorando. No quería contarle qué le había sucedido, por lo que la llevó a una habitación, le preguntó y le revisó la ropa interior, en la que halló manchas de sangre. La llevó de inmediato al hospital local. “Mi sobrino dijo que él la escuchó llorar y que cuando entró vio que Juan Ignacio le estaba dando un sánguche a mi hija y él le dijo que la nena se había agarrado los dedos con la puerta, pero ella en la mano no tenía nada”, aseguró.

 

Luego declaró el padre de la pequeña. Dijo que aquella noche él estaba trabajando en Merlo cuando la madre de su hija lo llamó angustiada. “Estaba llorando desconsoladamente y poco le podía entender. Le pedí que por favor se calmara y me contara lo que había pasado. Solamente me decía “vení, vení, vení” y nada más. Después me explicó, me dijo que habían tocado a mi nena. Un compañero de trabajo me llevó directo hasta el Hospital de Santa Rosa porque ellas estaban ahí. Cuando entré, la Policía me preguntó quién era y me dejaron pasar a la sala donde estaba mi hija. Entré y ella, inocente, sin saber nada, se quiso levantar y me dijo “papi, me salió sangre de acá adelante”. Justo estaba una doctora y pidió que la nena se quedara tranquila y nos hicieron salir. Yo fui a comprar, volví al hospital y como a ella la dejaron en observación me fui a mi casa. Cuando le dieron el alta fuimos a hacer la denuncia”, relató.

 

La pediatra Ceratto examinó y le tomó muestras a la víctima. Dijo que durante la revisación la niña lloraba mucho y estaba irritable. Halló en sus piernas hematomas de antigua data y consideró que podrían haber sido producidos por traumatismos naturales, como caídas o golpes, que son habituales a diario en los niños. Al revisarle la zona genital le descubrió una lesión sangrante que era externa y no involucraba la parte interna de los genitales. Consultada por el tribunal para que dijera si pudo determinar que esa lesión fuera fruto de un abuso sexual, la médica contestó que no podía determinarlo, dado que podría haber sido autoprovocada por la niña al rascarse, por ejemplo, o por una caída. También detectó rastros de materia fecal.

 

Para el próximo miércoles está prevista la última audiencia del debate, en la que el fiscal de Cámara Néstor Zudaire; el defensor de Niñez y Adolescencia, José Luis Guiñazú; el abogado Andrés Fernández —quien representa a la madre de la víctima— y Ricardo Gutiérrez —el defensor del imputado— brindarán sus alegatos. Tras ello, el tribunal, compuesto por los jueces Juan Manuel Saá Zarandón, Sandra Elizabeth Piguillem y Luis Manuel Sosa, dará el veredicto.

 

Comentá vos tambien...