SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

SAN LUIS - Lunes 26 de Septiembre de 2022

EN VIVO

Hay multas de hasta 700 mil pesos por atacar a la fauna

La caza, la tenencia y la comercialización de especies protegidas son las actividades que tienen penas más altas.

Por redacción
| 13 de enero de 2022
Protegido. El venado de las pampas es monumento natural provincial; su caza es penada con el monto más alto.

Según indicó el jefe del Programa Recursos Naturales de la Secretaría de Medio Ambiente y Parques, Darío Szklarek, las multas por dañar la fauna silvestre en la provincia van de los 10 mil a los 700 mil pesos. Esto incluye la caza, la comercialización y la tenencia no permitida de especies, con especial énfasis en aquellas consideradas protegidas.

 

"El tráfico de fauna es un delito penal y siempre se traslada este tipo de actuaciones a la Justicia, cuando interpretamos que puede haber tráfico", explicó el funcionario. "Lo que hacemos es disponer de las multas administrativas, que son muy variadas, dependiendo mucho de la cantidad de animales y de especies. Si son monumentos naturales, como es el caso del cardenal, las multas aumentan exponencialmente", apuntó.

 

De las multas recientes, Szklarek recordó dos casos: el de un hombre que trasladaba más de 200 animales en su vehículo y fue multado con 200 mil pesos, y el de un vecino reincidente a quien le retiraron dos veces las pitones que tenía en su poder, una vez en Villa Mercedes y otra vez en Merlo. "La segunda multa, por su calidad de reincidente, fue de 600 mil pesos", detalló.

 

De acuerdo al decreto reglamentario que establece el monto de las sanciones por las acciones que dañan la fauna en la provincia, cada Unidad de Multa (UM) equivale a 10 a litros de nafta súper de mayor octanaje. Si se toma el precio de $96,3 de YPF, cada unidad es de 963 pesos. En ese sentido, quizás la multa más dura en el decreto es para quienes capturen o cacen el venado de las pampas, especie protegida que el año pasado fue declarada monumento natural por la Legislatura provincial. La multa puede ir desde 20 UM, es decir, 19.260 pesos, a 800 UM, aproximadamente 770.400 pesos.

 

Esta pena máxima de 800 UM aplica también para quienes hagan transacciones de compraventa, tengan en depósito o trasladen productos de especies no habilitadas y protegidas. Una infracción alta también alcanza a quienes usen productos químicos o tóxicos para combatir especies (hasta 256 UM, unos $246.528).

 

A su vez, hay infracciones para la caza de maras fuera de temporada (hasta 104 UM, unos $100.152), como así también de ñandúes (hasta 80 UM, unos 77.040). Por último, vale la pena destacar que la captura y caza de animales en áreas protegidas triplica el valor de las infracciones de acuerdo a la especie.

 

 

300 animales rescatados

 

En este contexto, la Secretaría de Medio Ambiente y Parques y la Policía Ambiental de la Provincia lograron rescatar más de 300 animales silvestres en 2021. En un 80 por ciento se trató de aves y, en menor medida, mamíferos y reptiles, enumeró el jefe del Programa.

 

Entre las aves que recuperaron están la reina mora, el cardenal amarillo y el rey del bosque. "Entre los otros animales hay zorros, algunos pumas y mucha cantidad de tortugas, que todos los años se destacan. Lamentablemente hay mucha presión en cuanto al mascotismo de este tipo de animales", detalló el funcionario.

 

Una vez rescatados, los animales son trasladados a la Reserva Florofaunística de La Florida, donde se los coloca temporalmente en recintos y su estado de salud es monitoreado por los profesionales del hospital veterinario que funciona allí. Los ejemplares hacen una cuarentena de 21 días, en la que los desparasitan y les dan antibióticos, de ser necesario. En esta etapa de análisis, determinan la posibilidad de devolverlos a la vida silvestre.

 

Lamentablemente, solo un 30% de los rescatados puede volver a su hábitat, mientras que los otros deberán pasar el resto de su vida en las reservas o áreas protegidas. "Muchos de esos animales llegan lamentablemente en muy mal estado o muy mascotizados y si fueran liberados a la vida silvestre, correría peligro su vida, no podrían sobrevivir", apuntó el funcionario.

 

De aquellos que sí pueden volver a la naturaleza, tienen una última etapa en la que los trasladan a espacios más grandes, están un tiempo para recuperar fuerzas y la energía de sus músculos. Luego son puestos en libertad.

 

Comentá vos tambien...