21°SAN LUIS - Domingo 29 de Enero de 2023

21°SAN LUIS - Domingo 29 de Enero de 2023

EN VIVO

Aplicaron el primer dispositivo dual a un acusado de violencia de género

A Diego Flores le colocaron una tobillera geovinculada con un aparato que llevará su ex. Será hasta el juicio.

Por redacción
| 14 de octubre de 2022
En julio. El acusado pasó por una audiencia de formulación de cargos y allí le dictaron 60 días de preventiva. Foto: El Diario.

El 26 de julio pasado, a pedido del fiscal de Instrucción 1, David Emmanuel Sastre, el juez de Garantías 1, Juan Manuel Montiveros Chada, le dictó prisión preventiva por 60 días a Diego Arturo Flores (31) por violar una orden de restricción de acercamiento y por golpear a su expareja. Como el acusado está por cumplir esa medida de coerción, para no volver a encarcelarlo y que continúe el proceso penal en libertad, las autoridades decidieron implementar el nuevo sistema de tobilleras electrónicas para casos de violencia de género. Ahora, Flores deberá llevar un dispositivo dual vinculado a otro que la víctima tendrá en su poder. En caso de que el hombre se le acerque a 500 metros, el Sistema Inteligente de Seguridad Provincial (Sispro) será alertado, como así también ella.

 

La audiencia se celebró ayer en la sala de oralidad del Poder Judicial de la ciudad capital, donde el fiscal Sastre sugirió la medida considerando que el riesgo para la víctima, mientras el acusado esté en libertad, es “alto”.

 

“En este plazo que el acusado estuvo detenido se reunió la evidencia que faltaba, entre ella una entrevista a una vecina de donde ocurrió el hecho y un informe realizado a la víctima, de evaluación de riesgo, por el Cuerpo Interdisciplinario de Violencia, hecho por la licenciada Carina Sabeti y María Celeste Berton. Esto concluyó que el riesgo de sufrir un nuevo episodio de violencia que tiene la denunciante es alto", indicó el funcionario judicial.

 

Esas presentaciones del Ministerio Público Fiscal tuvieron el respectivo consentimiento de la damnificada y sus asesoras legales.

 

Como parte del proceso que se requiere para pedir los dispositivos, la Justicia brindó el domicilio de las partes y solicitó un informe de factibilidad al Sispro, como así también el centro de capacitación donde es contenida la mujer.

 

“Desde ese organismo nos dieron la confirmación, teniendo en cuenta que los domicilios de víctima y victimario están a una distancia de 4.200 metros aproximadamente”, precisó.

 

Por lo tanto, a poco de cesar la preventiva de Flores y constatando el riesgo psicofísico de la mujer, la fiscalía solicitó el cese de la misma, aunque con la condición de que lleve ese dispositivo consigo durante el lapso de seis meses, mientras dure el período acusatorio (un paso previo a ser juzgado).

 

Esta acción conjunta, impulsada a principio de este mes por los ministerios de Seguridad, de Ciencia y Tecnología, y de la Secretaría de la Mujer, Diversidad e Igualdad de la Provincia, facilitará a la expareja de Gatica contar con un dispositivo similar a un celular para ser alertada de la distancia del acusado.

 

Ambos dispositivos estarán vinculados bajo el sistema de geoposicionamiento que permite una limitación de acercamiento, según los 500 metros de restricción impuestos por el Poder Judicial.

 

“En caso de que el acusado se arrime a unos 700 metros de la mujer, el aparato dará un preaviso”, explicó Sastre.

 

 

El ataque

 

La mujer denunció que el jueves 21 de julio, mientras trabajaba, comenzó a recibir llamadas y mensajes de parte de Flores, quien le hacía diversos reproches. Expuso que al día siguiente, alrededor de las 8 de la mañana, fue sorprendida por su ex cuando abrió el portón de su casa para irse a trabajar.

 

Dijo que Flores le propinó golpes de puños hasta que cayó al piso y, una vez allí, comenzó a darle patadas en la cabeza y en el rostro. Fueron los gritos de la mujer los que alertaron a la dueña de la casa que le alquila y a unas vecinas, quienes la auxiliaron. Pero Flores no se conformó solo con golpearla brutalmente, sino que también la amenazó: "Te dije que esto es lo que te iba a pasar si me dejabas”, le habría dicho.

 

Tras la agresión, fue atendida en el Hospital Cerro de la Cruz, donde le brindaron los primeros auxilios, aunque por la severidad de las lesiones debió ser internada en el "Ramón Carrillo".

 

La mañana del domingo 24 de julio, con las múltiples pruebas en su contra, libraron el pedido de detención para el imputado, capturado en el monoblock 27 del barrio ATE 1, lugar en el que reside.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...