22°SAN LUIS - Jueves 01 de Diciembre de 2022

22°SAN LUIS - Jueves 01 de Diciembre de 2022

EN VIVO

El femicida de Johana Morán fue condenado a perpetua

Gastón Heredia fue sentenciado este jueves de manera unánime por la Cámara Penal 2. La familia de la víctima celebró el fallo.

Por redacción
| 19 de mayo de 2022
Heredia tendrá que cumplir 35 años en la Penitenciaría Provincial. Foto: Nicolás Varvara

Este jueves un tribunal de la Cámara Penal 2 sentenció a prisión perpetua a Gastón Heredia por el delito de homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género, agravado por el uso de arma de fuego. La víctima, Johana Morán, fue asesinada de un disparo en la cabeza en junio de 2020. Al momento de su muerte tenía 12 lesiones de distinto tipo y evolución.

 

El femicidio ocurrió la madrugada del 27 de junio de 2020 en una de las habitaciones de la casa de la pareja, en calle Chacho Peñaloza al 1459.

A pesar de que nunca quiso admitir ante la Justicia lo que le dijo al policía que custodiaba la guardia del Hospital San Luis el día que la trajo agonizando: “Fui yo con un 38”; fue procesado con prisión preventiva por el femicidio de Johana del Valle Morán, quien era su pareja y a quien le disparó en la cabeza luego de darle una golpiza en la vivienda que compartían en el barrio Virgen de Luján de la capital.

 

Para el fiscal, Esteban Roche, quedó probado que “aproximadamente entre las 2 y las 3 de la madrugada Heredia, como lo había hecho en otras ocasiones, comenzó a golpear a su pareja en diferentes partes del cuerpo mientras ella se encontraba completamente indefensa, descansando en una de las habitaciones del domicilio. Que luego -de forma inmediata- sacó un arma de fuego tipo revólver marca Tejano calibre 32 largo y efectuó un disparo”, detalló.

 

Cerca de las 3:10, Heredia ingresó a los gritos a la guardia del Hospital San Luis con Morán a cuestas. La había llevado en su Renault Kangoo azul, casi desvestida. La bala le había ingresado al cráneo por el ojo izquierdo, sin orificio de salida.

 

Johana, que tenía 32 años cuando Heredia la asesinó, fue llevada en una camilla al Shock Room y luego a la Terapia Intensiva, donde finalmente los médicos determinaron que tenía muerte cerebral, ese domingo a la mañana.

 

El femicida quedó demorado esa misma noche. La Policía secuestró la ropa que llevaba, una campera oscura y un pantalón de jeans que estaban manchados de sangre; además de la camioneta Kangoo.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...