21°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

21°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Lo juzgaron por un intento de homicidio, pero fue absuelto

Dentro de poco, Víctor Molina Becerra iba a cumplir dos años tras las rejas; quedó en libertad. El caso ocurrió a fines de 2022, en un barrio del sur de la capital.

Por redacción
| 18 de octubre de 2023
Feliz. El imputado le agradece a uno de sus abogados tras escuchar el fallo. Foto: Gabriel Lucero.

Su madre no pudo contener las lágrimas y el resto de su familia aplaudió cuando el juez dijo que ordenaba su inmediata libertad. Un tribunal absolvió, este martes, por el beneficio de la duda a Víctor Agustín Molina Becerra, quien llegó al banquillo con un pedido a 9 años de cárcel por intentar matar a un vecino en 2020. Antes, en los alegatos, la fiscal de Juicio pidió una condena ejemplar teniendo en cuenta que el hecho se dio en medio de un enfrentamiento entre bandas de la zona sur de la ciudad que ha tenido numerosos episodios y víctimas.

 

En pocas semanas, el imputado iba a cumplir dos años tras las rejas, luego de que un juez lo procesara con prisión preventiva por el ataque a balazos que Miguel Ángel Gitto sufrió la madrugada del 29 de septiembre de 2022, en la manzana G del barrio Padre Mugica.

 

Si bien la actitud de varios testigos que pasaron por el estrado dejó sospechas sobre qué sucedió en realidad, la totalidad estuvo de acuerdo en que los conflictos y amenazas entre vecinos de los barrios Mugica, Néstor Kirchner y 200 Viviendas son moneda corriente, y que incluso las peleas actuales se deben, en parte, al asesinato de Jonathan Luciano Magallanes en octubre de 2019.

 

En sus alegatos, la fiscal Virginia Palacios hizo mención a todo eso, incluida la dificultad de interrogar a los testigos en debate, y sostuvo que no podía prestarse “a que las reglas de una tierra de nadie se quieran traer al Poder Judicial”. “A este Ministerio Público Fiscal no le tiembla el pulso si tiene que pedir una absolución, pero este no es el caso”, mencionó.

 

Para la funcionaria, el hecho y la autoría quedaron probados con la denuncia y declaración de la víctima, el primero en sentarse ante los jueces, la de una vecina que aseguró haber identificado a Molina Becerra como el tirador, al resultado del allanamiento en la casa del imputado, donde se secuestraron cartuchos de distintos calibres y caños utilizados para fabricar armas caseras, y pericias sobre las mismas.

 

También dijo que la coartada del acusado, cuya versión fue que al momento del hecho estaba en otra zona de la ciudad, en la casa de unos vecinos de su pareja, era insostenible y que no era su función mostrar lo contrario, sino trabajo de la defensa establecer que era cierta.

 

Antes de cerrar y hacer su pedido de pena, Palacios comentó que le apenaba la edad del imputado y, de alguna manera, el contexto de violencia en el que le tocó desarrollarse, pero “¿cuántos Magallanes más vamos a tener? ¿Cuántas muertes más en los barrios Néstor Kirchner y Mugica vamos a tolerar? Tengo que ponerle la cara a este conflicto, pero como ciudadana, y pedir un fallo ejemplificador que sea un mensaje firme de que esto no es tierra de nadie”, se preguntó, y solicitó 7 años y seis meses de prisión por el delito de “Homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa”.

 

Los abogados Rodolfo Mercau y Adriana Gargiulo refutaron cada punto de la acusación fiscal, y aseguraron que el único testimonio que situó a su defendido en la escena del enfrentamiento es el de la propia víctima, al que cuestionaron. “La doctrina dice que el testigo más sospechoso siempre es el denunciante y la fiscal aquí les dio entidad a su dichos”, lanzó el primero. “Hubo una dicotomía en su declaración, no fue clara. Acá lo que hay que definir es si Agustín estuvo o no esa noche, no tratar de cumplir una función social para solucionar un problema entre grupos”, retrucó la segunda, y ambos solicitaron la absolución lisa y llana del acusado.

 

Él, en sus últimas palabras ante el tribunal, solo dijo “soy inocente y no estaba en el lugar del hecho”.

 

A las 13:55, los jueces José Luis Flores y Jorge Sabaini Zapata regresaron a la sala con el veredicto, que fue unánime pero con dos salvedades: el tribunal ordenó una orden de restricción mutua entre las familias enfrentadas por el término de 6 meses y ofició al Ministerio de Seguridad de la Provincia de San Luis a que implemente un plan de seguridad ciudadana que apunte a terminar con los enfrentamientos en los barrios Padre Mugica, Néstor Kirchner y 200 Viviendas.

 

Redacción/ALG

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo