17°SAN LUIS - Domingo 25 de Febrero de 2024

17°SAN LUIS - Domingo 25 de Febrero de 2024

EN VIVO

Un condenado y dos absueltos por el homicidio de Rolando Gatica

Darío "El Coya" Giménez fue sentenciado a 13 años de cárcel por "Homicidio simple calificado por el uso de arma de fuego". El hecho fue en mayo en el barrio San Antonio de Villa Mercedes.

Por redacción
| 15 de abril de 2023
De izquierda a derecha. Giménez (de verde), Chávez (de negro) y Flores (camiseta de Boca), en el juicio oral. Foto: El Diario.

Un tribunal integrado por las juezas Daniela Estrada, Sandra Ehrlich y Sandra Piguillem condenó a Darío Daniel “El Coya” Giménez a trece años de cárcel por “Homicidio simple calificado por el empleo de un arma de fuego” en perjuicio de Rolando Daniel Gatica. Junto a él llegaron acusados como partícipes secundarios del crimen Franco Ariel "El Tiri" Chávez y José Flores, quienes fueron absueltos.

 

El debate comenzó el lunes 27 de marzo y finalizó el jueves tras el cierre de la etapa probatoria. Según la acusación fiscal y los testimonios recolectados durante el juicio, Gatica fue asesinado de un balazo el 1° de mayo del año pasado en el barrio San Antonio, en la intersección de calles Güemes y Potosí de Villa Mercedes.

 

Como fiscal de Juicio intervino Maximiliano Bazla Casina; Giménez fue representado por el defensor oficial en lo Penal de la Tercera Circunscripción Judicial, José Luis Guiñazú, y Chávez y Flores fueron asistidos por el defensor de Juicio Víctor Endeiza. A la representación del particular damnificado la realizó el abogado Germán Anabitarte.

 

 

Momento de alegatos

 

Bazla Casina, según señaló un comunicado de la Dirección de Prensa y Comunicación Institucional del Poder Judicial, comenzó su alegato con un relato de los hechos de acuerdo a la investigación realizada por la fiscalía de Instrucción. “Afirmó que hubo una discusión previa al suceso que provocó la muerte de Gatica. Luego, ubicó geográficamente el lugar del hecho, colocó a los participantes en ese escenario y aseveró, de acuerdo a su análisis de la prueba, que Giménez mató a Gatica”, detalló la fuente.

 

El funcionario judicial también manifestó qué tipo de ayuda y qué grado de participación tuvieron Chávez y Flores. “Con o sin ayuda Giménez hubiese matado igual, pero eso no descarta que Flores y Chávez participaron activamente en la pelea, colaboraron a la acción convirtiéndose en partícipes secundarios”, sostuvo Bazla. “Por último, desde su análisis, descartó y fundamentó un comportamiento violento por parte del fallecido”, agregó la fuente.

 

Los imputados Franco Ariel "El Tiri" Chávez y José Flores fueron absueltos.

A su turno, Anabitarte se refirió a los testimonios de tres testigos, quienes narraron lo ocurrido y resaltó que todos coincidieron en que Giménez fue quien ejecutó el disparo mortal. Al mismo tiempo buscó demostrar que Chávez y Flores fueron partícipes secundarios del hecho. También, expuso en su narrativa, al desmenuzar los elementos probatorios, que Gatica había sido asesinado y movido de la escena del crimen. "Hay certeza de que Gatica se encontraba agachado al momento del disparo”, señaló la fuente.

 

Aclaró que no era la primera vez que el acusado intentaba eludir el accionar de la Justicia, que tenía antecedentes penales y que incluso usaba un DNI falso para que la responsabilidad penal recayera en otras personas.

 

Luego, Endeiza manifestó su sorpresa ante la teoría expuesta por las partes acusatorias y dijo que “son alejadas a la realidad”.  "La teoría del caso no es sostenida por ningún testigo ni prueba para llegar a la conclusión arrojada”, lanzó, y desestimó los testimonios y el análisis de las partes acusatorias.

 

Dijo que las versiones de los testigos del hecho fueron distintas: “La acusación omitió todos los requisitos del artículo que hace referencia a un homicidio y uno de esos requisitos es el dolo —la intención de matar a alguien— y quien es partícipe secundario debe tener el mismo dolo, el de participar en un homicidio, es muy distinto a encontrarse en una pelea, tirarse piedras o insultarse”, explicó el letrado. “Ayudar a matar, tendrían que haber hecho eso mis defendidos para ser considerados partícipes… Chávez y Flores no tenían voluntad ni ayudaron a matar”, reforzó el defensor, y pidió la absolución lisa y llana para sus defendidos.

 

Para concluir con la etapa de alegatos tomó la palabra Guiñazú, defensor de Giménez. Aseguró que su representado es un marginal al igual que sus compañeros de causa. Alegó que la investigación estuvo sesgada y que se trató de una pesquisa tendenciosa.

 

En ese orden de ideas, el abogado de "El Coya" planteó una legítima defensa aduciendo que “el hombre tiene el derecho y el deber de defenderse. ¿Acaso 'El Coya' tenía que esperar que Gatica le disparara primero?”, se preguntó. “Mi defendido se vio en un apriete”, aseguró.

 

Bazla Casina le contestó y enunció a la legítima defensa como una figura que no fue acreditada, “ningún testigo declaró que Gatica tenía un arma en la mano”.

 

Redacción/ALG

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo