16°SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

16°SAN LUIS - Martes 28 de Junio de 2022

EN VIVO

San Luis: seis detenidos en tres robos cometidos en cuatro horas

Por redacción
| 23 de junio de 2014
En la Comisaria 1º quedaron alojados los acusados. Una mujer iba a ser llevada a otra seccional.

En cuatro horas, las celdas de la Comisaría 1ª albergaron a seis personas acusadas de cometer dos hurtos y un robo en el centro de San Luis. Además, trasladaron a un adolescente de 16 años a la Comisaría del Menor. Luego fue restituido a sus padres, a quienes les labraron un acta de contravención por el accionar de su hijo.
“Entre los detenidos hay una mujer, con antecedentes, que será llevada a otra seccional, porque los calabozos están llenos”, dijo una fuente de la Comisaría 1ª.
El primero de los hechos ocurrió el sábado cerca de las 20:30 en el local “Ariana indumentaria deportiva”, ubicado en Junín al 700. El hijo del propietario, Álvaro Cuello, atendía a un cliente, cuando vio que ingresaron seis personas que empezaron a mirar la mercadería. Era una mujer acompañada de cinco jóvenes.  
Luego de que Cuello se desocupó, uno de éstos se acercó a consultarle el precio de algunas prendas. Su propósito era distraerlo para que el resto sustrajera elementos y los ocultara entre sus pertenencias. Los falsos clientes se retiraron sin comprar.
Al encargado del comercio le llamó la atención la actitud del grupo y empezó a controlar la mercadería. Descubrió que le faltaban seis calzas de mujer. Salió en busca de los malvivientes y los encontró en la peatonal Vía Rivadavia y Belgrano. 
“Uno estaba dentro de una farmacia, y el resto estaba afuera, hacían de 'campana'”, explicó el informante. El damnificado “alertó a efectivos de la Policía Turística, quienes requisaron a los sospechosos y les hallaron las prendas”, agregó.
Los acusados fueron identificados como Silvia del Carmen Panelo, de 42 años, y sus dos hijos, Carlos y Antonio Agüero, de 19 y 22 años, respectivamente, domiciliados en el barrio Rawson. Además, fueron aprehendidos Maycol Sangrá, 19 años, y el adolescente de 16, ambos del barrio Kennedy.
Los mayores fueron llevados a la Comisaría 1ª, donde quedaron imputados por hurto simple agravado por la participación de menores y quedaron a disposición del juez Correccional y Contravencional, Marcelo Bustamante Marone.
Otro de los ilícitos fue en los primeros minutos del domingo. El Centro de Atención de Emergencias recibió un llamado de Nguyen Huy Hoang, un chino radicado hace 18 años en la provincia. Informó que dormía con su pareja cuando un desconocido aprovechó que la puerta balcón del dormitorio estaba sin las medidas de seguridad e ingresó a su propiedad, en Julio A. Roca al 300. Pero al percatarse de que había moradores, intentó escapar con un alhajero con bijouterie de fantasía. Ante la desesperación, el malhechor saltó al vacío, donde cayó y quedó tendido.  
Eso le permitió a policías del Comando Radioeléctrico interceptar al intruso, quien fue identificado como Federico Vera, de 19 años, vecino del barrio Maximiliano Toro. La instrucción le inició una causa caratulada “Averiguación hurto calificado por escalamiento en grado de tentativa”.
 “Suponemos que no reaccionó después de la caída porque estaba bajo los efectos del alcohol”, confió la fuente policial. 
Vera quedó detenido, a disposición del Juzgado Penal Nº 3, a cargo de Virginia Palacios.
El último ilícito se registró a las 00:30 en Chacabuco, entre Lavalle y Pedernera. Allí, María del Carmen Ozán, de 22 años, residente en el barrio 133 Viviendas, esperaba el colectivo junto a un amigo, Alán Molina, cuando sintió que desde atrás le tiraron la cartera y se la arrebataron. Al darse vuelta vio que dos jóvenes corrían hacia el norte. El que llevaba el bolso giró por Lavalle hacia el oeste y el otro, continuó por Chacabuco.
Molina persiguió al ladrón que tenía el botín, y lo alcanzó en la esquina de Lavalle y Mitre. Tras un forcejeo recuperó la cartera y el arrebatador continuó la huida. Cuando Ozán la revisó, descubrió que le faltaba la billetera.
Agentes del Cuerpo de Operaciones de Alto Riesgo (COAR) que patrullaban el microcentro notaron que un joven corría por Mitre, antes de llegar a Illia, en actitud sospechosa. 
Los policías le dieron la voz de alto, pero éste hizo caso omiso e iniciaron una persecución que terminó frente al Correo Argentino. Entre la ropa le encontraron la billetera con la documentación de Ozán.
Los agentes establecieron que el prófugo era Mariano Pérez Nava, de 21 años, domiciliado en el barrio 544 viviendas, quien está acusado de robo simple y quedó a las órdenes de la juez Palacios.

 

Comentá vos tambien...