20°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

20°SAN LUIS - Lunes 29 de Noviembre de 2021

EN VIVO

Los derechos de personas trans

Por redacción
| 19 de marzo de 2015

En Planeta Xilium se recordó ayer el Día de la Promoción de los Derechos de las Personas Trans. Participaron del programa Gema Rosales, coordinadora de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgénero de Argentina y la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans y Pablo Ramírez, también referente de ATTTA, hombres trans en San Luis.

 



—Alberto Rodríguez Saá: ¿Cómo están los derechos? ¿Evolucionan? ¿Se reconocen? ¿Hay retroceso? ¿Hay discriminación?
—Gema Rosales: Se ha hecho un avance importante en los últimos años, pero todavía queda mucho. Se aprobó la Ley de Identidad de Género, que todavía seguimos teniendo a medias, no se reglamenta el Artículo 11 por parte del Ministerio de Salud de la Nación y que habla del acceso a la salud integral para personas trans.

 


—ARS: Ahí hay mucho que hablar…
—GR: Todavía está durmiendo en el despacho del ministro. Ahora cambiaron de ministro de Salud de la Nación y se comprometió a que sacará pronto la reglamentación. También estamos largando la campaña para que se modifique la Ley Antidiscriminación, ya que a la  discriminación no hay nada que la condene en nuestro país, así es que estamos pidiendo la modificación de esa ley.

 


—ARS: Dice por ejemplo que no se puede discriminar, pero no hay sanción. Es una mera declaración.
GR: Es una mera declaración. Por más que se haga una denuncia  en el  INADI y en la Justicia (la Justicia no la toma porque tiene que haber agresión física), se llama a las partes, al damnificado, a quien discrimina y se lo manda a hacer tareas comunitarias. Pero es relativo, porque si quiere ir el acusado va, si no, no va. No hay nada que lo obligue al que discrimina a que cumpla.
En las provincias sucede mucho en los comercios, porque a la hora de ir a comprar ropa, ir a un restaurant, un local bailable, un pub, no dejan ingresar a las compañeras. De hecho en San Luis tenemos muchas denuncias por esto. Es por eso que también estamos impulsando un proyecto de ordenanza, que es lo que le presenté hace mucho al intendente de San Luis, y no se llevó a cabo.

 


ARS: ¿La discriminación sucede en todos los boliches de la provincia?
GR: En San Luis, en Juana Koslay y en Villa Mercedes. Sucede a menudo que no las dejan ingresar y es un mal momento que pasan, en medio de burlas e insultos. Muchas veces hacen la fila para ingresar y en el momento de llegar a la taquilla le dicen que no pueden porque no tienen baños para ellas. El proyecto de ordenanza es para que se sancione a aquellos comercios que hagan cualquier acto de discriminación, no solamente por orientación sexual, sino, cualquier acto de discriminación. Que se los sancione con multa o clausura. Lo vamos a poner a disposición del Concejo Deliberante.
Lo de los baños es un pretexto solamente, porque las chicas no van al baño para no tener problemas. En Flay hace muchos años (ahora ya no hay problemas), cuando ingresé al baño, los de seguridad me pidieron que saliera del local, que la casa se reservaba el derecho de admisión. Un mal momento, terrible. En Picasso también pasó lo mismo, Henry &Ford también fue denunciado porque no dejaron ingresar a unas compañeras. Ahí las dejan ingresar según la “portación de cara”.

 


—ARS: ¿Se soluciona con una ordenanza el derecho de admisión?
GR: El derecho de admisión tiene 3 puntos. Que no te dejen ingresar porque llegás intoxicado, o produciendo disturbios, o por la ropa, como que diga en algún cartel que la vestimenta para ingresar es de elegante sport. Son los únicos tres puntos de los que se pueden valer para no dejar ingresar a las compañeras.
Se dice que el personal de seguridad tiene que estar especializado sobre la Ley de Admisión, saber de qué se trata y cuando suceda un caso en el que le deben pedir a alguien que se retire, lo tienen que llamar aparte y explicarle por qué se debe retirar del lugar. Eso no sucede, no se aplica.

 


ARS: ¿En qué otro punto está atrasada la implementación de los derechos?
GR: Hemos incluido más compañeras dentro del Plan de Inclusión, ingresaron más de 20 compañeras con el Plan PIE a estudiar. Falta avanzar un poquito más con lo de salud que el ministro se ha comprometido y estamos trabajando.

 


ARS: ¿Qué se recuerda hoy? ¿Un día de lucha? ¿Uno de declaración?
GR: El 18 de marzo de 2012 falleció Claudia Pía Baudracco, una activista, fundadora de ATTTA. Ella promovió la Ley de Identidad de Género, en conjunto con otras compañeras. Murió en 2012 de un paro cardiaco por una afección que le provocó un implante de siliconas. No pudo acceder a los tratamientos porque eran muy costosos.
Ella nació en Rosario y vivía en Buenos Aires. Fue muy triste. En sus discursos, cuando le tocaba presentar la ley en el Congreso, siempre decía que le gustaría que el día muriera pudiera llevar en su lápida el nombre que había elegido. Lamentablemente no pudo ser así, la ley salió dos meses después. Tampoco tuvo acceso a los servicios porque también hubo problemas en el momento de su velorio por los datos. Nuestras probabilidades de vida no superan los 40 o 45 años. Hace poco falleció una compañera, tenía el seguro pago con el nombre anterior -en Jujuy- y la funeraria no se hizo cargo del servicio que había pagado durante años.

 


ARS: ¿Hay provincias que están más atrasadas que nosotros?
GR: Sí, mucho más atrasadas. Persecución policial…

 


ARS: ¿Acá hay persecución policial?
GR: Algunas hay, pero por suerte las compañeras -sobre todo las chicas de la calle- no se dejaron agarrar por la Policía. Porque en otras provincias las coimean, le sacan plata al cliente. Acá nos tienen un poco más de respeto, siempre se les hizo frente, más ahora que sabemos los derechos, les reclamamos.

 


ARS: ¿Tienen sede?
GR: Estamos en eso. Necesitamos una sede porque no tenemos dónde reunirnos, nos reunimos en la casa de alguna compañera que tenga la casa más grande. También tenemos compañeras en situación de calle. Hay un proyecto que también estamos trabajando, que es la creación de una “Casa trans” para alojar algunas compañeras que están la calle y puedan estar un tiempo hasta que se puedan reubicar.

 


ARS: Suponte que haya un hecho de discriminación, ¿se puede denunciar en la página web de ATTTA?
GR: Sí, pueden dejar mensaje.  Se contactan conmigo por la página o por mi Facebook, muchos ya me conocen y me escriben ahí directamente.

 


ARS: Tal vez la Legislatura puede dictar una ley provincial para invitar a todos los municipios a adherir, con lo cual tendrían un alcance provincial.
GR: Estamos trabajando para ver si se puede sacar una ley antidiscriminación local, o crear un ente, una institución, una oficina, que controle que esa ley se cumpla y saque las sanciones que se tengan que sacar. Si bien el INADI hace bien su trabajo en San Luis, pasa que a nivel nacional tarda dos años, estamos esperando dictámenes y no los mandan nunca. Sin eso no podemos seguir con la denuncia e iniciar una acción civil contra la persona. Tenemos el caso de Francia, la directora de la escuela, que fue discriminada por Velia Vílchez hace dos años y estamos esperando el dictamen, con las pruebas de que hubo discriminación. También una jugadora de hockey a quien la Federación Argentina no la deja federar por ser trans. También estamos esperando el dictamen. Antes pedíamos tolerancia, aceptación, pero hoy en día pedimos que se respete el derecho de cada uno. Simplemente eso.
En el caso de Pablo, que es un varón trans, ellos sufren mucho la “invisibilización”.
Pablo Ramírez: Las chicas trans, sufren otro tipo de discriminación, en cambio nosotros sufrimos pasar desapercibidos porque muchas veces ni siquiera se nos nota que somos trans. Pero también necesitamos otras cosas muy diferentes a lo que demandan en cuestión de salud. Lo vemos cuando vamos a buscar un trabajo, a la facultad, que se suponen que son comunes y nos discriminan cuando se enteran que somos trans. Hay muchos chicos que no se atreven -como no es tan notorio-, no salen a dar la cara y decir cuando los discriminan,
Fui a una entrevista de trabajo, que superé muy bien. Hice la prueba de aptitud física, la pasé, pero me tuve que desvestir y se dieron cuenta que soy un chico trans, ya tenía el cambio de identidad. Me dijeron que avisara en recursos humanos de mi condición, para que supieran “cómo manejarse” conmigo. Dije que era una persona trans y ya habían impreso el contrato para que lo firme cuando empezaron a poner excusas y no me dieron el trabajo. Sólo porque era una persona trans.
GR: Todo acto de discriminación merece ser sancionado, no solamente por la condición sexual. Es necesario tener una ley que sancione los actos de discriminación. Creo que se juzga más qué hacemos con la sexualidad y no nos ven como persona.

 


ARS: La sociedad controladora se está terminando. Creo que en esta era global, digital, hay una ruptura de los centros y los controles. De creerse con derecho a juzgar y controlar al otro.
GR: El colectivo trans es el más vulnerado y no tiene acceso a nada. Esperamos ir cambiando de a poco, hemos avanzado bastante, pero todavía queda mucho por conquistar.

 


—ARS: De alguna manera me siento un poquito mejor de que en nuestra provincia no sea tanto. Pero todavía falta un camino por recorrer en la provincia, en el país y en el mundo.
—GR: Cuando voy a los encuentros nacionales, o a los congresos o por Fundación Huésped, siempre exponemos y saco pecho con mi provincia porque es una de las que menos problemática que tiene.

 


—ARS: Menos no quiere decir que estemos bien.
—GR: Otro de los temas son las viviendas porque la mayoría de las personas trans son solteras y no se pueden inscribir en los planes de vivienda. Todas alquilan.

 


ARS: ¡Cuánto ayudarían!
GR: San Luis no tiene una gran población trans, no es que se tuviera que gastar mucha plata en ayudarlas. Tampoco pueden alquilar porque se las discrimina también, las inmobiliarias no alquilan y las chicas tienen que enviar a otra persona a alquilar el departamento. Tenemos compañeras que tienen problemas de salud. Que tampoco tiene su techo propio, no pueden acceder y viven alquilando. Además, llegan una edad en la que no pueden seguir en el trabajo de la prostitución.

 


ARS: Gracias por la visita y la información.
GR: Agradecemos que nos brinde el espacio.

 


Comentá vos tambien...