eldiariodelarepublica.com
Música clásica en El Patio de la República

Escuchá acá la 90.9
X

Música clásica en El Patio de la República

El Patio de la República fue el escenario donde alumnos y profesores del Sistema de Orquestas de San Luis desplegaron sus instrumentos y dieron un concierto impecable como inicio de sus actividades anuales. Con un salón lleno, comenzó un ciclo de recitales que durará todo el año.
Cerca de las 19:30 del sábado, como estaba pautado, comenzó el concierto que fue dirigido por Fabricio Robasio, un profesor de Córdoba que viajó especialmente para estar al frente de la orquesta.
Fue un concierto a modo didáctico ya que algunos profesores y el director presentaron las obras e informaron acerca de los autores.
La velada significó el debut para la “Camerata Infantil”, una agrupación integrada por doce alumnos de diez a catorce años, quienes superaron diferentes instancias y audiciones para poder ser parte de la orquesta. En su primer concierto, los alumnos ejecutaron con gran disciplina el Concierto en sol mayor “Allá rústica”, de Vivaldi. En el violín, la solista Guadalupe Félix se lució en el escenario.
Robasio, antes de dirigir la primera composición, dio una breve reseña del autor italiano y agregó que “los niños son la semilla para que la cultura crezca y eso es un proyecto a largo plazo”. La “Camerata Infantil” se despidió feliz y con una ovación de pie por parte del numeroso público que asistió.
A continuación, la "Orquesta Sinfónica" de San Luis hizo su presentación. Dieciocho músicos, entre alumnos y profesores, dieron un magnífico concierto donde pudo comprobarse que los músicos de San Luis están camino a la profesionalización.  
La primera obra que ejecutaron fue “Vals triste”, de Jean Sibelius, que el director definió como un gran compositor finlandés. “¿Recuerdan los valses que se bailan en las bodas y cumpleaños de quince? Es similar, pero en este caso es un vals melancólico, triste”, informó Robasio.  
Luego, la Orquesta ejecutó por primera vez el primer movimiento de la Sexta Sinfonía de Beethoven, "Pastoral". Como en cada interludio, el director se refirió al autor. Para el compositor alemán no tuvo más que altos calificativos. 
El director general del Sistema de Orquestas de San Luis, Marcos Arquez, aseguró que lo escuchado en la tarde del sábado son obras muy complejas. "Que los chicos toquen esto a nosotros nos enorgullece mucho”.
De tierras alemanas se transportaron a Argentina, con una versión de cuerdas de “Introducción al Ángel”, de Astor Piazzolla, en otra brillante interpretación. “En la evolución del tango, Piazzolla es lo máximo. Logró fusionar elementos con otras corrientes del jazz y la música clásica y lo desarrolló en sus obras”, comentó Fabricio.
De Argentina fueron a Hungría, pero con algunas escalas. Los acordes siguieron y los violines no quisieron descansar. Interpretaron "Las danzas rumanas", del compositor Béla Bártok, a quien presentaron como “el León Gieco húngaro, porque iba por los pequeños pueblos de Hungría y recopilaba melodías que después estilizaba”.
Los aplausos no cesaron y los alumnos y profesores mantuvieron su temple durante todo el concierto. “Esto es fruto de muchos años, siempre defendemos esto porque es algo que necesita toda sociedad. Queremos demostrar aquí en San Luis grandes ofertas culturales", aseguró Fabricio. 
El director general del Sistema de Orquestas, al cerrar el concierto, manifestó que “en esta primera presentación el balance es muy positivo, la concurrencia de gente fue grandiosa". Y agregó que  la intención es que el público se acostumbre a asistir a los conciertos, como un modo de formación de espectadores de música clásica. 
"Por eso hacemos estos conciertos didácticos. Estamos muy contentos y nos hace muy bien que la convocatoria haya superado las expectativas”, finalizó Arquez.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Música clásica en El Patio de la República

Acordes impecables. La Orquesta Sinfónica, con alumnos y profesores.

El Patio de la República fue el escenario donde alumnos y profesores del Sistema de Orquestas de San Luis desplegaron sus instrumentos y dieron un concierto impecable como inicio de sus actividades anuales. Con un salón lleno, comenzó un ciclo de recitales que durará todo el año.
Cerca de las 19:30 del sábado, como estaba pautado, comenzó el concierto que fue dirigido por Fabricio Robasio, un profesor de Córdoba que viajó especialmente para estar al frente de la orquesta.
Fue un concierto a modo didáctico ya que algunos profesores y el director presentaron las obras e informaron acerca de los autores.
La velada significó el debut para la “Camerata Infantil”, una agrupación integrada por doce alumnos de diez a catorce años, quienes superaron diferentes instancias y audiciones para poder ser parte de la orquesta. En su primer concierto, los alumnos ejecutaron con gran disciplina el Concierto en sol mayor “Allá rústica”, de Vivaldi. En el violín, la solista Guadalupe Félix se lució en el escenario.
Robasio, antes de dirigir la primera composición, dio una breve reseña del autor italiano y agregó que “los niños son la semilla para que la cultura crezca y eso es un proyecto a largo plazo”. La “Camerata Infantil” se despidió feliz y con una ovación de pie por parte del numeroso público que asistió.
A continuación, la "Orquesta Sinfónica" de San Luis hizo su presentación. Dieciocho músicos, entre alumnos y profesores, dieron un magnífico concierto donde pudo comprobarse que los músicos de San Luis están camino a la profesionalización.  
La primera obra que ejecutaron fue “Vals triste”, de Jean Sibelius, que el director definió como un gran compositor finlandés. “¿Recuerdan los valses que se bailan en las bodas y cumpleaños de quince? Es similar, pero en este caso es un vals melancólico, triste”, informó Robasio.  
Luego, la Orquesta ejecutó por primera vez el primer movimiento de la Sexta Sinfonía de Beethoven, "Pastoral". Como en cada interludio, el director se refirió al autor. Para el compositor alemán no tuvo más que altos calificativos. 
El director general del Sistema de Orquestas de San Luis, Marcos Arquez, aseguró que lo escuchado en la tarde del sábado son obras muy complejas. "Que los chicos toquen esto a nosotros nos enorgullece mucho”.
De tierras alemanas se transportaron a Argentina, con una versión de cuerdas de “Introducción al Ángel”, de Astor Piazzolla, en otra brillante interpretación. “En la evolución del tango, Piazzolla es lo máximo. Logró fusionar elementos con otras corrientes del jazz y la música clásica y lo desarrolló en sus obras”, comentó Fabricio.
De Argentina fueron a Hungría, pero con algunas escalas. Los acordes siguieron y los violines no quisieron descansar. Interpretaron "Las danzas rumanas", del compositor Béla Bártok, a quien presentaron como “el León Gieco húngaro, porque iba por los pequeños pueblos de Hungría y recopilaba melodías que después estilizaba”.
Los aplausos no cesaron y los alumnos y profesores mantuvieron su temple durante todo el concierto. “Esto es fruto de muchos años, siempre defendemos esto porque es algo que necesita toda sociedad. Queremos demostrar aquí en San Luis grandes ofertas culturales", aseguró Fabricio. 
El director general del Sistema de Orquestas, al cerrar el concierto, manifestó que “en esta primera presentación el balance es muy positivo, la concurrencia de gente fue grandiosa". Y agregó que  la intención es que el público se acostumbre a asistir a los conciertos, como un modo de formación de espectadores de música clásica. 
"Por eso hacemos estos conciertos didácticos. Estamos muy contentos y nos hace muy bien que la convocatoria haya superado las expectativas”, finalizó Arquez.

Logín