23.7°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

23.7°SAN LUIS - Viernes 18 de Septiembre de 2020

EN VIVO

El tirador de Orlando era habitué del boliche gay donde perpetró la masacre

Por redacción
| 14 de junio de 2016

Su ex esposa, Sitora Yusify, que días atrás dijo que Mateen le pegaba y era homófobo, dijo hoy al diario The New York Post que éste tenía "tendencias homosexuales" y que frecuentaba el club nocturno donde asesinó a 49 personas el sábado pasado, en la peor matanza con armas de fuego de la historia moderna del país.

 


Desde la discoteca, el musulmán Mateen llamó al 911 y se declaró leal al Estado Islámico (EI), aunque día a días surgen nuevos detalles sobre su vida y personalidad que parecen reforzar la afirmación del presidente Barack Obama de que nada indica que el ataque haya sido organizado por grupos extremistas extranjeros.

 


Según informó hoy el diario Orlando Sentinel, de Orlando, por lo menos cuatro clientes de Pulse aseguraron haber visto "varias veces" al autor de los disparos en el local antes de que el domingo realizara la matanza.

 


"A veces iba a un rincón y se sentaba y bebía solo, y otras veces se emborrachaba tanto que era ruidoso y beligerante", dijo al periódico Ty Smith, que vio a Mateen "por lo menos una decena de veces" en el local.

 


"Realmente no hablábamos mucho con él, pero lo recuerdo diciendo cosas sobre su padre, a veces", contó Smith, quien recordó que el autor de la matanza le había dicho que tenía una esposa y un hijo.

 


Kevin West, otro cliente de la discoteca, indicó que Mateen lo contactó por medio de la aplicación de citas Jack'd, popular en la comunidad gay, desde un año antes del ataque y de manera regular, según informó hoy el diario Los Ángeles Times.

 


West agregó que una hora antes del ataque, cuando dejó a un amigo en el local, vio a Mateen en las inmediaciones de la discoteca vistiendo una gorra oscura y con un teléfono negro en la mano.

 


"Caminó justo a mi lado. Le dije 'Hey', él se volvió y dijo 'Hey' y me saludó con su cabeza", recordó West, quien luego confirmó la identidad de Omar Seddique Mateen ante una foto que le mostró el FBI.

 


Cord Cedeno, otro habitué de Pulse, dijo al diario The Washigton Post que ya había visto antes a Mateen adentro del boliche, en el bar y con un trago. “Era abierto con sus fotos en los sitios, era fácil de reconocer", dijo Cedeno, quien reveló que fue contactado por el tirador hace un año por una aplicación de citas.

 


En medio de las declaraciones, la ex esposa de Mateen, con quien estuvo casada en 2009 durante nueve meses, habló junto a su novio Marco Dias con la televisión brasileña SBT Brazil.

 


Sitora Yusify dijo que creía que Mateen tenía "tendencias homosexuales" y que su padre lo había llamado "gay" enfrente de ella. Su novio, que tradujo al portugués, agregó que "el FBI le pidió a la mujer que no contara esto a los medios de Estados Unidos", informó el diario neoyorquino.

 


Mateen se volvió a casar con Noor Salman, una mujer que también lo dejó para volver a su pueblo natal en California junto al pequeño hijo de ambos.

 


Hoy, el nombre de Noor Mateen, de 30 años, dio la vuelta por los medios. La mujer -que está colaborando con la policía- podría ser acusada eventualmente de cargos criminales, si se comprueba que supo con antelación las intenciones de su marido y no lo denunció.

 


Según dijeron varios agentes, Noor intentó convencerlo de no llevar adelante la masacre, reconoció que lo había acompañado a comprar municiones e incluso una vez lo llevó hasta Pulse.

 


En unas declaraciones al canal ABC News, un policía comentó que Noor "pudo haber sabido con antelación sobre el incidente", aunque la mujer dice que "trató de disuadirlo".

 


En un intento por develar rasgos de la personalidad del atacante, varios conocidos describieron a Mateen en los diario locales. "Sufrió bullying brutal" en la infancia dijeron sus ex compañeros de clase; "era una familia de musulmanes moderados", contaron otros; "era serio" decían y otros de "divertido".

 


Pero en conjunto, los relatos hablan de un estadounidense descendiente de afganos que se destacó en una pequeña ciudad del sur de Florida. Intimidado en la escuela, y con cambios laborales constantes, Mateen fue forjando una personalidad compleja y difícil de predecir.

 


Arabia Saudita dijo ayer que el joven visitó dos veces el país para realizar la peregrinación a La Meca, un deber con el que los musulmanes deben cumplir al menos una vez en la vida.

 


Télam.

 


Comentá vos tambien...