eldiariodelarepublica.com
"Buscando a Dory", pero en San Luis

Escuchá acá la 90.9
X

"Buscando a Dory", pero en San Luis


En “Buscando a Dory”, la última película animada de Disney, amigos y villanos persiguen a un pececito azul por mares y peceras hasta devolverlo a su hogar. Curiosamente, una escena antagónica pero similar se dio el martes a la siesta en inmediaciones del San Luis Shoping Center, cuando un hombre mayor persiguió con un arpón a dos criaturas azules que huían despavoridas para ganar la calle. Quien observó bien, notó que en realidad eran dos empleados de la firma Pihuel SA vistiendo su uniforme y escapando de Sergio Scarpatti Schmid, que estaba indignado porque le habían roto una planta en su propiedad. El hecho fue insólito, y al margen de las bromas, motivó la intervención del grupo especial Geotu, de la División Canes, de los bomberos de la Policía, de la División Criminalística y de un grupo de especialistas del Hospital Escuela de Salud Mental. Los repartidores agredidos habían ido hasta la casa de Scarpatti Schmid, ex ministro de Gobierno puntano, a dejarle una garrafa de gas, pero un giro desafortunado del camión Ford 4000 que manejaban, hizo enfurecer al dueño de casa, que los insultó y amenazó con el arpón y con un revólver calibre 38. Y eso no es todo. Los obligó a salir de su propiedad en calle 25 de Mayo sin llevarse el camión, vehículo que los efectivos de la Comisaría 1ª tuvieron que ir a buscar al día siguiente con una orden de allanamiento del juez Penal Nº 1. No detuvieron al dueño de casa, pero sí le secuestraron las armas, le iniciaron una causa por “lesiones, amenazas con arma de fuego, privación ilegítima de la libertad, tenencia ilegal de arma de guerra” y lo enviaron a tratarse con un psicólogo.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"Buscando a Dory", pero en San Luis

Cazador. El arpón secuestrado.

En “Buscando a Dory”, la última película animada de Disney, amigos y villanos persiguen a un pececito azul por mares y peceras hasta devolverlo a su hogar. Curiosamente, una escena antagónica pero similar se dio el martes a la siesta en inmediaciones del San Luis Shoping Center, cuando un hombre mayor persiguió con un arpón a dos criaturas azules que huían despavoridas para ganar la calle. Quien observó bien, notó que en realidad eran dos empleados de la firma Pihuel SA vistiendo su uniforme y escapando de Sergio Scarpatti Schmid, que estaba indignado porque le habían roto una planta en su propiedad. El hecho fue insólito, y al margen de las bromas, motivó la intervención del grupo especial Geotu, de la División Canes, de los bomberos de la Policía, de la División Criminalística y de un grupo de especialistas del Hospital Escuela de Salud Mental. Los repartidores agredidos habían ido hasta la casa de Scarpatti Schmid, ex ministro de Gobierno puntano, a dejarle una garrafa de gas, pero un giro desafortunado del camión Ford 4000 que manejaban, hizo enfurecer al dueño de casa, que los insultó y amenazó con el arpón y con un revólver calibre 38. Y eso no es todo. Los obligó a salir de su propiedad en calle 25 de Mayo sin llevarse el camión, vehículo que los efectivos de la Comisaría 1ª tuvieron que ir a buscar al día siguiente con una orden de allanamiento del juez Penal Nº 1. No detuvieron al dueño de casa, pero sí le secuestraron las armas, le iniciaron una causa por “lesiones, amenazas con arma de fuego, privación ilegítima de la libertad, tenencia ilegal de arma de guerra” y lo enviaron a tratarse con un psicólogo.


Logín