5.3°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

5.3°SAN LUIS - Domingo 20 de Septiembre de 2020

EN VIVO

Un túnel que permite un auto por vez, el único acceso a dos barrios

Por redacción
| 01 de febrero de 2017
Sin otra salida. El paso bajo a nivel no tiene luces y es muy angosto. Por ahí van los peatones.

Las quejas no son tanto de los vecinos, como de la gente que trabaja en el Tibiletti. “El acceso a los barrios es un túnel doble mano sin luz, que tenés que esperar a que pasen del otro lado para no chocar. Es muy peligroso y ya hubo varios accidentes, es hasta discriminatorio”, relató Alejandra Arteaga, una de las médicas del Centro de Salud del barrio. Este paso bajo a nivel es la única vía de comunicación entre los barrios Tibiletti y Virgen de Luján con el resto de la ciudad capital, y no sólo de vehículos sino también de peatones. Está debajo de la avenida Santos Ortiz, la única calle de acceso es Chacho Peñaloza y antes de ingresar al túnel está el barrio Los Vagones. Sobre el margen izquierdo antes del pasadizo hay una pasarela que cruza la avenida Eva Perón para llegar al Walmart y nada más. Si la gente necesita salir de su vecindario debe hacerlo atravesando el túnel.

 


Un auto se detiene despacio, su conductora asoma la cabeza por la ventanilla sólo para asegurarse de que ningún vehículo la sorprenderá de frente al atravesar el túnel. Hace tantos años que los vecinos de los barrios Virgen de Luján y Tibiletti lidian con este riesgo, que ya les parece normal y dicen estar acostumbrados. La desidia es general, los vecinos ya se cansaron de reclamar, y el Municipio dice que no sabía del problema. Enrique Picco, secretario de Obras Públicas e Infraestructura municipal, aseguró que no recibieron reclamos de los vecinos por el paso bajo a  nivel. Igual aclaro: "Tampoco lo fuimos a ver por iniciativa propia. Lo voy a tomar como una tarea extra y vamos a ver qué solución le podemos dar", prometió.

 


Sebastián Cabañez detuvo su moto unos minutos, miró con cautela hacia el interior del paso bajo a nivel. “Ya hubo varios accidentes, sobre todo autos que chocan de frente”, contó. Además dijo que es “un problema de difícil solución, porque hemos pedido que ensanchen el túnel, pero nunca logramos una respuesta. La gente por ahí se cansa y ya no pide más nada”.

 


Para pasar primero los conductores se tienen que hacer notar, una manera es tocando bocina. Dos chicas en motocicleta avanzan con cuidado. "La verdad que no lo vivimos como un problema, ya estamos muy acostumbrados”, dijo con indiferencia Karina Funes, aunque reconoció que "es un peligro. Ya hubo varios accidentes, porque dos autos a la vez no pasan y es doble mano". Pero para ella y la mayoría de los vecinos, lo más peligroso son los colectivos, "sobre todo cuando van caminando los niños de la escuela porque va muy pegado a las paredes del túnel". Es que ese es el ancho aproximado de esta construcción. "Es la única manera de pasar hasta nuestra casa", lamentó.

 


Un conductor alerta a un fotógrafo un poco desprevenido "tené cuidado con la cámara, porque acá te la roban". Antonio Orozco vive en el Virgen de Luján y aseguró que muchas veces los vecinos  "nos quejamos, pero nadie nos da bola. Le pedimos al Gobierno, a la Municipalidad, pero nadie nos escucha, porque para ensanchar esto tienen que cortar toda la ruta, pero mientras, estamos todos encerrados acá".

 


Rosa Velázquez tiene 50 años y vivió siempre en el Tibiletti. "Antes, cuando yo era niña, había pocas casas. Estaba la de mi mamá, la de mi abuela y la de mi tío, y otro señor que tiene la casa grande del fondo y que controla el paso de agua del dique. Recuerdo que cuando tenía 11 años hicieron ese túnel porque pasaba la ruta; eso estaba cerrado, no había comunicación con el otro lado, y mucha gente lo necesitaba porque se movilizaba para otras partes de la ciudad", relató y recordó que hace unos 3 años "iba cruzando en bicicleta y justo pasó un colectivo que me rozó y raspó el costado del cuerpo, me dio mucho miedo".

 


"Si se llega a caer ese puente no podemos pasar más, y encima es un peligro a la noche porque se pusieron bravos los chicos. En el tiempo de nosotros nada que ver, ahora hay cada malandra en el barrio. Llegás de trabajar y te asaltan a la hora que sea, tres o cuatro de la tarde, en el medio del puente te apuntan y te quitan la cartera", contó y aseguró que el colectivo de la línea F que les brinda servicio cruza el túnel sólo hasta las 19 "porque si no los apedrean".

 


Con respecto a esto el presidente de Transpuntano, Mariano Estrada sostuvo que "luego de ese horario no pasamos ni por debajo del túnel". Manifestó que se debe a que "hemos tenido muchas roturas de vidrios de las unidades".

 


Dijo que la empresa envió "un montón de notas al Ministerio de Seguridad, pero nunca tuvimos una solución, no sólo en ese sector, también en otros más". Estrada expresó que hace 3 años más o menos que no recorren el barrio. Y certificó que otro problema es que las calles no tienen un radio de giro como para que transite el colectivo.

 


Comentá vos tambien...