28°SAN LUIS - Lunes 03 de Octubre de 2022

28°SAN LUIS - Lunes 03 de Octubre de 2022

EN VIVO

Posturas para dormir: cómo evitar dolores y contracturas

Por redacción
| 10 de febrero de 2017

Dormir es uno de los grandes placeres y necesidades que tiene el ser humano. Es el momento de descanso después de un día atareado. Pero si no se hace bien, levantarse puede ser una pesadilla. Por eso, es importante elegir una posición para que la columna no se arquee. Un buen colchón y una almohada adaptada a la forma del cuello son los dos elementos fundamentales para tener un sueño reparador.

 


¿De espalda o de costado?

 


La kinesióloga, Emilia González, señaló que la mejor posición para dormir es de costado. “Siempre es mejor del lado izquierdo porque el retorno venoso es mejor. Si estás con dolor, lo mejor es usar una almohada entre las piernas”, mencionó.

 


Ahora, si se duerme boca arriba, es recomendable colocar una almohada por debajo de las rodillas que flexione un poco la cadera para que la zona lumbar apoye bien. El problema de esta posición es que puede producir que la persona comience a roncar.

 


Una mejor posición en la cama puede descansar zonas que tienes en tensión, como algunos músculos o articulaciones.

 


La especialista remarcó que no se debe dormir boca abajo porque así el cuello está torcido todo el tiempo y provocará dolores.

 

Cómo debe ser la almohada

 


Ni muy alta ni muy baja. Así debe ser la almohada porque debe mantener la curvatura de la lordosis cervical normal. “Si estás de costado o boca arriba, debe seguir la continuación de toda la columna. Ni muy flexionada si es alta o muy extendida si es muy baja”, especificó González.

 


Hoy, se fabrican de distintos materiales como espuma de goma, poliéster, con “memoria”, (se amoldan y ajustan a la forma del cuerpo), de látex o gel, lana o algodón y de plumas.

 


La elección del colchón

 


No existe un tipo ideal sino que depende de las preferencias de cada uno. Pero al elegirlo hay que tener en cuenta que sin un suficiente apoyo para la columna vertebral, un mal colchón puede causar fatiga muscular y una mala calidad del sueño. Si es bueno, mantiene la alineación natural de la columna vertebral como cuando se está de pie. Hay algunas reglas generales que los especialistas recomiendan. Existen diferentes tipos de colchones: de muelles, de espuma con memoria, de agua y de aire. El mejor es aquel que ofrece la mayor parte del apoyo y es más cómodo. Por ejemplo, los de espuma con memoria reducen  la ola del movimiento, lo que permite mantenerse quieto. No siempre es cierto que si es más duro es mejor.

 


Un colchón que es demasiado duro no soporta el peso del cuerpo de manera uniforme, sólo tiende a apoyar sobre las partes más pesadas del cuerpo. Uno demasiado suave, no permite mantener la correcta alineación de la columna vertebral. Ninguna opción le permite mantener sus músculos en reposo como debe ser durante la noche para tener una postura correcta.

 


Cómo evitar dolores

 


Ahora, si existen dolores puntuales existen posiciones ideales para tratar de evitar que éstos se agraven:

 


-Dolor de hombros: habrá que evitar dormir del lado del cuerpo que duele. Lo mejor es acostarse de espaldas. Si es de costado, colocar una almohada desde el pecho hasta la cara. -De espalda: colocar una almohada debajo de las rodillas o una toalla enrollada en la parte baja de la espalda para mantener la curva natural. Si se duerme de costado, hay que colocar una almohada entre los muslos para un mejor soporte. Es un buen método para personas con problemas de cadera o rodillas. Una posición fetal puede ayudar con el dolor de espalda baja o con estenosis espinal.

 


-Dificultad para respirar o ronquidos: no dormir de espalda. Duerme de lado o sobre el estómago para evitar la obstrucción de la garganta con la lengua.

 


Comentá vos tambien...