SAN LUIS - Viernes 20 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Viernes 20 de Mayo de 2022

EN VIVO

La interrupción de la ruta 7 en La Picasa complica a San Luis

Por redacción
| 24 de febrero de 2017
Una vista de un campo inundado tomada desde uno de los puentes de la ruta nacional 7. Foto: Internet

La ruta 7 es una de las vías principales de acceso a San Luis, además de tratarse del camino troncal de lo que se conoce como "Ruta del Mercosur", ya que conecta a Brasil y Paraguay con los puertos del Pacífico en Chile. Por eso todo lo que ocurre en su trayecto suele afectar a los puntanos, ya sea porque viajan o por cuestiones productivas, ya que mucho de lo que sale de las fábricas locales transita rumbo a los puertos de Buenos Aires.

 

La ruta 7 ya estuvo cortada siete años en ese mismo lugar. Se reabrió en el año 2007.



Ante lo que está ocurriendo en inmediaciones de la laguna La Picasa, en el corto trayecto que surca sobre Santa Fe que está cortado por la crecida de las aguas sobre el pavimento, es importante conocer cómo se van a desarrollar los acontecimientos en los próximos días. Así, puntanos y transportistas con inversiones en San Luis pueden tomar los recaudos necesarios. Hasta ahora se sabe que al menos durante una semana ese tramo de la ruta 7 seguirá cortado, por lo que hay que hacer un desvío de más de 100 kilómetros por las rutas 33 (de Rufino a Venado Tuerto) y 14 para volver a retomar la 7 en inmediaciones de la localidad santafesina de Diego de Alvear. El temor es que el corte se extienda en el tiempo si es que la calzada queda muy deteriorada por el agua. La experiencia previa es nefasta: la ruta 7 estuvo interrumpida durante siete años antes de que se construyeran puentes.
Hay también consecuencias locales, entre ellas un conflicto latente entre Buenos Aires y Santa Fe por la derivación de las aguas. Numerosas Asociaciones Rurales, adheridas a la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), de los partidos linderos del río Salado están en estado de alerta ante la posibilidad de que Santa Fe canalice el agua sobrante a territorio bonaerense. 
En un comunicado, Carbap manifestó la "enorme preocupación desatada por el gobernador santafesino, Miguel Lifschitz, quien anunció su propósito de construir ilegalmente un nuevo canal de derivación de las aguas de La Picasa hacia la cuenca del río Salado". "Destacamos que el proyecto del gobernador de Santa Fe para la vinculación de La Picasa con la laguna El Chañar, hoy totalmente desbordada, donde tiene sus nacientes en el Salado, revela el grave y pleno desconocimiento de un convenio interprovincial homologado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, como única solución al planteo judicial presentado por la provincia de Buenos Aires", sostuvo el mensaje institucional.
Carbap recordó que "por ese convenio suscripto ante la Corte años atrás, solidariamente Buenos Aires ya recibe aguas de La Picasa, mediante el canal aliviador denominado Canal de Enlace, que vincula a esta laguna con el río Salado, a través de la Cañada de las Horquetas y que tiene como límite de derivación un caudal de 5 metros cúbicos por segundo".
"Si con seriedad el gobernador Lifschitz y los intendentes del sur santafesino quisieran encontrar las causas de la grave situación hídrica de las lagunas La Picasa y El Chañar, deberían buscarlas en el irracional manejo de las aguas excedentes en su propio territorio y en la falta de obras integrales", sostuvo la entidad que agrupa a 114 asociaciones rurales. Por todos estos motivos, "las Sociedades Rurales, adheridas a Carbap, de todos los partidos linderos del río Salado se encuentran en alerta, por un proyecto que elude la verdadera razón de los desbordes de La Picasa y se convierte en una grave amenaza no sólo sobre zonas rurales, sino también sobre varios cascos urbanos situados en las proximidades del río", confirmaron los dirigentes.
La laguna La Picasa, que recibe agua de una cuenca de alrededor de 500.000 hectáreas y que ocupa parte de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires, está hoy "colmada" y en "estado crítico", según lo reveló un estudio realizado por la Universidad del Litoral, publicado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).
La altura de la laguna alcanza una cota de 105 metros, "por lo que presenta un elevado riesgo potencial frente a lluvias normales o superiores al promedio, durante el próximo otoño", dice el informe de la Universidad.

 


Comentá vos tambien...