eldiariodelarepublica.com
Actividades fuera de la escuela: todo un mundo de posibilidades

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Actividades fuera de la escuela: todo un mundo de posibilidades


La oferta es enorme. Hoy los chicos tienen un montón de actividades para hacer después del colegio. Algunas como aprender inglés, ir a danzas clásicas o a jugar al fútbol, continúan siendo las más populares. Pero cada vez aparecen más y la lista es casi interminable. Desde practicar artes marciales, bailar zumba, hacer escultura creativa, o teatro, hasta aprender a hablar en chino o programar un robot, los niños pueden elegir alguna que, en un futuro no tan lejano, pueda determinar la profesión que seguirán en su adultez.


Aunque es sabido que recargar la agenda de un chico puede serle perjudicial, también es cierto que un afición extra escolar puede servirle para desenvolverse mejor y desarrollar alguna de sus capacidades.


En San Luis hay muchísimas actividades que se pueden hacer a un costo muy bajo que incluyen aprender idiomas como francés, portugués, italiano, chino o inglés por sólo $170 por mes en el Instituto de Idiomas perteneciente a la Universidad de La Punta (ULP) o algo inclinado al arte, como tocar un instrumento musical, cantar, pintar y bailar, todas disponibles en la Casa de las Culturas, con precios que van de los $180 a los $350.


Para los pequeños deportistas, la Municipalidad de San Luis ofrece hacer gimnasia aeróbicas, hip hop y zumba, también yoga, karate, judo y esgrima. En el predio municipal del Puente Blanco, hay deportes en equipo como fútbol, voley, hockey y básquet. Todas las disciplinas son gratuitas y basta con que los chicos vayan, conozcan al profesor y empiecen a practicar.


Si lo que quieren es desarrollar el ingenio y la creatividad, en el campus de la ULP hay talleres de robótica totalmente gratuitos para adolescentes de 12 y 18 años. Ellos brindan todos los materiales, y lo único que piden es que vayan con muchas ganas de aprender.


Allí les enseñan programación, mecánica y electrónica, y todos los años participan de competencias provinciales, nacionales, regionales y hasta mundiales. Los chicos viajan con sus profesores a los mundiales de robótica donde intercambian experiencias con gente de su misma edad y aficiones.


Aprender actuación, cómo armar una obra y presentarla es otra de las tareas que pueden hacer después de clases los niños. Este arte los ayuda a desenvolverse y a ser más extrovertidos. Las clases se dictan una vez a la semana y cuestan $500 por mes.


Ya no existen excusas para los que quieran explorar alguna actividad extra escolar. Sólo queda elegir y empezar a trabajar.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Actividades fuera de la escuela: todo un mundo de posibilidades


La oferta es enorme. Hoy los chicos tienen un montón de actividades para hacer después del colegio. Algunas como aprender inglés, ir a danzas clásicas o a jugar al fútbol, continúan siendo las más populares. Pero cada vez aparecen más y la lista es casi interminable. Desde practicar artes marciales, bailar zumba, hacer escultura creativa, o teatro, hasta aprender a hablar en chino o programar un robot, los niños pueden elegir alguna que, en un futuro no tan lejano, pueda determinar la profesión que seguirán en su adultez.


Aunque es sabido que recargar la agenda de un chico puede serle perjudicial, también es cierto que un afición extra escolar puede servirle para desenvolverse mejor y desarrollar alguna de sus capacidades.


En San Luis hay muchísimas actividades que se pueden hacer a un costo muy bajo que incluyen aprender idiomas como francés, portugués, italiano, chino o inglés por sólo $170 por mes en el Instituto de Idiomas perteneciente a la Universidad de La Punta (ULP) o algo inclinado al arte, como tocar un instrumento musical, cantar, pintar y bailar, todas disponibles en la Casa de las Culturas, con precios que van de los $180 a los $350.


Para los pequeños deportistas, la Municipalidad de San Luis ofrece hacer gimnasia aeróbicas, hip hop y zumba, también yoga, karate, judo y esgrima. En el predio municipal del Puente Blanco, hay deportes en equipo como fútbol, voley, hockey y básquet. Todas las disciplinas son gratuitas y basta con que los chicos vayan, conozcan al profesor y empiecen a practicar.


Si lo que quieren es desarrollar el ingenio y la creatividad, en el campus de la ULP hay talleres de robótica totalmente gratuitos para adolescentes de 12 y 18 años. Ellos brindan todos los materiales, y lo único que piden es que vayan con muchas ganas de aprender.


Allí les enseñan programación, mecánica y electrónica, y todos los años participan de competencias provinciales, nacionales, regionales y hasta mundiales. Los chicos viajan con sus profesores a los mundiales de robótica donde intercambian experiencias con gente de su misma edad y aficiones.


Aprender actuación, cómo armar una obra y presentarla es otra de las tareas que pueden hacer después de clases los niños. Este arte los ayuda a desenvolverse y a ser más extrovertidos. Las clases se dictan una vez a la semana y cuestan $500 por mes.


Ya no existen excusas para los que quieran explorar alguna actividad extra escolar. Sólo queda elegir y empezar a trabajar.


Logín