eldiariodelarepublica.com
Los ex combatientes le reclaman a Pami la devolución de prestaciones

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Los ex combatientes le reclaman a Pami la devolución de prestaciones


Los veteranos de Malvinas se reunieron con el director local del Pami, Héctor Urquiza, para pedirle que se  les restituya el fondo “Pami Veterano de Guerra” mediante el cual podían recibir atención médica en cualquiera de  las clínicas de la provincia con todos los profesionales. Daniel Verdoia, secretario de la Agrupación 2 de Abril, contó que “el miércoles hubo una manifestación a nivel nacional de todos los veteranos de guerra en las distintas delegaciones provinciales de Pami por la mala atención que estamos recibiendo por parte de la obra social. Lo que se pidió, y aparentemente hubo un principio de acuerdo con las autoridades nacionales, fue que se volviera al sistema anterior donde podíamos acceder a todas las clínicas y prestadores”. Además solicitaron que “los recursos que actualmente aportan los veteranos vayan al sistema de salud porque de ese total sólo el 25 por ciento volvía en atención y el resto se perdía en el elefante blanco que es para todos los gobiernos la obra social de los jubilados”.


Una comisión de la Agrupación 2 de Abril se reunió con el director local del Pami, “que siempre nos atendió muy bien”, aclaró Verdoia, y firmaron un acta compromiso donde quedó establecido el pedido de ampliación de las prestatarias de salud y de los prestadores, para que cada veterano pueda ser atendido por cualquier médico que elija, como era antes. Según explicó el ex combatiente, “hoy son muchos más los afiliados que los prestadores que puede ofrecernos la obra social, que además siempre están saturados”.  Y también indicó que, “Urquiza ya se había abocado a solucionar este problema y a partir de la movilización nacional él tendrá más fuerza para pedirle a sus autoridades que en San Luis también existe este problema y que le envíen los recursos”. Y recordó que con el Sanatorio Rivadavia, por ejemplo, la deuda que tiene el Pami es desde el año 2000: “Pero Urquiza no cuenta con esos fondos como para pagar esa deuda que además no contrajo la gestión actual”.   


El ex combatiente explicó que los veteranos de Malvinas hacen un aporte mensual de 1.200 pesos que es tres veces mayor al que realiza un jubilado que cobra la mínima, que además aumenta en la  medida que se suma el grupo familiar. Por eso recibían una atención preferencial a través de un sistema especial que se denominaba  Pami Veterano de Guerra. “Esta prestación hace cuatro años que dejó de funcionar y en vez de tener la posibilidad de atendernos en cualquier clínica o especialista, sólo tenemos la atención en el Sanatorio Ramos Mejía, que es la única que atiende por Pami en San Luis”.


Esta situación se reprodujo en todo el país y debido a la pérdida de prestaciones, Verdoia indicó que “en un año, 64 veteranos fallecieron debido a la mala atención médica  que recibieron en sus provincias. Y en el caso particular nuestro, el año pasado falleció un compañero que fue atendido en el hospital público porque la única clínica que tenía por Pami en ese momento estaba desbordada”.


También contó que tienen un problema en la ciudad de Merlo “porque la única clínica privada no los quiere atender porque el dueño se ha encaprichado en que no quiere brindarle su servicio a los veteranos. Es decir que la única solución que tienen es ir al sistema público, que todavía en San Luis funciona bien. Pero es injusto que por el aporte que están haciendo no puedan tener la posibilidad de elegir alguna otra prestación”.


Verdoia reiteró que “en los últimos cuatro años ese fondo especial que se armó con nuestra plata, antes iba a la salud y ahora lo usan para pagar cargos políticos en el Pami y esta es la realidad que hoy nos agobia a todos los afiliados”. A modo de ejemplo citó que “a un prestador de salud de Pami por cada jubilado le pagan 20 pesos, pero por un veterano le dan 60. Por eso es que podíamos elegir nuestros médicos y clínicas y a su vez ellos nos recibían sin problemas. Hoy seguimos aportando esa misma cantidad pero al prestador le pagan 20 como si fuéramos un jubilado que cobra la mínima”.


Y recordó que en San Luis son 100 los veteranos, que sumados a sus grupos familiares aportan aproximadamente unos 400 afiliados al padrón de la obra social nacional.


Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Los ex combatientes le reclaman a Pami la devolución de prestaciones

Fondo especial. Los ex combatientes hacen un aporte que es tres veces mayor al de un jubilado. Foto: Alejandro Lorda.

Los veteranos de Malvinas se reunieron con el director local del Pami, Héctor Urquiza, para pedirle que se  les restituya el fondo “Pami Veterano de Guerra” mediante el cual podían recibir atención médica en cualquiera de  las clínicas de la provincia con todos los profesionales. Daniel Verdoia, secretario de la Agrupación 2 de Abril, contó que “el miércoles hubo una manifestación a nivel nacional de todos los veteranos de guerra en las distintas delegaciones provinciales de Pami por la mala atención que estamos recibiendo por parte de la obra social. Lo que se pidió, y aparentemente hubo un principio de acuerdo con las autoridades nacionales, fue que se volviera al sistema anterior donde podíamos acceder a todas las clínicas y prestadores”. Además solicitaron que “los recursos que actualmente aportan los veteranos vayan al sistema de salud porque de ese total sólo el 25 por ciento volvía en atención y el resto se perdía en el elefante blanco que es para todos los gobiernos la obra social de los jubilados”.


Una comisión de la Agrupación 2 de Abril se reunió con el director local del Pami, “que siempre nos atendió muy bien”, aclaró Verdoia, y firmaron un acta compromiso donde quedó establecido el pedido de ampliación de las prestatarias de salud y de los prestadores, para que cada veterano pueda ser atendido por cualquier médico que elija, como era antes. Según explicó el ex combatiente, “hoy son muchos más los afiliados que los prestadores que puede ofrecernos la obra social, que además siempre están saturados”.  Y también indicó que, “Urquiza ya se había abocado a solucionar este problema y a partir de la movilización nacional él tendrá más fuerza para pedirle a sus autoridades que en San Luis también existe este problema y que le envíen los recursos”. Y recordó que con el Sanatorio Rivadavia, por ejemplo, la deuda que tiene el Pami es desde el año 2000: “Pero Urquiza no cuenta con esos fondos como para pagar esa deuda que además no contrajo la gestión actual”.   


El ex combatiente explicó que los veteranos de Malvinas hacen un aporte mensual de 1.200 pesos que es tres veces mayor al que realiza un jubilado que cobra la mínima, que además aumenta en la  medida que se suma el grupo familiar. Por eso recibían una atención preferencial a través de un sistema especial que se denominaba  Pami Veterano de Guerra. “Esta prestación hace cuatro años que dejó de funcionar y en vez de tener la posibilidad de atendernos en cualquier clínica o especialista, sólo tenemos la atención en el Sanatorio Ramos Mejía, que es la única que atiende por Pami en San Luis”.


Esta situación se reprodujo en todo el país y debido a la pérdida de prestaciones, Verdoia indicó que “en un año, 64 veteranos fallecieron debido a la mala atención médica  que recibieron en sus provincias. Y en el caso particular nuestro, el año pasado falleció un compañero que fue atendido en el hospital público porque la única clínica que tenía por Pami en ese momento estaba desbordada”.


También contó que tienen un problema en la ciudad de Merlo “porque la única clínica privada no los quiere atender porque el dueño se ha encaprichado en que no quiere brindarle su servicio a los veteranos. Es decir que la única solución que tienen es ir al sistema público, que todavía en San Luis funciona bien. Pero es injusto que por el aporte que están haciendo no puedan tener la posibilidad de elegir alguna otra prestación”.


Verdoia reiteró que “en los últimos cuatro años ese fondo especial que se armó con nuestra plata, antes iba a la salud y ahora lo usan para pagar cargos políticos en el Pami y esta es la realidad que hoy nos agobia a todos los afiliados”. A modo de ejemplo citó que “a un prestador de salud de Pami por cada jubilado le pagan 20 pesos, pero por un veterano le dan 60. Por eso es que podíamos elegir nuestros médicos y clínicas y a su vez ellos nos recibían sin problemas. Hoy seguimos aportando esa misma cantidad pero al prestador le pagan 20 como si fuéramos un jubilado que cobra la mínima”.


Y recordó que en San Luis son 100 los veteranos, que sumados a sus grupos familiares aportan aproximadamente unos 400 afiliados al padrón de la obra social nacional.


Logín