eldiariodelarepublica.com
La tortuga gigante que se fugó de un zoológico en Japón estaba a 140 metros

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

La tortuga gigante que se fugó de un zoológico en Japón estaba a 140 metros

Abuh, una hembra de 35 años, estuvo perdida durante dos semanas. Aprovechó un paseo en el parque para escapar a paso lento.

Una tortuga gigante que se había escapado de un zoológico japonés hace dos semanas fue hallada sana y salva a sólo 140 metros del centro.

Abuh, una hembra de 35 años y de un metro de largo, desapareció del parque de animales de Shibukawa, en la prefectura de Okayama, a inicios de agosto. Se fugó después de que la autorizaran a pasearse en libertad durante las horas de apertura.

Las autoridades del parque, incapaces de encontrar a la tortuga, habían ofrecido una recompensa de 500.000 yenes (unos 3.800 euros, 4.516 dólares) a quien contribuyera al regreso de Abuh. La estrategia surtió efecto, el zoo fue notificado de la presencia de la tortuga cerca del lugar.

 "Nos alivió mucho que volviera a estar bajo seguridad, porque es muy querida por los niños", declaró Yoshimi Yamane, miembro del personal. "Vamos a intentar tomar nuevas medidas para que esto no se repita", añadió sin dar más detalles.

Fue la segunda vez en un mes que Abuh desapareció. Su regreso copó los titulares de los noticieros.

   AFP-NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La tortuga gigante que se fugó de un zoológico en Japón estaba a 140 metros

Abuh, una hembra de 35 años, estuvo perdida durante dos semanas. Aprovechó un paseo en el parque para escapar a paso lento.

Abuh desapareció dos veces en un mes. Foto: Shibukawa. 

Una tortuga gigante que se había escapado de un zoológico japonés hace dos semanas fue hallada sana y salva a sólo 140 metros del centro.

Abuh, una hembra de 35 años y de un metro de largo, desapareció del parque de animales de Shibukawa, en la prefectura de Okayama, a inicios de agosto. Se fugó después de que la autorizaran a pasearse en libertad durante las horas de apertura.

Las autoridades del parque, incapaces de encontrar a la tortuga, habían ofrecido una recompensa de 500.000 yenes (unos 3.800 euros, 4.516 dólares) a quien contribuyera al regreso de Abuh. La estrategia surtió efecto, el zoo fue notificado de la presencia de la tortuga cerca del lugar.

 "Nos alivió mucho que volviera a estar bajo seguridad, porque es muy querida por los niños", declaró Yoshimi Yamane, miembro del personal. "Vamos a intentar tomar nuevas medidas para que esto no se repita", añadió sin dar más detalles.

Fue la segunda vez en un mes que Abuh desapareció. Su regreso copó los titulares de los noticieros.

   AFP-NA

Logín