eldiariodelarepublica.com
En Mendoza, quieren dar diez días de carcel a quienes agredan a docentes

Escuchá acá la 90.9
X

En Mendoza, quieren dar diez días de carcel a quienes agredan a docentes

Es un proyecto de ley que será presentado la semana próxima en la legislatura de la provincia, que buscará además crear la figura de “defensor del docente”. 

Un proyecto que promueve la pena de hasta hasta diez días de prisión para quienes ataquen a educadores será presentado la semana próxima en la Legislatura de la provincia de Mendoza, en donde también se busca crear la figura del defensor del docente.

 El proyecto está siendo elaborado por los asesores legales de la Dirección General de Escuelas (DGE) y será presentado por el Poder Ejecutivo provincial, según contó el gobernador mendocino Alfredo Cornejo ante la prensa local. 

 Ante los medios, Cornejo explicó este viernes que la idea es que los docentes cuenten con un abogado gratis y a disposición en el momento en el que sean víctimas de alguna situación violenta por parte de padres o alumnos.

 La elaboración del proyecto habría surgido luego que se conociera la noticia que una docente de la escuela Rawson de la localidad de Godoy Cruz fue golpeada por el padre de una alumna.

 "El problema existe y si bien no tiene niveles alarmantes, sí tiene niveles prevenibles. Para que sea prevenible debe haber sanciones y, antes, denuncias", explicó el mandatario provincial.

 En ese sentido, Cornejo agregó: "Los docentes contarán con un abogado gratuito de la DGE, que los asista en la denuncia, aplicando el Código Penal. Esta defensoría se hace con el mismo personal, no se crean cargos. Es como hicimos con el defensor del policía. Funcionará en la propia oficina jurídica, donde se destinarán tres personas a asistir a los docentes".

 La propuesta busca reglamentar la creación del defensor del docente; el agravamiento de las sanciones correccionales para ofensas a docentes y un nuevo sistema de denuncias en las escuelas; y el artículo 43 del Código de Faltas será modificado, ya que hasta ahora prevé multas o arrestos por mofarse o agredir a un funcionario público.

Los casos se multiplican

Esta semana, un caso de violencia escolar se conoció en la provincia de Buenos Aires en el que una maestra de tercer grado fue golpeada por la madre de un alumno, delante del chico, en una escuela de la localidad de Garín, donde a raíz del episodio suspendieron las clases.

En la provincia de Buenos Aires rige una ley en la que padres, familiares o personas cercanas a los estudiantes que ataquen de forma verbal o física a los docentes o al personal no docente, serán castigados con arresto o multas que van desde los 6 mil a 15 mil pesos, dependiendo de la gravedad de los hechos. La medida rige desde el mes de febrero último, luego que el año pasado fuera ratificada a través de la Ley 14.898 en la última sesión de la Cámara de Diputados.

Las sanciones se agravan el doble cuando los ataques se cometen en presencia de alumnos, y aplica también a aquel que "insulte o provoque escándalo, ejerza actos de violencia física, le arroje elementos de cualquier naturaleza, ingrese sin autorización a un establecimiento educativo y no se retire a requerimiento del personal, o perturbe de cualquier manera el ejercicio de la función educativa".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

En Mendoza, quieren dar diez días de carcel a quienes agredan a docentes

Es un proyecto de ley que será presentado la semana próxima en la legislatura de la provincia, que buscará además crear la figura de “defensor del docente”. 

Un caso que repercutió en el país fue el de un padre que agredió a un preceptor en Villa Mercedes, en mayo del año pasado. Foto: El Diario. 

Un proyecto que promueve la pena de hasta hasta diez días de prisión para quienes ataquen a educadores será presentado la semana próxima en la Legislatura de la provincia de Mendoza, en donde también se busca crear la figura del defensor del docente.

 El proyecto está siendo elaborado por los asesores legales de la Dirección General de Escuelas (DGE) y será presentado por el Poder Ejecutivo provincial, según contó el gobernador mendocino Alfredo Cornejo ante la prensa local. 

 Ante los medios, Cornejo explicó este viernes que la idea es que los docentes cuenten con un abogado gratis y a disposición en el momento en el que sean víctimas de alguna situación violenta por parte de padres o alumnos.

 La elaboración del proyecto habría surgido luego que se conociera la noticia que una docente de la escuela Rawson de la localidad de Godoy Cruz fue golpeada por el padre de una alumna.

 "El problema existe y si bien no tiene niveles alarmantes, sí tiene niveles prevenibles. Para que sea prevenible debe haber sanciones y, antes, denuncias", explicó el mandatario provincial.

 En ese sentido, Cornejo agregó: "Los docentes contarán con un abogado gratuito de la DGE, que los asista en la denuncia, aplicando el Código Penal. Esta defensoría se hace con el mismo personal, no se crean cargos. Es como hicimos con el defensor del policía. Funcionará en la propia oficina jurídica, donde se destinarán tres personas a asistir a los docentes".

 La propuesta busca reglamentar la creación del defensor del docente; el agravamiento de las sanciones correccionales para ofensas a docentes y un nuevo sistema de denuncias en las escuelas; y el artículo 43 del Código de Faltas será modificado, ya que hasta ahora prevé multas o arrestos por mofarse o agredir a un funcionario público.

Los casos se multiplican

Esta semana, un caso de violencia escolar se conoció en la provincia de Buenos Aires en el que una maestra de tercer grado fue golpeada por la madre de un alumno, delante del chico, en una escuela de la localidad de Garín, donde a raíz del episodio suspendieron las clases.

En la provincia de Buenos Aires rige una ley en la que padres, familiares o personas cercanas a los estudiantes que ataquen de forma verbal o física a los docentes o al personal no docente, serán castigados con arresto o multas que van desde los 6 mil a 15 mil pesos, dependiendo de la gravedad de los hechos. La medida rige desde el mes de febrero último, luego que el año pasado fuera ratificada a través de la Ley 14.898 en la última sesión de la Cámara de Diputados.

Las sanciones se agravan el doble cuando los ataques se cometen en presencia de alumnos, y aplica también a aquel que "insulte o provoque escándalo, ejerza actos de violencia física, le arroje elementos de cualquier naturaleza, ingrese sin autorización a un establecimiento educativo y no se retire a requerimiento del personal, o perturbe de cualquier manera el ejercicio de la función educativa".

Logín