eldiariodelarepublica.com
El Hospital ya realizó más de 1.300 análisis para detectar problemas de deglución

Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

El Hospital ya realizó más de 1.300 análisis para detectar problemas de deglución

El Ministerio de Salud cuenta con un moderno aparato para que los pacientes que tienen inconvenientes para ingerir alimentos o líquidos puedan arribar a un diagnóstico más preciso.

Mirrta Liliana Chávez  tiene 51 años, es diabética crónica y padece de tiroides. El año pasado tuvo un ACV (Accidente Cardiovascular). "Comencé a ahogarme con alimentos pequeños como arroz, migas de pan y hasta con el agua" contó. Por ello tuvo que realizarse un estudio complejo. Ella y otros pacientes que tienen problemas para deglutir los alimentos de manera correcta pueden hacerse los exámenes de manera más precisa y ágil. Desde el 2012 el Hospital San Luis cuenta con un sistema que permite poder ver por un monitor el funcionamiento de la faringe, esófago y estómago. El policlínico es el único lugar en la provincia donde se puede realizar este análisis. Hasta el momento llevan hechos más de 1.300 estudios. Hace unos meses el Ministerio de Salud adquirió un aparato de alta tecnología para que los sanluiseños puedan tener un mejor diagnóstico.

Mirta se sorprendió con el llamado del policlínico ya que le dijeron que el jueves a las 12 tenía que estar ahí. "No me lo esperaba porque  el turno  me lo habían dado para fines de este mes", comentó la mujer que estaba visiblemente nerviosa. Pasadas las doce del mediodía la sala principal del hospital estaba llena. A un costado se podían ver enfermeros que iban y venían, mientras que los pacientes estaban a la espera de ser atendidos. Otros simplemente acompañaban a algún familiar o amigo.

En la sala de rayos estaban la jefa de Servicio Fonoaudiológico Alejandra Vélez y la fonoaudióloga Gabriela Vilela, quienes en ese momento le dijeron que el estudio era sencillo y que no había nada que temer. "Lo único que le pedimos a la paciente es que hiciera ayuno la noche anterior y que trajera yogur, alguna galletita que le guste comer y agua para poder realizar de manera correspondiente el chequeo", comentaron.

Mientras preparaban a Mirta para poder hacer el examen, Vélez  expresó que desde el 2012 practican videodeglución. "Éste es un procedimiento de rayos X en el cual el adulto o el niño deben ingerir una sustancia que contrasta para evaluar si la deglución es segura y eficiente", manifestó la especialista y también agregó que "los pacientes son estudiados mientas comen varios tipos de consistencias y texturas, para poder determinar si existe mayor dificultad al tragar sólido que líquidos".

Antes de poner en marcha el aparato, los especialistas deben colocarse chalecos de color azul para evitar la radiación. Del otro lado de una ventana hay un médico que es el encargado de chequear en un monitor que los movimientos del paciente sean los correctos.

Los síntomas principales que indican problemas de deglución son: toser o ahogarse al tragar; carraspera después de beber o tragar; molestia en el pecho durante o después de tragar; y pérdida de peso. Las patologías del sistema nervioso, problemas de esófago, tumores y traumatismos pueden ser alguna de las causas  que explican la aparición de la patología.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Hospital ya realizó más de 1.300 análisis para detectar problemas de deglución

El Ministerio de Salud cuenta con un moderno aparato para que los pacientes que tienen inconvenientes para ingerir alimentos o líquidos puedan arribar a un diagnóstico más preciso.

Toda la tecnología. Las fonoaudiólogas le indican a la paciente  donde se tiene que parar en la máquina para  empezar el examen.

Mirrta Liliana Chávez  tiene 51 años, es diabética crónica y padece de tiroides. El año pasado tuvo un ACV (Accidente Cardiovascular). "Comencé a ahogarme con alimentos pequeños como arroz, migas de pan y hasta con el agua" contó. Por ello tuvo que realizarse un estudio complejo. Ella y otros pacientes que tienen problemas para deglutir los alimentos de manera correcta pueden hacerse los exámenes de manera más precisa y ágil. Desde el 2012 el Hospital San Luis cuenta con un sistema que permite poder ver por un monitor el funcionamiento de la faringe, esófago y estómago. El policlínico es el único lugar en la provincia donde se puede realizar este análisis. Hasta el momento llevan hechos más de 1.300 estudios. Hace unos meses el Ministerio de Salud adquirió un aparato de alta tecnología para que los sanluiseños puedan tener un mejor diagnóstico.

Mirta se sorprendió con el llamado del policlínico ya que le dijeron que el jueves a las 12 tenía que estar ahí. "No me lo esperaba porque  el turno  me lo habían dado para fines de este mes", comentó la mujer que estaba visiblemente nerviosa. Pasadas las doce del mediodía la sala principal del hospital estaba llena. A un costado se podían ver enfermeros que iban y venían, mientras que los pacientes estaban a la espera de ser atendidos. Otros simplemente acompañaban a algún familiar o amigo.

En la sala de rayos estaban la jefa de Servicio Fonoaudiológico Alejandra Vélez y la fonoaudióloga Gabriela Vilela, quienes en ese momento le dijeron que el estudio era sencillo y que no había nada que temer. "Lo único que le pedimos a la paciente es que hiciera ayuno la noche anterior y que trajera yogur, alguna galletita que le guste comer y agua para poder realizar de manera correspondiente el chequeo", comentaron.

Mientras preparaban a Mirta para poder hacer el examen, Vélez  expresó que desde el 2012 practican videodeglución. "Éste es un procedimiento de rayos X en el cual el adulto o el niño deben ingerir una sustancia que contrasta para evaluar si la deglución es segura y eficiente", manifestó la especialista y también agregó que "los pacientes son estudiados mientas comen varios tipos de consistencias y texturas, para poder determinar si existe mayor dificultad al tragar sólido que líquidos".

Antes de poner en marcha el aparato, los especialistas deben colocarse chalecos de color azul para evitar la radiación. Del otro lado de una ventana hay un médico que es el encargado de chequear en un monitor que los movimientos del paciente sean los correctos.

Los síntomas principales que indican problemas de deglución son: toser o ahogarse al tragar; carraspera después de beber o tragar; molestia en el pecho durante o después de tragar; y pérdida de peso. Las patologías del sistema nervioso, problemas de esófago, tumores y traumatismos pueden ser alguna de las causas  que explican la aparición de la patología.

Logín