eldiariodelarepublica.com
Davos: Malala desafía a Trump por el trato a las mujeres y la igualdad de género

Escuchá acá la 90.9
X

Davos: Malala desafía a Trump por el trato a las mujeres y la igualdad de género

También se refirió a las campañas por los derechos de las mujeres como #timesup o #Metoo que surgieron en Estados Unidos para denunciar las situaciones de acoso, pero que tomaron estado global. 

La premio Nobel de la Paz paquistaní Malala Yousafzai, activista por los derechos de las mujeres y su empoderamiento, estuvo este jueves en el Foro Económico de Davos, donde desafió, sin decir su nombre directamente, al presidente estadounidense, Donald Trump, por su posición sobre las mujeres y la igualdad de género.

Malala, invitada al foro económico en la ciudad suiza, habló horas antes del arribo de Trump y respondió una pregunta específica sobre qué mensaje le daría al jefe de la Casa Blanca.

"Estoy desilusionada al ver que personas que se hallan en posiciones elevadas hablan de las mujeres en términos de desigualdad y no las aceptan como iguales a los hombres", dijo Malala, de 20 años y la persona más joven en recibir el Nobel de la Paz. 

"No puedo cambiar a una persona, solo puedo dar consejos. Quiero que las mujeres se pongan de pie y hablen", respondió.

Malala también se refirió a las campañas actuales por los derechos de las mujeres como #timesup o #Metoo que surgieron en Estados Unidos para denunciar las situaciones de acoso, pero que tomaron estado global. 

"Se está formando un movimiento, y las mujeres se están dando cuenta de que sus voces son tan importantes para el cambio que quieren ver. No vamos a pedirles a los hombres que cambien el mundo, vamos a hacerlo nosotras mismas", reflexionó. 

Y remarcó que la educación de los hombres jóvenes sobre los derechos de las mujeres es "un paso crucial" para terminar con la desigualdad de género.

"Cuando hablamos de feminismo y derechos de las mujeres, en realidad nos dirigimos a los hombres", remarcó Malala.

"Los hombres tienen un gran papel que jugar. Tenemos que enseñarles a los niños a ser hombres. Para ser un hombre debes reconocer que todas las mujeres y todos los que te rodean tienen los mismos derechos y que eres parte del movimiento por la igualdad", explicó.

En la sesión de Davos, la joven aclaró qué significa ser feminista, un tema que generó confusiones semánticas en los últimos días. 

"Miré más a fondo y me di cuenta de que el feminismo es solo otra palabra para la igualdad, y nadie debería oponerse a la igualdad... Cuando hablas de los derechos de las mujeres, te vuelves feminista, lo aceptes o no", indicó.

Hace cinco años, en Pakistán, milicianos talibanes le dispararon en la cabeza por haber desafiado su prohibición de ir a la escuela y por su lucha por el derecho a la educación de las mujeres, algo que le valió el Nobel en 2014, a los 17 años.

Desde entonces, se convirtió en la persona más joven en recibir este galardón, escribió dos libros y obtuvo un lugar para estudiar en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido. 

"Los gobiernos y las empresas deben dar prioridad a la educación de las niñas porque no solo ayudará a las niñas y sus comunidades, sino que también contribuirá al avance de la economía y los beneficios son ilimitados", cerró su mensaje en Davos.

Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Davos: Malala desafía a Trump por el trato a las mujeres y la igualdad de género

También se refirió a las campañas por los derechos de las mujeres como #timesup o #Metoo que surgieron en Estados Unidos para denunciar las situaciones de acoso, pero que tomaron estado global. 

Foto: Internet

La premio Nobel de la Paz paquistaní Malala Yousafzai, activista por los derechos de las mujeres y su empoderamiento, estuvo este jueves en el Foro Económico de Davos, donde desafió, sin decir su nombre directamente, al presidente estadounidense, Donald Trump, por su posición sobre las mujeres y la igualdad de género.

Malala, invitada al foro económico en la ciudad suiza, habló horas antes del arribo de Trump y respondió una pregunta específica sobre qué mensaje le daría al jefe de la Casa Blanca.

"Estoy desilusionada al ver que personas que se hallan en posiciones elevadas hablan de las mujeres en términos de desigualdad y no las aceptan como iguales a los hombres", dijo Malala, de 20 años y la persona más joven en recibir el Nobel de la Paz. 

"No puedo cambiar a una persona, solo puedo dar consejos. Quiero que las mujeres se pongan de pie y hablen", respondió.

Malala también se refirió a las campañas actuales por los derechos de las mujeres como #timesup o #Metoo que surgieron en Estados Unidos para denunciar las situaciones de acoso, pero que tomaron estado global. 

"Se está formando un movimiento, y las mujeres se están dando cuenta de que sus voces son tan importantes para el cambio que quieren ver. No vamos a pedirles a los hombres que cambien el mundo, vamos a hacerlo nosotras mismas", reflexionó. 

Y remarcó que la educación de los hombres jóvenes sobre los derechos de las mujeres es "un paso crucial" para terminar con la desigualdad de género.

"Cuando hablamos de feminismo y derechos de las mujeres, en realidad nos dirigimos a los hombres", remarcó Malala.

"Los hombres tienen un gran papel que jugar. Tenemos que enseñarles a los niños a ser hombres. Para ser un hombre debes reconocer que todas las mujeres y todos los que te rodean tienen los mismos derechos y que eres parte del movimiento por la igualdad", explicó.

En la sesión de Davos, la joven aclaró qué significa ser feminista, un tema que generó confusiones semánticas en los últimos días. 

"Miré más a fondo y me di cuenta de que el feminismo es solo otra palabra para la igualdad, y nadie debería oponerse a la igualdad... Cuando hablas de los derechos de las mujeres, te vuelves feminista, lo aceptes o no", indicó.

Hace cinco años, en Pakistán, milicianos talibanes le dispararon en la cabeza por haber desafiado su prohibición de ir a la escuela y por su lucha por el derecho a la educación de las mujeres, algo que le valió el Nobel en 2014, a los 17 años.

Desde entonces, se convirtió en la persona más joven en recibir este galardón, escribió dos libros y obtuvo un lugar para estudiar en la Universidad de Oxford, en el Reino Unido. 

"Los gobiernos y las empresas deben dar prioridad a la educación de las niñas porque no solo ayudará a las niñas y sus comunidades, sino que también contribuirá al avance de la economía y los beneficios son ilimitados", cerró su mensaje en Davos.

Télam

Logín