eldiariodelarepublica.com
Elena Highton de Nolasco cerró un encuentro de jueces de paz y faltas

Escuchá acá la 90.9
X

Elena Highton de Nolasco cerró un encuentro de jueces de paz y faltas

foto
video

En su llegada exclusiva para las jornadas, la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación evitó hablar sobre los conflictos y polémicas que rodean al máximo tribunal.

La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, visitó la provincia para el cierre del IV Encuentro Nacional de Jueces de Paz y II Jornadas Internacionales de Jueces de Faltas que se realizó en el Palacio de Justicia de la ciudad de San Luis y que contó con la participación de unos 300 magistrados de todos el país, como también de Paraguay. Durante dos días, debatieron sobre sus funciones y para establecer un estándar de trabajo, por ser el "primer eslabón de la Justicia", según el eslogan de la reunión.
"Tenemos que dar un menú amplio de acceso a la justicia en todos los niveles, esto se está entendiendo más en el país y se está haciendo en todas las provincias", dijo Highton de Nolasco, quien diferenció entre los medios tradicionales y los alternativos para asegurar la justicia, a través de "otras formas distintas a las sentencias".
Pese a que aseguró que la vida institucional del organismo que representa, como así también el sistema en su conjunto, están regidos por los valores democráticos, la magistrada evitó —de manera explícita— referirse a los conflictos y polémicas que rodean al máximo tribunal del país, desatadas por el roce entre el presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, y su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.
"Los jueces de Paz son el eslabón entre la justicia formal e informal. Ustedes tienen que aplicar, cada vez más, temas más complejos como lo es también la sociedad y debemos resolver lo que no saben o no pueden los otros poderes del Estado. Cuando hay una necesidad, no podemos mirar para otro lado", sostuvo la magistrada, en referencia a la utilización de métodos "alternativos" como son la mediación; casas de justicia; oficinas de violencia doméstica y de la mujer; entre otras, que conforman "la línea de acción de los jueces de Paz y Faltas", sostuvo.
Además, durante una conferencia en la que Highton de Nolasco solo se limitó a hablar sobre el encuentro y su culminación, dijo que las jornadas fueron muy exitosas debido, principalmente, a la participación de magistrados de casi todas las provincias del país, "con la ausencia de una o dos nada más", como también por los temas novedosos y de actualidad de las ponencias, que permiten el debate y la discusión —según indicó— para afrontar nuevos problemas.
"El desafío es poder solucionar enseguida los problemas que tienen los ciudadanos de los pueblos más alejados que, generalmente por su falta de recursos, no tienen la posibilidad de ir a la gran ciudad para litigar, entonces, la idea es acercarle una solución", afirmó.

Nueva Federación Argentina
La congregación de profesionales de la Justicia que tuvo como sede la provincia, también sirvió como ámbito de creación de la Federación Argentina de Jueces de Paz. La firma del acuerdo fue en la réplica del Cabildo, en La Punta.
El acta inaugural tiene como misión constituir una comisión promotora del nuevo organismo, integrado por Isabel Strizik (Chaco) en el cargo de pesidente y Leandro Guanziroli como vicepresidente (San Luis). 
El trabajo del comité será dar los primeros pasos para promover la creación de asociaciones de jueces de Paz en cada provincia, confeccionar el estatuto de la futura federación y convocar a una asamblea en un plazo no mayor de un año para la elección de autoridades.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Elena Highton de Nolasco cerró un encuentro de jueces de paz y faltas

En su llegada exclusiva para las jornadas, la vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación evitó hablar sobre los conflictos y polémicas que rodean al máximo tribunal.

Fotos: Nicolás Varvara. Video: Alejandro Lorda

La vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco, visitó la provincia para el cierre del IV Encuentro Nacional de Jueces de Paz y II Jornadas Internacionales de Jueces de Faltas que se realizó en el Palacio de Justicia de la ciudad de San Luis y que contó con la participación de unos 300 magistrados de todos el país, como también de Paraguay. Durante dos días, debatieron sobre sus funciones y para establecer un estándar de trabajo, por ser el "primer eslabón de la Justicia", según el eslogan de la reunión.
"Tenemos que dar un menú amplio de acceso a la justicia en todos los niveles, esto se está entendiendo más en el país y se está haciendo en todas las provincias", dijo Highton de Nolasco, quien diferenció entre los medios tradicionales y los alternativos para asegurar la justicia, a través de "otras formas distintas a las sentencias".
Pese a que aseguró que la vida institucional del organismo que representa, como así también el sistema en su conjunto, están regidos por los valores democráticos, la magistrada evitó —de manera explícita— referirse a los conflictos y polémicas que rodean al máximo tribunal del país, desatadas por el roce entre el presidente del cuerpo, Carlos Rosenkrantz, y su antecesor en el cargo, Ricardo Lorenzetti.
"Los jueces de Paz son el eslabón entre la justicia formal e informal. Ustedes tienen que aplicar, cada vez más, temas más complejos como lo es también la sociedad y debemos resolver lo que no saben o no pueden los otros poderes del Estado. Cuando hay una necesidad, no podemos mirar para otro lado", sostuvo la magistrada, en referencia a la utilización de métodos "alternativos" como son la mediación; casas de justicia; oficinas de violencia doméstica y de la mujer; entre otras, que conforman "la línea de acción de los jueces de Paz y Faltas", sostuvo.
Además, durante una conferencia en la que Highton de Nolasco solo se limitó a hablar sobre el encuentro y su culminación, dijo que las jornadas fueron muy exitosas debido, principalmente, a la participación de magistrados de casi todas las provincias del país, "con la ausencia de una o dos nada más", como también por los temas novedosos y de actualidad de las ponencias, que permiten el debate y la discusión —según indicó— para afrontar nuevos problemas.
"El desafío es poder solucionar enseguida los problemas que tienen los ciudadanos de los pueblos más alejados que, generalmente por su falta de recursos, no tienen la posibilidad de ir a la gran ciudad para litigar, entonces, la idea es acercarle una solución", afirmó.

Nueva Federación Argentina
La congregación de profesionales de la Justicia que tuvo como sede la provincia, también sirvió como ámbito de creación de la Federación Argentina de Jueces de Paz. La firma del acuerdo fue en la réplica del Cabildo, en La Punta.
El acta inaugural tiene como misión constituir una comisión promotora del nuevo organismo, integrado por Isabel Strizik (Chaco) en el cargo de pesidente y Leandro Guanziroli como vicepresidente (San Luis). 
El trabajo del comité será dar los primeros pasos para promover la creación de asociaciones de jueces de Paz en cada provincia, confeccionar el estatuto de la futura federación y convocar a una asamblea en un plazo no mayor de un año para la elección de autoridades.

Logín