eldiariodelarepublica.com
Corrección o destrucción

Escuchá acá la 90.9
X

Corrección o destrucción

No son tiempos fáciles para el comercio internacional. La “guerra” entre Estados Unidos y China, las dos principales superpotencias del planeta, amenaza el crecimiento económico en todo el mundo; y los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron sobre “nuevas vulnerabilidades” en el sistema global.

La advertencia alcanzó connotaciones políticas, luego que la directora del FMI, Christine Lagarde, indicara a los líderes mundiales que deben corregir el sistema de comercio global que ya existe —en lugar de intentar destruirlo— en un reproche a los nacionalistas que buscan refugio en el proteccionismo y lo promueven.

“Tenemos que trabajar juntos para cambiar las escalas y resolver las diferencias comerciales actuales”, dijo en una conferencia en la isla indonesia de Bali, donde el FMI y el Banco Mundial realizan su reunión anual. “Debemos unir esfuerzos para corregir el sistema comercial mundial, no destruirlo”, agregó.

Unos 32.000 miembros de la élite financiera mundial se congregaron en la turística isla para asistir a debates que estuvieron empañados por la política comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fiel a su lema “America First” (Estados Unidos Primero).

Trump amenazó con nuevos aranceles a bienes provenientes de distintas partes del mundo, en particular de China, pero también de aliados tradicionales como la Unión Europea.

El aumento de las tasas de interés en Estados Unidos también ayudó a que las monedas de los mercados emergentes se devalúen, por la presión que supone para los países —que pidieron grandes préstamos en dólares— pagar su deuda.

El último informe del FMI sobre la estabilidad financiera mundial indicó que el crecimiento podría estar en riesgo si los mercados emergentes se deterioran aún más o aumentan las tensiones comerciales. “Surgieron nuevas vulnerabilidades y la adaptación del sistema financiero mundial aún no se puso a prueba”, dice el Informe de Estabilidad Financiera Global.

Los actores del mercado parecen “complacientes” sobre los riesgos potenciales de un “endurecimiento repentino de las condiciones”, como, por ejemplo, el aumento de las tasas de interés o la disminución del acceso al capital.

Más aranceles y sus contramedidas “podrían llevar a un endurecimiento más amplio de las condiciones financieras, con implicaciones negativas para la economía mundial y la estabilidad financiera”, advirtió el Fondo.

Lagarde, sin embargo, dijo que no se sentía demasiado pesimista sobre las condiciones globales. “Es tentador deprimirse un poco con esta perspectiva, pero en realidad tengo esperanzas porque hay un claro apetito por mejorar y expandir el comercio”, dijo.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Angel Gurría, subrayó que las tensiones comerciales ya tenían sus repercusiones económicas.

“Este año, el crecimiento no parece tan bueno” como el año pasado y “la diferencia es el comercio, las tensiones, el proteccionismo y las medidas de represalia”, enumeró. Después de un período de recuperación, “empezamos a hacer estas cosas y nos desaceleramos”, lamentó.

El destacado académico estadounidense Jeffrey Sachs fue menos diplomático en su evaluación sobre el estado de las relaciones comerciales estadounidenses bajo el gobierno de Trump, criticando las repetidas afirmaciones del presidente sobre los perjuicios para su país de los déficits con China y otros países.

Calificó de “terrible idea” intentar detener el crecimiento de China. “Todas las acusaciones contra China son extremadamente exageradas”, afirmó.

No es un camino que admita demasiadas bifurcaciones: corrección o destrucción son conceptos que entienden todos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Corrección o destrucción

No son tiempos fáciles para el comercio internacional. La “guerra” entre Estados Unidos y China, las dos principales superpotencias del planeta, amenaza el crecimiento económico en todo el mundo; y los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtieron sobre “nuevas vulnerabilidades” en el sistema global.

La advertencia alcanzó connotaciones políticas, luego que la directora del FMI, Christine Lagarde, indicara a los líderes mundiales que deben corregir el sistema de comercio global que ya existe —en lugar de intentar destruirlo— en un reproche a los nacionalistas que buscan refugio en el proteccionismo y lo promueven.

“Tenemos que trabajar juntos para cambiar las escalas y resolver las diferencias comerciales actuales”, dijo en una conferencia en la isla indonesia de Bali, donde el FMI y el Banco Mundial realizan su reunión anual. “Debemos unir esfuerzos para corregir el sistema comercial mundial, no destruirlo”, agregó.

Unos 32.000 miembros de la élite financiera mundial se congregaron en la turística isla para asistir a debates que estuvieron empañados por la política comercial del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fiel a su lema “America First” (Estados Unidos Primero).

Trump amenazó con nuevos aranceles a bienes provenientes de distintas partes del mundo, en particular de China, pero también de aliados tradicionales como la Unión Europea.

El aumento de las tasas de interés en Estados Unidos también ayudó a que las monedas de los mercados emergentes se devalúen, por la presión que supone para los países —que pidieron grandes préstamos en dólares— pagar su deuda.

El último informe del FMI sobre la estabilidad financiera mundial indicó que el crecimiento podría estar en riesgo si los mercados emergentes se deterioran aún más o aumentan las tensiones comerciales. “Surgieron nuevas vulnerabilidades y la adaptación del sistema financiero mundial aún no se puso a prueba”, dice el Informe de Estabilidad Financiera Global.

Los actores del mercado parecen “complacientes” sobre los riesgos potenciales de un “endurecimiento repentino de las condiciones”, como, por ejemplo, el aumento de las tasas de interés o la disminución del acceso al capital.

Más aranceles y sus contramedidas “podrían llevar a un endurecimiento más amplio de las condiciones financieras, con implicaciones negativas para la economía mundial y la estabilidad financiera”, advirtió el Fondo.

Lagarde, sin embargo, dijo que no se sentía demasiado pesimista sobre las condiciones globales. “Es tentador deprimirse un poco con esta perspectiva, pero en realidad tengo esperanzas porque hay un claro apetito por mejorar y expandir el comercio”, dijo.

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Angel Gurría, subrayó que las tensiones comerciales ya tenían sus repercusiones económicas.

“Este año, el crecimiento no parece tan bueno” como el año pasado y “la diferencia es el comercio, las tensiones, el proteccionismo y las medidas de represalia”, enumeró. Después de un período de recuperación, “empezamos a hacer estas cosas y nos desaceleramos”, lamentó.

El destacado académico estadounidense Jeffrey Sachs fue menos diplomático en su evaluación sobre el estado de las relaciones comerciales estadounidenses bajo el gobierno de Trump, criticando las repetidas afirmaciones del presidente sobre los perjuicios para su país de los déficits con China y otros países.

Calificó de “terrible idea” intentar detener el crecimiento de China. “Todas las acusaciones contra China son extremadamente exageradas”, afirmó.

No es un camino que admita demasiadas bifurcaciones: corrección o destrucción son conceptos que entienden todos.

Logín