eldiariodelarepublica.com
Una pareja murió tras incendiarse su vivienda en Villa Mercedes

Escuchá acá la 90.9
X

Una pareja murió tras incendiarse su vivienda en Villa Mercedes

Fue a las cuatro de la madrugada en Nelson y Zoilo Concha, en el barrio San José.

Se habían dormido, probablemente, con una vela encendida ya que esa noche, al parecer, se cortó la luz en la zona. O acaso fue un cortocircuito en la precaria instalación eléctrica de la casa. Como sea, algo desató un incendio en la habitación donde dormían. La muerte los sorprendió allí, en la cama.

Las víctimas son Tania Belén Escudero, de 21 años, y Luis Rafael Herrera, de 37; una pareja que padecía un retraso mental moderado y residía en una vivienda que consta de tres ambientes en total, en la calle Zoilo Concha 845, cerca del cruce con la calle Nelson, en el límite entre los barrios San José y Tres Esquinas, de Villa Mercedes.

En el mismo predio viven familiares de la pareja y ellos fueron los que, a las cuatro de la mañana, se despertaron por alguna señal del incendio en la casita, informó el jefe de la división Homicidios de la Unidad Regional II, oficial principal Sebastián Tula. “A metros vive el padre de la chica con su familia, ellos son los que han pedido ayuda”, indicó el jefe de la Regional, comisario general Oscar Contrera.

La médica forense, Sandra Miatello, les hizo la autopsia a Tania y Luis, y determinó que murieron por “asfixia por inhalación de humo y carbonización”.

Desde el principio, los policías que intervinieron en el caso suponían que las víctimas no habían podido escapar de la muerte, porque a la hora en que se desató el fuego estaban durmiendo y habrían inhalado monóxido de carbono. Esa hipótesis se basaba en el hecho de que el siniestro se produjo a las cuatro de la madrugada y que ambos fueron hallados en el dormitorio, sobre la cama.

El jefe de la Unidad Regional II explicó esta mañana que “la presunción es que el incendio se habría iniciado como producto del encendido de una vela, por un probable corte de energía eléctrica en ese sector de la ciudad”.

Cuando El Diario le consultó si estaba constatado que se había producido una interrupción del suministro eléctrico esa noche, Contrera respondió: “Estamos chequeando, al parecer hubo un corte de luz en la zona”.

La vivienda, al parecer, tenía una conexión clandestina a la red eléctrica.

Y agregó que en las próximas horas van a tener el informe por escrito de la pericia que hizo la división Bomberos de la Policía. Indicó, además, que durante la inspección en la casa “no se encontraron alteraciones ni indicios de participación de terceros en el lugar; las aberturas no estaban violentadas”.

“No hay nada extraño, esto ha sido producto de una desgracia. Es muy probable que la vela haya provocado el inicio del incendio muy cerca de la puerta de ingreso del dormitorio, donde estaba la parejita descansando”, estimó.

La acción del fuego fue tan intensa que alcanzó los cuerpos de las víctimas y, además, causó daños en la casa. “Se cayó parte del revoque”, señaló Tula.

Después de la comprobación de la causa de muerte, el juez de instrucción Penal I, Alfredo Cuello, ordenó la entrega de los cuerpos a la familia.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Una pareja murió tras incendiarse su vivienda en Villa Mercedes

Fue a las cuatro de la madrugada en Nelson y Zoilo Concha, en el barrio San José.

Gentileza: Policía de la Provincia.

Se habían dormido, probablemente, con una vela encendida ya que esa noche, al parecer, se cortó la luz en la zona. O acaso fue un cortocircuito en la precaria instalación eléctrica de la casa. Como sea, algo desató un incendio en la habitación donde dormían. La muerte los sorprendió allí, en la cama.

Las víctimas son Tania Belén Escudero, de 21 años, y Luis Rafael Herrera, de 37; una pareja que padecía un retraso mental moderado y residía en una vivienda que consta de tres ambientes en total, en la calle Zoilo Concha 845, cerca del cruce con la calle Nelson, en el límite entre los barrios San José y Tres Esquinas, de Villa Mercedes.

En el mismo predio viven familiares de la pareja y ellos fueron los que, a las cuatro de la mañana, se despertaron por alguna señal del incendio en la casita, informó el jefe de la división Homicidios de la Unidad Regional II, oficial principal Sebastián Tula. “A metros vive el padre de la chica con su familia, ellos son los que han pedido ayuda”, indicó el jefe de la Regional, comisario general Oscar Contrera.

La médica forense, Sandra Miatello, les hizo la autopsia a Tania y Luis, y determinó que murieron por “asfixia por inhalación de humo y carbonización”.

Desde el principio, los policías que intervinieron en el caso suponían que las víctimas no habían podido escapar de la muerte, porque a la hora en que se desató el fuego estaban durmiendo y habrían inhalado monóxido de carbono. Esa hipótesis se basaba en el hecho de que el siniestro se produjo a las cuatro de la madrugada y que ambos fueron hallados en el dormitorio, sobre la cama.

El jefe de la Unidad Regional II explicó esta mañana que “la presunción es que el incendio se habría iniciado como producto del encendido de una vela, por un probable corte de energía eléctrica en ese sector de la ciudad”.

Cuando El Diario le consultó si estaba constatado que se había producido una interrupción del suministro eléctrico esa noche, Contrera respondió: “Estamos chequeando, al parecer hubo un corte de luz en la zona”.

La vivienda, al parecer, tenía una conexión clandestina a la red eléctrica.

Y agregó que en las próximas horas van a tener el informe por escrito de la pericia que hizo la división Bomberos de la Policía. Indicó, además, que durante la inspección en la casa “no se encontraron alteraciones ni indicios de participación de terceros en el lugar; las aberturas no estaban violentadas”.

“No hay nada extraño, esto ha sido producto de una desgracia. Es muy probable que la vela haya provocado el inicio del incendio muy cerca de la puerta de ingreso del dormitorio, donde estaba la parejita descansando”, estimó.

La acción del fuego fue tan intensa que alcanzó los cuerpos de las víctimas y, además, causó daños en la casa. “Se cayó parte del revoque”, señaló Tula.

Después de la comprobación de la causa de muerte, el juez de instrucción Penal I, Alfredo Cuello, ordenó la entrega de los cuerpos a la familia.

Logín