eldiariodelarepublica.com
De película: escaparon de un control con un policía en la caja de la camioneta

Escuchá acá la 90.9
X

De película: escaparon de un control con un policía en la caja de la camioneta

Los ocupantes de una Volkswagen Saveiro quisieron pasar por alto un operativo y el efectivo se trepó al vehículo para detenerlos. Un móvil de Comando Radioeléctrico los persiguió dos kilómetros.

Quizás pocos recuerden el nombre de Robert Patrick pero sí su célebre escena en Terminator 2, cuando, interpretando a un robot del futuro vestido de policía, corre a toda velocidad a un auto hasta poder colgarse del baúl. Cristian Francisco Heredia no es un robot del futuro, sino un efectivo real que presta servicio en la Comisaría 29ª de Villa Mercedes y que el domingo protagonizó un hecho que bien podría ser de película. El un control de rutina, el oficial principal corrió y se subió a la caja de una camioneta que quiso evadir el procedimiento y fue llevado casi dos kilómetros contra su voluntad. Finalmente, el conductor y su acompañante fueron interceptados y detenidos.

El caso ocurrió el domingo cerca de las 7:30 en un control de rutina montado en el cruce de la ruta 2 B y la Autopista 55 sur.

Según un informe enviado por personal de la Comisaría 29ª, uno de los efectivos de la seccional se comunicó con un patrullero del Comando Radioeléctrico para avisar que perseguían a una Volkswagen Saveiro blanca con dos ocupantes y Heredia, que en un acto de arrojo se subió al vehículo cuando el conductor esquivó el control.

La camioneta tomó la autopista hasta el puente Monseñor Miran, cruzó el río y tomó España hasta ser interceptado en la esquina de Ángel Peñaloza, a la altura del ingreso oeste a barrio San Antonio.

La Saveiro era conducida por Diego Marini, un joven de 22 años que manejaba con 1,97 gramos del alcohol en sangre, casi cuatro veces más que el permitido para estar al volante. El acompañante, Kevin Nicolás Castro, de 21 años, quedó detenido igual que su amigo.

El informe policial no precisa si Heredia resultó herido. Sí que a los sospechosos le iniciaron una causa por Resistencia a la autoridad agravada, por conducir en estado de ebriedad y a velocidad peligrosa”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

De película: escaparon de un control con un policía en la caja de la camioneta

Los ocupantes de una Volkswagen Saveiro quisieron pasar por alto un operativo y el efectivo se trepó al vehículo para detenerlos. Un móvil de Comando Radioeléctrico los persiguió dos kilómetros.

Fotos: Policía de San Luis.

Quizás pocos recuerden el nombre de Robert Patrick pero sí su célebre escena en Terminator 2, cuando, interpretando a un robot del futuro vestido de policía, corre a toda velocidad a un auto hasta poder colgarse del baúl. Cristian Francisco Heredia no es un robot del futuro, sino un efectivo real que presta servicio en la Comisaría 29ª de Villa Mercedes y que el domingo protagonizó un hecho que bien podría ser de película. El un control de rutina, el oficial principal corrió y se subió a la caja de una camioneta que quiso evadir el procedimiento y fue llevado casi dos kilómetros contra su voluntad. Finalmente, el conductor y su acompañante fueron interceptados y detenidos.

El caso ocurrió el domingo cerca de las 7:30 en un control de rutina montado en el cruce de la ruta 2 B y la Autopista 55 sur.

Según un informe enviado por personal de la Comisaría 29ª, uno de los efectivos de la seccional se comunicó con un patrullero del Comando Radioeléctrico para avisar que perseguían a una Volkswagen Saveiro blanca con dos ocupantes y Heredia, que en un acto de arrojo se subió al vehículo cuando el conductor esquivó el control.

La camioneta tomó la autopista hasta el puente Monseñor Miran, cruzó el río y tomó España hasta ser interceptado en la esquina de Ángel Peñaloza, a la altura del ingreso oeste a barrio San Antonio.

La Saveiro era conducida por Diego Marini, un joven de 22 años que manejaba con 1,97 gramos del alcohol en sangre, casi cuatro veces más que el permitido para estar al volante. El acompañante, Kevin Nicolás Castro, de 21 años, quedó detenido igual que su amigo.

El informe policial no precisa si Heredia resultó herido. Sí que a los sospechosos le iniciaron una causa por Resistencia a la autoridad agravada, por conducir en estado de ebriedad y a velocidad peligrosa”.

Logín