eldiariodelarepublica.com
El papá que se olvidó a la bebé en el auto y falleció asfixiada podrá asistir al entierro

Escuchá acá la 90.9
X

El papá que se olvidó a la bebé en el auto y falleció asfixiada podrá asistir al entierro

La Justicia lo autorizó a salir de la cárcel para despedir a su hija, pero permanecerá preso. La Fiscalía teme que, si lo liberan, entorpezca la causa.

El juez de San Martín, Alberto Brizuela, autorizó la salida del padre que olvidó a su hija de un año en el auto, y que falleció asfixiada, para asistir al entierro. Luego, deberá volver a la cárcel donde permanece por una medida provisoria ante el pedido de la fiscal que teme que interfiera en el caso.

Rodrigo Osses, que vive en la localidad bonaerense de Santos Lugares, olvidó a su hija Catalina en el auto durante nueve horas; cuando se acordó, ya era tarde, la bebé estaba muerta hacía cuatro horas. Llamó a la ambulancia e intentaron en vano revivirla y, luego, asistió la Policía, que lo detuvo ese mismo día por "homicidio culposo". Según comentaron los vecinos, el hombre había tenido un ACV que lo llevaba a perder la memoria, por lo que la Fiscalía pidió realizarle pericias médicas y psicológicas.

Este jueves, el juez Alberto Brizuela resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía de mantenerlo detenido, con la única salida permitida para despedir a su hija. La fiscal, Alejandra Alliaud, aclaró que no se trata de una prisión preventiva, sino de algo provisorio por el lapso de 15 días, que podría ser extendida por otros 15, si así lo considera la Justicia.

Durante el fallo, Brizuela señaló que el padre tuvo un accionar temerario y que "quebrantó el deber de cuidar a su hija", porque nunca verificó si había gente dentro del auto cuando bajó en su casa.

Osses ya declaró ante la fiscal y aseguró: "Estaba convencido que había dejado a la beba en la guardería". También relató que cargaba un alto nivel de estrés porque hace poco había cambiado de trabajo y, además, contó acerca de sus problemas médicos.

Pero Alliaud encontró algunas contradicciones en la indagatoria del acusado y el juez dejó en claro que Osses expuso a la nena a altas temperaturas y a la falta de oxígeno al dejarla encerrada ya que, según el peritaje que hizo la Policía Científica, la temperatura dentro del vehículo llegó a los 51 grados en el momento de la muerte de Catalina.

En tanto, la mamá de la bebé también declaró y aseguró que su marido había sufrido un ACV y dijo que en el hospital Fleni estaba su historia clínica. Además, concluyó que su esposo"era un padre presente".

Télam

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El papá que se olvidó a la bebé en el auto y falleció asfixiada podrá asistir al entierro

La Justicia lo autorizó a salir de la cárcel para despedir a su hija, pero permanecerá preso. La Fiscalía teme que, si lo liberan, entorpezca la causa.

Foto: Internet.

El juez de San Martín, Alberto Brizuela, autorizó la salida del padre que olvidó a su hija de un año en el auto, y que falleció asfixiada, para asistir al entierro. Luego, deberá volver a la cárcel donde permanece por una medida provisoria ante el pedido de la fiscal que teme que interfiera en el caso.

Rodrigo Osses, que vive en la localidad bonaerense de Santos Lugares, olvidó a su hija Catalina en el auto durante nueve horas; cuando se acordó, ya era tarde, la bebé estaba muerta hacía cuatro horas. Llamó a la ambulancia e intentaron en vano revivirla y, luego, asistió la Policía, que lo detuvo ese mismo día por "homicidio culposo". Según comentaron los vecinos, el hombre había tenido un ACV que lo llevaba a perder la memoria, por lo que la Fiscalía pidió realizarle pericias médicas y psicológicas.

Este jueves, el juez Alberto Brizuela resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía de mantenerlo detenido, con la única salida permitida para despedir a su hija. La fiscal, Alejandra Alliaud, aclaró que no se trata de una prisión preventiva, sino de algo provisorio por el lapso de 15 días, que podría ser extendida por otros 15, si así lo considera la Justicia.

Durante el fallo, Brizuela señaló que el padre tuvo un accionar temerario y que "quebrantó el deber de cuidar a su hija", porque nunca verificó si había gente dentro del auto cuando bajó en su casa.

Osses ya declaró ante la fiscal y aseguró: "Estaba convencido que había dejado a la beba en la guardería". También relató que cargaba un alto nivel de estrés porque hace poco había cambiado de trabajo y, además, contó acerca de sus problemas médicos.

Pero Alliaud encontró algunas contradicciones en la indagatoria del acusado y el juez dejó en claro que Osses expuso a la nena a altas temperaturas y a la falta de oxígeno al dejarla encerrada ya que, según el peritaje que hizo la Policía Científica, la temperatura dentro del vehículo llegó a los 51 grados en el momento de la muerte de Catalina.

En tanto, la mamá de la bebé también declaró y aseguró que su marido había sufrido un ACV y dijo que en el hospital Fleni estaba su historia clínica. Además, concluyó que su esposo"era un padre presente".

Télam

Logín