eldiariodelarepublica.com
Auto eléctrico: un andar suave y muy eficiente

Escuchá acá la 90.9
X

Auto eléctrico: un andar suave y muy eficiente

La distribuidora Edesal incorporó a su flota una furgoneta Renault ZE con una batería de 400 voltios que impulsa al motor de ese vehículo.

A la transformación de la “primera ruta eléctrica del país” de la Autopista de las Serranías Puntanas, que concretó el gobernador Alberto Rodríguez Saá el pasado 20 de noviembre, ahora se suman los vehículos cien por ciento eléctricos, que tanto el Ente de Control de Rutas como la empresa distribuidora de energía, Edesal, empezaron a utilizar la semana pasada, en sus equipos de trabajo. Ambos incorporaron el modelo de furgoneta Kangoo ZE que la autopartista Renault introdujo al mercado este año como el vehículo utilitario más eficiente, debido a que es cien por ciento eléctrico y no provoca contaminación ambiental, ni auditiva.

El viernes pasado, en la inauguración del Centro de Telecontrol de Edesal, en el predio ubicado en la estación térmica de Ruta 146 y el Puente Derivador, un equipo de El Diario de la República fue invitado a probar el automóvil eléctrico que posee dos baterías: una de tracción de 400 voltios, que es la que hace andar al vehículo; y otra de 12, para que funcionen los accesorios, como el aire acondicionado, las luces, el stereo, el limpiaparabrisas y la computadora a bordo. 

Lo primero que se destaca es que, al tener caja automática, su andar ofrece una aceleración suave y cómoda. El hecho de no tener que poner cambios, le genera al conductor la tranquilidad de usar solamente el acelerador y cada tanto el freno; que además reacciona al instante, lo que ofrece máxima seguridad. También cuenta con sensores de estacionamiento traseros, que advierten acerca de cualquier obstáculo.

Pero lo que más sorprende es que el auto no genera ningún ruido, ni vibración. Por eso, aquellos tuercas que aman el “sonido” de los motores a combustión serán los primeros grandes sorprendidos por la "tecnología limpia".

Este modelo, que está ploteado con los colores y el logo de Edesal, mide 4,2 metros de largo por 1,8 de ancho y 1,8 de alto. La carga máxima autorizada es de 650 kilos y posee tracción delantera. Tiene una autonomía de 270 kilómetros, con la carga de la batería que se completa luego de seis horas, y su velocidad máxima está estipulada en 130 kilómetros por hora. Respecto a las medidas de seguridad, viene con airbags delanteros y frenos ABS.

Carlos García, encargado de servicios generales de la empresa Edesal, comentó que “la terminal de carga para esta unidad está ubicada en la ex Central Térmica, en el predio que la distribuidora tiene en la intersección de las avenidas Lafinur y España, porque este modelo viene con cargador trifásico para la red de alta tensión de 380 voltios”. Aunque aclaró que “hay otros que tienen la opción de hacerlo sobre la red domiciliaria de 220". La conexión la tiene adelante, justo en el rombo que identifica la marca, y que a su vez abre el capot donde se encuentra el motor. Por ello, esta furgoneta de Edesal por ahora no necesitará usar ninguno de los siete puntos de carga que ofrece la Autopista de las Serranías Puntanas.

La batería de iones de litio funciona a 400 voltios y tiene una capacidad de 22 kilowatts/hora. Ambas cuentan con una garantía de cinco años, por lo que luego de ese tiempo es momento del recambio.

Este vehículo fue fabricado en Francia, en la planta que posee la firma en Creón; su valor comercial es de 1,5 millones de pesos y fue una compra directa a la fábrica porque es un auto que hoy está en venta al público.

García explicó, además, que "estos autos eléctricos tienen una eficiencia cercana al 90 por ciento que, comparada con el simple 30 de los tradicionales, es realmente abrumadora. Esto quiere decir que el coche consumirá menos o, mejor dicho, consumirá mejor y necesitará menos energía para realizar el mismo esfuerzo". Y aunque el valor de la energía eléctrica en el último tiempo sufrió importantes aumentos en el país, todavía la diferencia con el precio de las naftas lo hace más accesible. Asimismo tiene una función denominada ECO, debajo del freno de mano, que permite ahorrar más energía cuando se transita en la ciudad.

Otro detalle es la potencia del motor, ya que logra acelerar de 0 a 100 kilómetros en 20,3 segundos.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Auto eléctrico: un andar suave y muy eficiente

La distribuidora Edesal incorporó a su flota una furgoneta Renault ZE con una batería de 400 voltios que impulsa al motor de ese vehículo.

A probarlo. Carlos García dio todos los detalles del vehículo que incorporó la empresa de energía. Foto: Marianela Sánchez.

A la transformación de la “primera ruta eléctrica del país” de la Autopista de las Serranías Puntanas, que concretó el gobernador Alberto Rodríguez Saá el pasado 20 de noviembre, ahora se suman los vehículos cien por ciento eléctricos, que tanto el Ente de Control de Rutas como la empresa distribuidora de energía, Edesal, empezaron a utilizar la semana pasada, en sus equipos de trabajo. Ambos incorporaron el modelo de furgoneta Kangoo ZE que la autopartista Renault introdujo al mercado este año como el vehículo utilitario más eficiente, debido a que es cien por ciento eléctrico y no provoca contaminación ambiental, ni auditiva.

El viernes pasado, en la inauguración del Centro de Telecontrol de Edesal, en el predio ubicado en la estación térmica de Ruta 146 y el Puente Derivador, un equipo de El Diario de la República fue invitado a probar el automóvil eléctrico que posee dos baterías: una de tracción de 400 voltios, que es la que hace andar al vehículo; y otra de 12, para que funcionen los accesorios, como el aire acondicionado, las luces, el stereo, el limpiaparabrisas y la computadora a bordo. 

Lo primero que se destaca es que, al tener caja automática, su andar ofrece una aceleración suave y cómoda. El hecho de no tener que poner cambios, le genera al conductor la tranquilidad de usar solamente el acelerador y cada tanto el freno; que además reacciona al instante, lo que ofrece máxima seguridad. También cuenta con sensores de estacionamiento traseros, que advierten acerca de cualquier obstáculo.

Pero lo que más sorprende es que el auto no genera ningún ruido, ni vibración. Por eso, aquellos tuercas que aman el “sonido” de los motores a combustión serán los primeros grandes sorprendidos por la "tecnología limpia".

Este modelo, que está ploteado con los colores y el logo de Edesal, mide 4,2 metros de largo por 1,8 de ancho y 1,8 de alto. La carga máxima autorizada es de 650 kilos y posee tracción delantera. Tiene una autonomía de 270 kilómetros, con la carga de la batería que se completa luego de seis horas, y su velocidad máxima está estipulada en 130 kilómetros por hora. Respecto a las medidas de seguridad, viene con airbags delanteros y frenos ABS.

Carlos García, encargado de servicios generales de la empresa Edesal, comentó que “la terminal de carga para esta unidad está ubicada en la ex Central Térmica, en el predio que la distribuidora tiene en la intersección de las avenidas Lafinur y España, porque este modelo viene con cargador trifásico para la red de alta tensión de 380 voltios”. Aunque aclaró que “hay otros que tienen la opción de hacerlo sobre la red domiciliaria de 220". La conexión la tiene adelante, justo en el rombo que identifica la marca, y que a su vez abre el capot donde se encuentra el motor. Por ello, esta furgoneta de Edesal por ahora no necesitará usar ninguno de los siete puntos de carga que ofrece la Autopista de las Serranías Puntanas.

La batería de iones de litio funciona a 400 voltios y tiene una capacidad de 22 kilowatts/hora. Ambas cuentan con una garantía de cinco años, por lo que luego de ese tiempo es momento del recambio.

Este vehículo fue fabricado en Francia, en la planta que posee la firma en Creón; su valor comercial es de 1,5 millones de pesos y fue una compra directa a la fábrica porque es un auto que hoy está en venta al público.

García explicó, además, que "estos autos eléctricos tienen una eficiencia cercana al 90 por ciento que, comparada con el simple 30 de los tradicionales, es realmente abrumadora. Esto quiere decir que el coche consumirá menos o, mejor dicho, consumirá mejor y necesitará menos energía para realizar el mismo esfuerzo". Y aunque el valor de la energía eléctrica en el último tiempo sufrió importantes aumentos en el país, todavía la diferencia con el precio de las naftas lo hace más accesible. Asimismo tiene una función denominada ECO, debajo del freno de mano, que permite ahorrar más energía cuando se transita en la ciudad.

Otro detalle es la potencia del motor, ya que logra acelerar de 0 a 100 kilómetros en 20,3 segundos.

Logín