Escuchá acá la 90.9
X

Sarampión: extienden por dos semanas la campaña de vacunación

Las dosis se aplican en los centros de salud y hospitales públicos de la provincia. En dos meses se inmunizaron 27.811 de 28.719 niños.  

Se extiende por dos semanas más la campaña de vacunación contra el sarampión, rubéola y paperas. Así lo informó Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología. Además, destacó que, desde el 1º de octubre al 30 de noviembre, 27.811 niños —entre 13 meses y 4 años, inclusive— fueron inmunizados en la provincia de San Luis.

Verdugo resaltó que los datos son preliminares, ya que puede haber algún vacunatorio que todavía no haya hecho la carga de las cifras en el sistema. "De un total de 28.719 niños, que nacieron en la provincia entre el 2014 al 2017, recibieron la vacunación el 97 por ciento. Hemos podido superar ampliamente nuestro objetivo", indicó.

Asimismo, señaló que el Ministerio de Salud trabajará dos semanas más para que ningún niño de San Luis se quede sin ser vacunado. “Estamos muy contentos por el esfuerzo que ha hecho el sistema de salud para llegar a todo el territorio provincial, los números han sido muy positivos”, expresó el funcionario.

 

La inmunización la reciben los chicos que nacieron en la provincia entre el 2014 al 2017


También recordó que el sarampión es una enfermedad que se había logrado erradicar en nuestro país y que desde el 2010 no existen casos autóctonos, pero que este año aparecieron varios importados. “Europa ha tenido brotes que han sido mortales. Fue ahí que se tomó la decisión de realizar esta campaña extraordinaria, que va por fuera del Calendario Nacional de Vacunación. Lo que se busca es disminuir el número de susceptibles para que, cuando alguna persona venga del exterior infectada, no encuentre a quién contagiar”, manifestó, y destacó que este plan se realiza cada cuatro años para lograr la eliminación de la dolencia.

Precisó, además, que es una enfermedad eruptiva febril y que puede presentarse en todas las edades, siendo de mayor gravedad en niños menores de cinco años o desnutridos, causar graves complicaciones respiratorias —como neumonía—, y también afectar al sistema nervioso central con ceguera, convulsiones, entre otras.

“La tasa de letalidad es del 3 al 6 por ciento; la mayor se da entre lactantes de 6 a 11 meses, que son los que aún no recibieron la vacuna antisarampionosa, según corresponda por el Calendario Nacional de Vacunación”, indicó el profesional de la salud, quien resaltó que la tasa de mortalidad puede ascender hasta el 25 por ciento en algunas poblaciones especiales, como desnutridos, inmunodeficientes o aquellos que no acceden a tiempo a la atención de salud”, aseguró.

La rubéola puede presentarse en adultos y niños. Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus, puede llevarla a la muerte fetal y neonatal y al Síndrome de Rubéola congénita, con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas.

La triple viral también brinda protección contra las paperas, que  se caracteriza por inflamación de las glándulas parótidas. Puede producir complicaciones, como orquitis (inflamación testicular), pancreatitis, encefalitis, entre otras.

Poblaciones en riesgo
Los pequeños no vacunados son quienes corren mayor riesgo de contagiarse de sarampión y sufrir sus complicaciones, entre ellas, la muerte. Las mujeres embarazadas sin vacunar también constituyen un importante grupo de riesgo. Sin embargo, puede infectarse cualquier persona que no esté inmunizada (es decir, que no haya sido vacunada y no haya sufrido la enfermedad). El sarampión sigue siendo frecuente en muchos países en desarrollo, sobre todo en algunas zonas de África y Asia. La abrumadora mayoría de las muertes se registran en países con bajos ingresos per cápita e infraestructura sanitaria deficiente. 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Sarampión: extienden por dos semanas la campaña de vacunación

Las dosis se aplican en los centros de salud y hospitales públicos de la provincia. En dos meses se inmunizaron 27.811 de 28.719 niños.  

La vacuna es para chicos entre 13 meses y 4 años.

Se extiende por dos semanas más la campaña de vacunación contra el sarampión, rubéola y paperas. Así lo informó Rodrigo Verdugo, jefe de Epidemiología. Además, destacó que, desde el 1º de octubre al 30 de noviembre, 27.811 niños —entre 13 meses y 4 años, inclusive— fueron inmunizados en la provincia de San Luis.

Verdugo resaltó que los datos son preliminares, ya que puede haber algún vacunatorio que todavía no haya hecho la carga de las cifras en el sistema. "De un total de 28.719 niños, que nacieron en la provincia entre el 2014 al 2017, recibieron la vacunación el 97 por ciento. Hemos podido superar ampliamente nuestro objetivo", indicó.

Asimismo, señaló que el Ministerio de Salud trabajará dos semanas más para que ningún niño de San Luis se quede sin ser vacunado. “Estamos muy contentos por el esfuerzo que ha hecho el sistema de salud para llegar a todo el territorio provincial, los números han sido muy positivos”, expresó el funcionario.

 

La inmunización la reciben los chicos que nacieron en la provincia entre el 2014 al 2017


También recordó que el sarampión es una enfermedad que se había logrado erradicar en nuestro país y que desde el 2010 no existen casos autóctonos, pero que este año aparecieron varios importados. “Europa ha tenido brotes que han sido mortales. Fue ahí que se tomó la decisión de realizar esta campaña extraordinaria, que va por fuera del Calendario Nacional de Vacunación. Lo que se busca es disminuir el número de susceptibles para que, cuando alguna persona venga del exterior infectada, no encuentre a quién contagiar”, manifestó, y destacó que este plan se realiza cada cuatro años para lograr la eliminación de la dolencia.

Precisó, además, que es una enfermedad eruptiva febril y que puede presentarse en todas las edades, siendo de mayor gravedad en niños menores de cinco años o desnutridos, causar graves complicaciones respiratorias —como neumonía—, y también afectar al sistema nervioso central con ceguera, convulsiones, entre otras.

“La tasa de letalidad es del 3 al 6 por ciento; la mayor se da entre lactantes de 6 a 11 meses, que son los que aún no recibieron la vacuna antisarampionosa, según corresponda por el Calendario Nacional de Vacunación”, indicó el profesional de la salud, quien resaltó que la tasa de mortalidad puede ascender hasta el 25 por ciento en algunas poblaciones especiales, como desnutridos, inmunodeficientes o aquellos que no acceden a tiempo a la atención de salud”, aseguró.

La rubéola puede presentarse en adultos y niños. Cuando una mujer embarazada susceptible se expone al virus, puede llevarla a la muerte fetal y neonatal y al Síndrome de Rubéola congénita, con graves malformaciones en el recién nacido que producen sordera, ceguera y cardiopatías congénitas.

La triple viral también brinda protección contra las paperas, que  se caracteriza por inflamación de las glándulas parótidas. Puede producir complicaciones, como orquitis (inflamación testicular), pancreatitis, encefalitis, entre otras.

Poblaciones en riesgo
Los pequeños no vacunados son quienes corren mayor riesgo de contagiarse de sarampión y sufrir sus complicaciones, entre ellas, la muerte. Las mujeres embarazadas sin vacunar también constituyen un importante grupo de riesgo. Sin embargo, puede infectarse cualquier persona que no esté inmunizada (es decir, que no haya sido vacunada y no haya sufrido la enfermedad). El sarampión sigue siendo frecuente en muchos países en desarrollo, sobre todo en algunas zonas de África y Asia. La abrumadora mayoría de las muertes se registran en países con bajos ingresos per cápita e infraestructura sanitaria deficiente. 

Logín