12°SAN LUIS - Sabado 01 de Octubre de 2022

12°SAN LUIS - Sabado 01 de Octubre de 2022

EN VIVO

Tras la tragedia, Mauricio y Mariana dieron el "Sí"

La pareja y sus hijos sobrevivieron a un incendio en junio del 2017. Celebraron junto a sus familiares y amigos, los mismos que los ayudaron a salir adelante.

Por redacción
| 10 de marzo de 2018
¡Al fin! Los recién casados pudieron concretar su sueño después de varios meses de espera, el incendio retrasó los planes de boda. Foto:Héctor Portela.

Tomados de la mano, con los ojos húmedos y con una sonrisa gigante, Mauricio Serrano y Mariana Bravo dieron el "Sí" en el Registro Civil. La pareja que sobrevivió a un incendio en junio del año pasado, se casó en el Molino Fénix acompañados por sus tres hijos, familiares y amigos que quisieron ser parte de la unión. La tragedia retrasó los planes de boda pero ayer pudieron hacerlos realidad.

 

La ceremonia estaba pautada para las 8:30 pero comenzó unos veinte minutos más tarde. Y es que cuando estaba llegando al predio del Molino, la novia se olvidó los anillos, lo que retrasó un poco el casamiento. Pero entre los nervios y las risas, la pareja se sentó frente a la jueza Alejandra Becerra, custodiados por Carina Zanotti y Juan Vidal, los testigos.

 

Mientras escuchaban atentos el discurso y las instrucciones de Becerra, Mauricio y Mariana se miraban tiernamente, por momentos sonreían y se les escapaba una lágrima. Antes de tomar los anillos, dieron sus votos. "Prometo luchar por nuestros sueños como lo hicimos siempre y acompañarnos en la locura hasta envejecer en el lugar que decidamos, sin que se acabe esa chispa de amor y respeto", dijo Mauricio tomando las manos de su esposa. Mariana, por su parte, le confesó con una sonrisa pícara que su amor será "eterno" pero que nunca le hará caso. "Así funciona nuestra relación", asintió.

 

Después de firmar el certificado, Guadalupe y María Pía, las dos hijas mayores, les entregaron los documentos como símbolo de la unión. Los aplausos no tardaron en llegar así como también un "¡viva los novios!" que invadió la sala del Molino Fénix.

 

Los familiares y amigos no les dieron respiro y apenas finalizó la ceremonia se acercaron para fundirse en abrazos y tomarse fotos. Raúl, uno de los primos de Mauricio, se encargó de filmar el casamiento para que las hermanas del flamante esposo, que viven en España, pudieran estar presentes al menos a través del celular.

 

"Nos sentimos muy acompañados, estamos más que felices. Para nosotros es continuar amándonos y acompañándonos. Pasamos por altibajos pero logramos salir adelante. Y como nos dijo la juez, tenemos que disfrutar de los lindos momentos y en los malos, salir lo más rápido posible pero siempre juntos", dijo "Mauri".

 

Los recién casados no podían quitarse la mirada de encima. En todo momento se mantuvieron de la mano y muy cerquita el uno del otro. Las amistades de ambos dijeron que eso es algo que los caracteriza. Carina, la testigo, aseguró que son "muy compañeros, es increíble cómo se entienden en las buenas y en las malas. Van siempre juntos. Tienen un amor muy especial". Juan, su pareja, añadió: "Si tuviera que elegir una palabra que los representa a los dos sería 'felicidad'. Son muy buenas personas".

 

Los testigos son amigos de los Serrano Bravo desde hace más de 15 años y confesaron que, en cierta parte, fueron los celestinos de la unión. "Un día se encontraron en casa y no dejaron de verse más", sostuvo Carina.

 

Para cerrar la mañana, Mariana tiró el ramo y los invitados los llenaron de arroz. Después del Molino, la familia se reunió en el hogar del matrimonio, ubicado en la calle Francia. Allí los esperaban para brindar y comer.

 

 

Una noche para olvidar

 

El fuego los despertó en plena madrugada. Mariana, Mauricio y los tres nenes estaban en sus habitaciones cuando una pérdida de gas generó el fuego. El primero en sentir las llamas fue Sereno que sufrió quemaduras en sus manos y estuvo nueve días en terapia intensiva. María Pía, la hija del medio, también resultó bastante herida y fue trasladada a Buenos Aires, mientras que sus dos hermanos fueron atendidos en San Luis.

 

En medio de la tragedia con suerte, recibieron ayuda de sus seres queridos que iniciaron una colecta ya que tras el incendio perdieron todo. El gobierno provincial y comunal se sumaron a la cruzada.

 

Comentá vos tambien...