eldiariodelarepublica.com
Vecinos de El Durazno se quejan por los residuos de un feedlot

Escuchanos EN VIVO!
X

Vecinos de El Durazno se quejan por los residuos de un feedlot

foto
video

Dicen que los excrementos generan mal olor, contaminan el río e invaden otros campos. En la Comuna dijeron que lo "ideal" sería relocalizar el emprendimiento. 

Jorge Sosa tomó su bastón de trekking y comenzó la expedición río arriba en su propiedad en El Durazno Alto, para mostrar cómo los desperdicios de un complejo de engorde y cría de ganado contaminan el arroyo que pasa por su casa. "Vivo a 500 metros del feedlot 'Nicanor', que está a la orilla del cauce del río. Cuando hace calor hay mucho olor, y cuando llueve todos los excrementos y los desperdicios son arrastrados por el agua río abajo, hacia nuestros campos", denunció. Junto a otros quince vecinos,  reclaman una solución urgente a este problema. El intendente de Estancia Grande, Reynaldo Pastor, coincidió que el emprendimiento genera contaminación y señaló que "lo ideal" sería relocalizarlo.  

El feedlot se ubica en Las Barranquitas, a más de 30 kilómetros al este de la capital puntana y ocupa un terreno de aproximadamente cuatro hectáreas. Según su dueño, el abogado Carlos Acevedo, concentra alrededor de 2 mil vacunos. Sin embargo, Sosa estimó que tiene unos 6 mil animales, entre los que le pertenecen a Acevedo y los que "hospeda" de otros ganaderos. 

Sosa afirmó que "tenemos dos brazos del arroyo, el que viene del feedlot y el otro que viene con agua limpia, estos desembocan en mi propiedad. Cuando llueve el agua viene de un lado turbia, y del otro con espuma. Este año vinieron investigadores de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) a sacar muestras del río. Hay gusanos, corren los excrementos, el orín, las bolsas plásticas, frascos, los cueros y los huesos de los animales. Es un predio de dos cuadras por corral, y cuando se muere un animal vienen con el tractor, hacen un pozo y lo entierran ahí. Con la lluvia todo eso termina en el arroyo en frente de mi casa. Hay costillas, huesos de paleta. Una chica estaba sacando muestras del arroyo, se dio vuelta y estaba la cabeza de uno de los animales, y todo eso va al dique La Estrechura y al río El Volcán".

Sosa agregó que "hace un año pasamos una nota y nos respondieron que no iban a entrar más animales al feedlot. Pero yo vengo todas las semanas, y he encontrado a los camioneros perdidos,  quienes preguntan cómo llegar al establecimiento. Siguen entrando camiones cargados".

"Antes nos bañábamos en el arroyo con mi familia, cuando era chico. Pero ahora no se puede. Tengo algunas vacas y esa agua ellas no la toman, por eso tuve que hacer un bebedero aparte. También solían haber nutrias y patos silvestres, se murieron todos por el agua contaminada", indicó. 

Pastor señaló que cuando la empresa pidió renovar su habilitación el Municipio se la negó porque no habían presentado el informe de impacto ambiental. Sin embargo, dijo que Acevedo obtuvo un recurso de amparo y así pudo continuar con su actividad. "No es solamente la contaminación del agua, también son la cantidad de moscas que molestan al vecindario y el mal olor. Lo ideal sería retirar el feedlot de la cuenca, y después hacer un tratamiento de los afluentes. Hace un año y medio que estamos con esto, necesitamos que la Justicia se expida rápido", manifestó Pastor.

Acevedo aseguró que realizan análisis cada dos meses y que elevó todos los informes ambientales que le fueron pedidos. "Todo fue presentado ante la Justicia. En el 2017 lo llevé y este año lo presenté de nuevo. La Justicia llamó al INTA, a la facultad de Química de la UNSL, y se hicieron unos 7 u 8 estudios. Cuando muere un animal hacemos una fosa revestida con cal y cemento. La materia fecal va al campo para fertilización, es lo más saludable que hay para la tierra", expresó. 

"El feedlot está a más de mil metros, no hay ningún arroyo y estoy montaña de por medio. Los estudios químicos han reflejado que es imposible físicamente que algún residuo, que se pueda generar viaje a través de la montaña", sostuvo y agregó: "Si hay contaminación, es porque la gente tira basura al borde del río, pero yo estoy a mil metros y no sé por qué me miran a mí". 

Además dijo que la Municipalidad "hace años que no levanta la basura al borde del camino que está a cinco metros del arroyo. No hay modo de que los excrementos de los vacunos vuelen por arriba de la montaña que tiene ciento y pico de metros. Me he cansado de explicarlo, como no me entienden y no me escuchan hay dos procesos iniciados diciendo que no hay ninguna prueba de que haya contaminación ni a un metro". El abogado dijo que la espuma proviene del "agua del lavarropas" y dijo que como no hay cloacas en Estancia Grande, los efluentes se desparraman y van a parar al arroyo.

"Han conseguido su objetivo. Estoy a punto de deshacerme del negocio, tuve que hacer un juicio por cada persona que dice que soy yo el responsable de esto y todos han dictado sentencia a mi favor"

Agregó: "Creen que por el excremento de una vaca va a formarse la espuma. Es un disparate, además ¿Por qué es el desecho de mi vaca y no la de don Juan Pérez que tiene un caballo o una vaca al borde del arroyo en su campito? .

La responsabilidad del feedlot como un foco de contaminación no se circunscribe a El Durazno. En marzo el Ministerio de Medio Ambiente realizó un muestreo en el río El Volcán por el aspecto extraño que mostraba el agua. Las sospechas de los vecinos y hasta de las autoridades también apuntan al predio de Acevedo. 
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Vecinos de El Durazno se quejan por los residuos de un feedlot

Dicen que los excrementos generan mal olor, contaminan el río e invaden otros campos. En la Comuna dijeron que lo "ideal" sería relocalizar el emprendimiento. 

Los vecinos dicen que los excrementos que proceden del feedlot se desparraman más los días en los que  llueve. Foto: Martín Gómez. 

Jorge Sosa tomó su bastón de trekking y comenzó la expedición río arriba en su propiedad en El Durazno Alto, para mostrar cómo los desperdicios de un complejo de engorde y cría de ganado contaminan el arroyo que pasa por su casa. "Vivo a 500 metros del feedlot 'Nicanor', que está a la orilla del cauce del río. Cuando hace calor hay mucho olor, y cuando llueve todos los excrementos y los desperdicios son arrastrados por el agua río abajo, hacia nuestros campos", denunció. Junto a otros quince vecinos,  reclaman una solución urgente a este problema. El intendente de Estancia Grande, Reynaldo Pastor, coincidió que el emprendimiento genera contaminación y señaló que "lo ideal" sería relocalizarlo.  

El feedlot se ubica en Las Barranquitas, a más de 30 kilómetros al este de la capital puntana y ocupa un terreno de aproximadamente cuatro hectáreas. Según su dueño, el abogado Carlos Acevedo, concentra alrededor de 2 mil vacunos. Sin embargo, Sosa estimó que tiene unos 6 mil animales, entre los que le pertenecen a Acevedo y los que "hospeda" de otros ganaderos. 

Sosa afirmó que "tenemos dos brazos del arroyo, el que viene del feedlot y el otro que viene con agua limpia, estos desembocan en mi propiedad. Cuando llueve el agua viene de un lado turbia, y del otro con espuma. Este año vinieron investigadores de la Universidad Nacional de San Luis (UNSL) a sacar muestras del río. Hay gusanos, corren los excrementos, el orín, las bolsas plásticas, frascos, los cueros y los huesos de los animales. Es un predio de dos cuadras por corral, y cuando se muere un animal vienen con el tractor, hacen un pozo y lo entierran ahí. Con la lluvia todo eso termina en el arroyo en frente de mi casa. Hay costillas, huesos de paleta. Una chica estaba sacando muestras del arroyo, se dio vuelta y estaba la cabeza de uno de los animales, y todo eso va al dique La Estrechura y al río El Volcán".

Sosa agregó que "hace un año pasamos una nota y nos respondieron que no iban a entrar más animales al feedlot. Pero yo vengo todas las semanas, y he encontrado a los camioneros perdidos,  quienes preguntan cómo llegar al establecimiento. Siguen entrando camiones cargados".

"Antes nos bañábamos en el arroyo con mi familia, cuando era chico. Pero ahora no se puede. Tengo algunas vacas y esa agua ellas no la toman, por eso tuve que hacer un bebedero aparte. También solían haber nutrias y patos silvestres, se murieron todos por el agua contaminada", indicó. 

Pastor señaló que cuando la empresa pidió renovar su habilitación el Municipio se la negó porque no habían presentado el informe de impacto ambiental. Sin embargo, dijo que Acevedo obtuvo un recurso de amparo y así pudo continuar con su actividad. "No es solamente la contaminación del agua, también son la cantidad de moscas que molestan al vecindario y el mal olor. Lo ideal sería retirar el feedlot de la cuenca, y después hacer un tratamiento de los afluentes. Hace un año y medio que estamos con esto, necesitamos que la Justicia se expida rápido", manifestó Pastor.

Acevedo aseguró que realizan análisis cada dos meses y que elevó todos los informes ambientales que le fueron pedidos. "Todo fue presentado ante la Justicia. En el 2017 lo llevé y este año lo presenté de nuevo. La Justicia llamó al INTA, a la facultad de Química de la UNSL, y se hicieron unos 7 u 8 estudios. Cuando muere un animal hacemos una fosa revestida con cal y cemento. La materia fecal va al campo para fertilización, es lo más saludable que hay para la tierra", expresó. 

"El feedlot está a más de mil metros, no hay ningún arroyo y estoy montaña de por medio. Los estudios químicos han reflejado que es imposible físicamente que algún residuo, que se pueda generar viaje a través de la montaña", sostuvo y agregó: "Si hay contaminación, es porque la gente tira basura al borde del río, pero yo estoy a mil metros y no sé por qué me miran a mí". 

Además dijo que la Municipalidad "hace años que no levanta la basura al borde del camino que está a cinco metros del arroyo. No hay modo de que los excrementos de los vacunos vuelen por arriba de la montaña que tiene ciento y pico de metros. Me he cansado de explicarlo, como no me entienden y no me escuchan hay dos procesos iniciados diciendo que no hay ninguna prueba de que haya contaminación ni a un metro". El abogado dijo que la espuma proviene del "agua del lavarropas" y dijo que como no hay cloacas en Estancia Grande, los efluentes se desparraman y van a parar al arroyo.

"Han conseguido su objetivo. Estoy a punto de deshacerme del negocio, tuve que hacer un juicio por cada persona que dice que soy yo el responsable de esto y todos han dictado sentencia a mi favor"

Agregó: "Creen que por el excremento de una vaca va a formarse la espuma. Es un disparate, además ¿Por qué es el desecho de mi vaca y no la de don Juan Pérez que tiene un caballo o una vaca al borde del arroyo en su campito? .

La responsabilidad del feedlot como un foco de contaminación no se circunscribe a El Durazno. En marzo el Ministerio de Medio Ambiente realizó un muestreo en el río El Volcán por el aspecto extraño que mostraba el agua. Las sospechas de los vecinos y hasta de las autoridades también apuntan al predio de Acevedo. 
 

Logín