eldiariodelarepublica.com
En un allanamiento, la Policía recuperó un celular robado

Escuchá acá la 90.9
X

En un allanamiento, la Policía recuperó un celular robado

La dueña del teléfono fue atacada hace veinte días en pleno centro puntano, a dos cuadras de la Comisaría 1ª. El joven que tenía el aparato salió hace seis meses del penal.

El teléfono celular en cuestión es un aparato de alta gama y posee un complejo sistema de rastreo, pero a pesar de ello la Policía tuvo que hacer un trabajo fino para dar con él. Este miércoles, efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional I hicieron un allanamiento en un departamento del barrio Esperanza II y recuperaron el Iphone 8 Plus robado a una estudiante hace veinte días. El joven que lo tenía salió hace seis meses del penal, a donde fue enviado por un hecho similar.

El sospechoso, de apellido Villegas y apodado “El cheto”, tiene antecedentes por asaltos y delitos contra la propiedad según confirmó el jefe de Investigaciones, comisario Roberto Molina.

El departamento en el que vive con su familia, en el monoblock 3, fue requisado en horas de la siesta por el grupo especial COAR en conjunto con personal de Investigaciones y apoyo de la Comisaría 4ª.

A pesar de haber recuperado el aparato, Villegas no quedó detenido porque hasta el momento no hay pruebas que lo liguen directamente al robo. “La investigación sigue y no descartamos pedir nuevas medidas, entre ellas pedir que al menos se le haga (al sospechoso) una causa por encubrimiento”, comentó Molina.

Los investigadores seguían la pista del aparato desde el sábado 23 de junio, cuando Anabela Florencia León fue golpeada y arrastrada por una de las veredas de calle Junín, antes de Caseros, por un joven motociclista que terminó llevándose su teléfono.

Al momento de hacer la denuncia, la víctima, que tiene 20 años y es estudiante de abogacía, ofreció un código de rastreo para que los efectivos pudieran ubicar el aparato con una computadora. “Teníamos una zona señalada pero no un lugar específico, por eso el resto precisó de una investigación de campo para llegar al lugar que allanamos hoy”, detalló el jefe policial.

Además de vivir dentro del radio de búsqueda indicado por el teléfono y de tener antecedentes por hechos similares, la Policía cree que Villegas puede haber estado involucrado en otros arrebatos similares en las últimas semanas, lo que motivó que se llegaran hasta su vivienda.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

En un allanamiento, la Policía recuperó un celular robado

La dueña del teléfono fue atacada hace veinte días en pleno centro puntano, a dos cuadras de la Comisaría 1ª. El joven que tenía el aparato salió hace seis meses del penal.

Esperanza II. El allanamiento fue en un departamento del monoblock 3. Foto: Policía de San Luis.

El teléfono celular en cuestión es un aparato de alta gama y posee un complejo sistema de rastreo, pero a pesar de ello la Policía tuvo que hacer un trabajo fino para dar con él. Este miércoles, efectivos de la División Investigaciones de la Unidad Regional I hicieron un allanamiento en un departamento del barrio Esperanza II y recuperaron el Iphone 8 Plus robado a una estudiante hace veinte días. El joven que lo tenía salió hace seis meses del penal, a donde fue enviado por un hecho similar.

El sospechoso, de apellido Villegas y apodado “El cheto”, tiene antecedentes por asaltos y delitos contra la propiedad según confirmó el jefe de Investigaciones, comisario Roberto Molina.

El departamento en el que vive con su familia, en el monoblock 3, fue requisado en horas de la siesta por el grupo especial COAR en conjunto con personal de Investigaciones y apoyo de la Comisaría 4ª.

A pesar de haber recuperado el aparato, Villegas no quedó detenido porque hasta el momento no hay pruebas que lo liguen directamente al robo. “La investigación sigue y no descartamos pedir nuevas medidas, entre ellas pedir que al menos se le haga (al sospechoso) una causa por encubrimiento”, comentó Molina.

Los investigadores seguían la pista del aparato desde el sábado 23 de junio, cuando Anabela Florencia León fue golpeada y arrastrada por una de las veredas de calle Junín, antes de Caseros, por un joven motociclista que terminó llevándose su teléfono.

Al momento de hacer la denuncia, la víctima, que tiene 20 años y es estudiante de abogacía, ofreció un código de rastreo para que los efectivos pudieran ubicar el aparato con una computadora. “Teníamos una zona señalada pero no un lugar específico, por eso el resto precisó de una investigación de campo para llegar al lugar que allanamos hoy”, detalló el jefe policial.

Además de vivir dentro del radio de búsqueda indicado por el teléfono y de tener antecedentes por hechos similares, la Policía cree que Villegas puede haber estado involucrado en otros arrebatos similares en las últimas semanas, lo que motivó que se llegaran hasta su vivienda.

Logín