eldiariodelarepublica.com
El Plan Carnes cerró el año con 115 comercios adheridos

Escuchá acá la 90.9
X

El Plan Carnes cerró el año con 115 comercios adheridos

El objetivo en 2019 es ampliar la cantidad de localidades. Podrían llegar a producir 1,5 millón de kilos al año.

La idea prendió rápido en la gente. No podía ser de otra manera: conseguir carne a un precio 15% más bajo que en cualquier góndola siempre es tentador. Y además son productos certificados por el Ministerio de Producción, que cuenta detrás con toda la infraestructura de Sol Puntano para la comercialización y los contactos realizados con los productores ganaderos de la provincia, quienes también se mostraron dispuestos a participar en el Plan Carnes San Luis, como una manera de asegurar sus ventas de hacienda. Un círculo virtuoso que llegó adonde quería el Gobierno: el bolsillo de los vecinos.

La propuesta es la de ofrecer cortes vacunos y de cerdo a buenos precios y la progresión del negocio fue siempre en constante ascenso. El proyecto arrancó con 42 comercios de San Luis capital y Juana Koslay, y cerró el año con 115 exhibidoras colocadas, ya que se agregaron algunos de Villa Mercedes y Fraga. El próximo paso es ampliar las fronteras: “Este año vamos a llegar a más comercios del interior”, adelantaron las autoridades de Sol Puntano, que es donde se realiza el cuarteo, desposte, fraccionamiento y envasado de los cortes vacunos, lo que se conoce como Ciclo 2 en el proceso de producción de carne.

Todo comenzó a fines de setiembre, cuando la política del gobierno nacional seguía dibujando un contexto económico por demás pesimista, con cierre de comercios e industrias y un desempleo en constante crecimiento. Con esa realidad a cuestas llegó el Plan Carnes San Luis, para poner en escena a comerciantes minoristas y carnicerías, quienes comenzaron a adquirir para la venta cortes vacunos y de cerdo, con sello puntano y a un precio diferencial. Siempre el ministerio se preocupó por demostrarles que no era que llegaba una nueva competencia, sino todo lo contrario, el plan era un complemento para que pudieran aumentar sus ventas. El único requisito era respetar el precio de referencia que venía en las bandejas. Incluso la provincia los proveyó de un exhibidor para los cortes.

La respuesta fue positiva y rápidamente el color rojo del logo de Carnes San Luis comenzó a poblar pequeños almacenes y carnicerías de barrio. El 26 de setiembre la infraestructura y la logística de Sol Puntano se puso en marcha para distribuir sus productos en los primeros negocios, sin imaginar que la cantidad se iba a triplicar en tres meses.

“Desde el comienzo, el crecimiento en kilos distribuidos de carne vacuna y porcina fue del 100%, llegó a alcanzar los objetivos previstos y mantuvo el atributo de precios inferiores al valor promedio de venta en más del 15%”, aseguró el gerente de Producción de Carne de Sol Puntano, Ricardo Esteban, quien agregó que “en este crecimiento están incluidas las ventas de medias reses de capones, faenadas en el frigorífico propio”. El funcionario se refiere a los cerdos que ingresan a faena en la planta ubicada en la Agrotécnica ubicada a la vera de la Autopista de las Serranías Puntanas, al lado de la escuela experimental.

La infraestructura instalada por el Gobierno de la Provincia abarca cámaras para almacenar la materia prima además de otro sector para elaboración de chorizos, milanesas rebozadas y carne picada. También cuentan con otra cámara que acopia los productos terminados, a lo que se le suman los sectores administrativo y comercial, además de un depósito para envases y etiquetas.

Actualmente, con su propio local de venta, Sol Puntano abre las puertas al público de lunes a viernes, de 9 a 13, en el kilómetro 797,3 de la autopista que conduce a Mendoza, disponiendo de todas las presentaciones que se producen: cortes en bandeja, chacinados, cortes envasados al vacío, perniles y costillares de cerdo, atendiendo también pedidos especiales. Con los chacinados y las milanesas rebozadas agregaron otro nicho comercial, como cualquier carnicería.

“Este año queremos incorporar camiones con furgones térmicos para mejorar el servicio a los clientes actuales y sumar nuevas localidades en el interior de la provincia, además de comenzar la venta y reparto en las ciudades no alcanzadas por los repartos actuales. También sumar comercios en otras ya adheridas al plan”, adelantó Esteban, quien está decidido a “mantener el menor precio con relación al valor promedio de venta al público y, además, llegar en los primeros seis meses a cubrir los 200 comercios en todo San Luis”.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El Plan Carnes cerró el año con 115 comercios adheridos

El objetivo en 2019 es ampliar la cantidad de localidades. Podrían llegar a producir 1,5 millón de kilos al año.

Practicidad. La carne llega a las exhibidoras en bandejas y con la fecha de vencimiento impresa.

La idea prendió rápido en la gente. No podía ser de otra manera: conseguir carne a un precio 15% más bajo que en cualquier góndola siempre es tentador. Y además son productos certificados por el Ministerio de Producción, que cuenta detrás con toda la infraestructura de Sol Puntano para la comercialización y los contactos realizados con los productores ganaderos de la provincia, quienes también se mostraron dispuestos a participar en el Plan Carnes San Luis, como una manera de asegurar sus ventas de hacienda. Un círculo virtuoso que llegó adonde quería el Gobierno: el bolsillo de los vecinos.

La propuesta es la de ofrecer cortes vacunos y de cerdo a buenos precios y la progresión del negocio fue siempre en constante ascenso. El proyecto arrancó con 42 comercios de San Luis capital y Juana Koslay, y cerró el año con 115 exhibidoras colocadas, ya que se agregaron algunos de Villa Mercedes y Fraga. El próximo paso es ampliar las fronteras: “Este año vamos a llegar a más comercios del interior”, adelantaron las autoridades de Sol Puntano, que es donde se realiza el cuarteo, desposte, fraccionamiento y envasado de los cortes vacunos, lo que se conoce como Ciclo 2 en el proceso de producción de carne.

Todo comenzó a fines de setiembre, cuando la política del gobierno nacional seguía dibujando un contexto económico por demás pesimista, con cierre de comercios e industrias y un desempleo en constante crecimiento. Con esa realidad a cuestas llegó el Plan Carnes San Luis, para poner en escena a comerciantes minoristas y carnicerías, quienes comenzaron a adquirir para la venta cortes vacunos y de cerdo, con sello puntano y a un precio diferencial. Siempre el ministerio se preocupó por demostrarles que no era que llegaba una nueva competencia, sino todo lo contrario, el plan era un complemento para que pudieran aumentar sus ventas. El único requisito era respetar el precio de referencia que venía en las bandejas. Incluso la provincia los proveyó de un exhibidor para los cortes.

La respuesta fue positiva y rápidamente el color rojo del logo de Carnes San Luis comenzó a poblar pequeños almacenes y carnicerías de barrio. El 26 de setiembre la infraestructura y la logística de Sol Puntano se puso en marcha para distribuir sus productos en los primeros negocios, sin imaginar que la cantidad se iba a triplicar en tres meses.

“Desde el comienzo, el crecimiento en kilos distribuidos de carne vacuna y porcina fue del 100%, llegó a alcanzar los objetivos previstos y mantuvo el atributo de precios inferiores al valor promedio de venta en más del 15%”, aseguró el gerente de Producción de Carne de Sol Puntano, Ricardo Esteban, quien agregó que “en este crecimiento están incluidas las ventas de medias reses de capones, faenadas en el frigorífico propio”. El funcionario se refiere a los cerdos que ingresan a faena en la planta ubicada en la Agrotécnica ubicada a la vera de la Autopista de las Serranías Puntanas, al lado de la escuela experimental.

La infraestructura instalada por el Gobierno de la Provincia abarca cámaras para almacenar la materia prima además de otro sector para elaboración de chorizos, milanesas rebozadas y carne picada. También cuentan con otra cámara que acopia los productos terminados, a lo que se le suman los sectores administrativo y comercial, además de un depósito para envases y etiquetas.

Actualmente, con su propio local de venta, Sol Puntano abre las puertas al público de lunes a viernes, de 9 a 13, en el kilómetro 797,3 de la autopista que conduce a Mendoza, disponiendo de todas las presentaciones que se producen: cortes en bandeja, chacinados, cortes envasados al vacío, perniles y costillares de cerdo, atendiendo también pedidos especiales. Con los chacinados y las milanesas rebozadas agregaron otro nicho comercial, como cualquier carnicería.

“Este año queremos incorporar camiones con furgones térmicos para mejorar el servicio a los clientes actuales y sumar nuevas localidades en el interior de la provincia, además de comenzar la venta y reparto en las ciudades no alcanzadas por los repartos actuales. También sumar comercios en otras ya adheridas al plan”, adelantó Esteban, quien está decidido a “mantener el menor precio con relación al valor promedio de venta al público y, además, llegar en los primeros seis meses a cubrir los 200 comercios en todo San Luis”.

Logín