Escuchá acá la 90.9
X

Plan Carnes San Luis: un año de vida con los mejores precios

Arrancó con una producción de 9.000 kilos de carne bovina y hoy comercializa 110 mil con el agregado de cerdos. Más oferta, una cadena integrada y la aceptación del público.

Una de las medidas que tomó el gobierno provincial en su lucha contra la pobreza fue lanzar el plan Carnes San Luis. La idea es simple: bajar alrededor de un 15% el precio del producto más consumido de la Argentina integrando la cadena, dando trabajo a los puntanos y eliminando la intermediación, que es la que encarece todo.

Entonces rápidamente Carnes San Luis fue ganando terreno en las preferencias de los consumidores, al punto que hoy tiene entre el 3 y el 4 por ciento del mercado bovino y se arrima al 10% en el de cerdos. Arrancó en septiembre de 2018 vendiendo apenas 9.000 kilos de carne bovina en una veintena de comercios de San Luis y hoy coloca en el mercado unos 110 mil kilos mensuales de carne bovina y de cerdo en 153 negocios de la capital, Juana Koslay, Villa Mercedes, La Punta, Potrero de los Funes y Tilisarao, que fueron las últimas dos localidades en llegar al circuito comercial.

La carne de cerdo es un punto fuerte del plan que conduce Sebastián Lavandeira, con la colaboración de Ricardo Esteban, gerente de producción de carne de Sol Puntano; y Claudio Grippo, quien ocupa el cargo de gerente general de la escuela experimental. Porque a primera vista parece que es la bovina la que domina, sin embargo la producción está estabilizada alrededor de un 50% y 50%, aunque en agosto la producción bovina superó a la porcina 56% a 44%, pero eso varía mes a mes.

La ventaja con la que cuentan los cerdos es que los faena la provincia en la Escuela Agrotécnica de San Luis, ubicada en el predio contiguo a Sol Puntano, lo que permite bajar los costos. La bovina, en cambio, pasa por el matadero de Justo Daract, que es provincial pero está concesionado al frigorífico cordobés Coronel Moldes. Luego las media reses son procesadas en la nueva construcción realizada en lo que antes era el SUM de la escuela experimental. En este año de aprendizaje y desarrollo, el plan comenzó a comprar novillos y vaquillonas en pie a criadores puntanos, sobre todo de Villa Mercedes y el sur; cuando al principio se abastecía directamente de las media reses, en otro paso en búsqueda de mejorar los precios al consumidor.

 

 

 

“El hecho de tener una planta propia para la faena de cerdos integra toda la cadena, porque podemos hacer el Ciclo 1, que comprende la matanza; además del 2, que es el mismo de la carne vacuna e incluye el desposte, trozado, envasado y distribución de la mercadería”, comentó Lavandeira, quien se propone, como último paso en la producción de carne porcina, también hacer la cría de parte del Estado. “Son pasos que iremos agregando de a poco, como el de engordar los novillos con el sistema de hotelería, o comenzar a faenar también en el frigorífico de San Jerónimo”, agregó.

La importancia del Plan Carnes radica en que logra precios más bajos con animales de calidad, ya que los bovinos son novillitos especiales y vaquillonas, mientras que los porcinos son capones de entre 100 y 110 kilos comprados en establecimientos de Justo Daract y La Cumbre. “Si tengo que hacer el balance luego de un año, digo que es súper positivo. Mantuvimos la calidad, establecimos una marca que ya es reconocida en el mercado, los precios siguen bajos y cada vez sumamos más comercios, distribuyendo siempre de la periferia al centro, como pidió el gobernador Alberto Rodríguez Saá”, evaluó el titular de San Luis Logística, quien también tiene a su cargo a la flamante Alfazal, por lo que sus días son agitados.

La infraestructura instalada por el gobierno provincial en Sol Puntano abarca cámaras para almacenar la materia prima; otro sector para elaboración de chorizos, milanesas rebozadas y carne picada; otra cámara que acopia los productos terminados, a lo que se suman los sectores administrativo y comercial, además de un depósito para envases y etiquetas.

 

 

Para que el Plan Carnes siga siendo atractivo, la idea de los directivos es seguir agregando novedades. La última fue la fabricación de hamburguesas, que tuvieron una excelente aceptación de los consumidores. “Mantenemos la bandeja económica (se trata de trozos de paleta, aguja, tapa de asado, palomita, puchero y falda, ideales para el uso diario a la olla o el horno), que siempre ayuda en momentos de crisis, y vamos a llegar a más barrios, además de crecer en volumen. Tenemos un camión propio y alquilamos otro, que es el que llega diariamente a Villa Mercedes. Es todo un circuito virtuoso, porque compramos los animales a criadores de San Luis, faenamos en frigoríficos locales y les damos trabajo a 50 puntanos”, aseguró Lavandeira.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Plan Carnes San Luis: un año de vida con los mejores precios

Arrancó con una producción de 9.000 kilos de carne bovina y hoy comercializa 110 mil con el agregado de cerdos. Más oferta, una cadena integrada y la aceptación del público.

Capacitación. Cincuenta operarios se encargan de la preparación y el envasado.

Una de las medidas que tomó el gobierno provincial en su lucha contra la pobreza fue lanzar el plan Carnes San Luis. La idea es simple: bajar alrededor de un 15% el precio del producto más consumido de la Argentina integrando la cadena, dando trabajo a los puntanos y eliminando la intermediación, que es la que encarece todo.

Entonces rápidamente Carnes San Luis fue ganando terreno en las preferencias de los consumidores, al punto que hoy tiene entre el 3 y el 4 por ciento del mercado bovino y se arrima al 10% en el de cerdos. Arrancó en septiembre de 2018 vendiendo apenas 9.000 kilos de carne bovina en una veintena de comercios de San Luis y hoy coloca en el mercado unos 110 mil kilos mensuales de carne bovina y de cerdo en 153 negocios de la capital, Juana Koslay, Villa Mercedes, La Punta, Potrero de los Funes y Tilisarao, que fueron las últimas dos localidades en llegar al circuito comercial.

La carne de cerdo es un punto fuerte del plan que conduce Sebastián Lavandeira, con la colaboración de Ricardo Esteban, gerente de producción de carne de Sol Puntano; y Claudio Grippo, quien ocupa el cargo de gerente general de la escuela experimental. Porque a primera vista parece que es la bovina la que domina, sin embargo la producción está estabilizada alrededor de un 50% y 50%, aunque en agosto la producción bovina superó a la porcina 56% a 44%, pero eso varía mes a mes.

La ventaja con la que cuentan los cerdos es que los faena la provincia en la Escuela Agrotécnica de San Luis, ubicada en el predio contiguo a Sol Puntano, lo que permite bajar los costos. La bovina, en cambio, pasa por el matadero de Justo Daract, que es provincial pero está concesionado al frigorífico cordobés Coronel Moldes. Luego las media reses son procesadas en la nueva construcción realizada en lo que antes era el SUM de la escuela experimental. En este año de aprendizaje y desarrollo, el plan comenzó a comprar novillos y vaquillonas en pie a criadores puntanos, sobre todo de Villa Mercedes y el sur; cuando al principio se abastecía directamente de las media reses, en otro paso en búsqueda de mejorar los precios al consumidor.

 

 

 

“El hecho de tener una planta propia para la faena de cerdos integra toda la cadena, porque podemos hacer el Ciclo 1, que comprende la matanza; además del 2, que es el mismo de la carne vacuna e incluye el desposte, trozado, envasado y distribución de la mercadería”, comentó Lavandeira, quien se propone, como último paso en la producción de carne porcina, también hacer la cría de parte del Estado. “Son pasos que iremos agregando de a poco, como el de engordar los novillos con el sistema de hotelería, o comenzar a faenar también en el frigorífico de San Jerónimo”, agregó.

La importancia del Plan Carnes radica en que logra precios más bajos con animales de calidad, ya que los bovinos son novillitos especiales y vaquillonas, mientras que los porcinos son capones de entre 100 y 110 kilos comprados en establecimientos de Justo Daract y La Cumbre. “Si tengo que hacer el balance luego de un año, digo que es súper positivo. Mantuvimos la calidad, establecimos una marca que ya es reconocida en el mercado, los precios siguen bajos y cada vez sumamos más comercios, distribuyendo siempre de la periferia al centro, como pidió el gobernador Alberto Rodríguez Saá”, evaluó el titular de San Luis Logística, quien también tiene a su cargo a la flamante Alfazal, por lo que sus días son agitados.

La infraestructura instalada por el gobierno provincial en Sol Puntano abarca cámaras para almacenar la materia prima; otro sector para elaboración de chorizos, milanesas rebozadas y carne picada; otra cámara que acopia los productos terminados, a lo que se suman los sectores administrativo y comercial, además de un depósito para envases y etiquetas.

 

 

Para que el Plan Carnes siga siendo atractivo, la idea de los directivos es seguir agregando novedades. La última fue la fabricación de hamburguesas, que tuvieron una excelente aceptación de los consumidores. “Mantenemos la bandeja económica (se trata de trozos de paleta, aguja, tapa de asado, palomita, puchero y falda, ideales para el uso diario a la olla o el horno), que siempre ayuda en momentos de crisis, y vamos a llegar a más barrios, además de crecer en volumen. Tenemos un camión propio y alquilamos otro, que es el que llega diariamente a Villa Mercedes. Es todo un circuito virtuoso, porque compramos los animales a criadores de San Luis, faenamos en frigoríficos locales y les damos trabajo a 50 puntanos”, aseguró Lavandeira.

Logín