eldiariodelarepublica.com
El sueño de crear un avión propio comenzó a tomar vuelo

Escuchá acá la 90.9
X

El sueño de crear un avión propio comenzó a tomar vuelo

Fernando Persa diseñó una réplica de un “Piper J3”, que esta semana recibió la licencia para volar.

Luego de varios meses de trabajo, el sueño de crear su propio avión, para Fernando Persa, y todos los que forman parte del Aeroclub de Villa Mercedes, comenzó a hacerse realidad. La réplica del “Piper J3” se convirtió en el primer avión experimental matriculado de la provincia y esta semana recibió la licencia de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Su creador aseguró que la tarea fue “demasiada compleja”, sin embargo hoy sueña con emprender el camino de la construcción aeronáutica.

“De a poco me voy dando cuenta de lo que significa esto. Por ahí, al pasar tantas horas de cerca no era consciente de lo que estaba construyendo, pero ahora que lo veo terminado siento algo maravilloso, lo que siempre soñé”, expresó Persa, su creador, que luego agregó que llegan aficionados desde Buenos Aires, Mendoza, Río Cuarto y diferentes lugares solo para ver el proyecto. “Que la gente lo vea y se sorprenda me llena el alma. Hace 38 años que tengo este hobby, antes me dedicaba a la construcción de los aeromodelos jet, y hace un año y medio que decidí probar con esto”, contó.

Fernando comenzó con el proyecto de inventar y diseñar su propia aeronave en junio del 2017. Desde ese momento hasta ahora, todos los martes y jueves, desde las 18 hasta la madrugada, y los sábados, casi todo el día, se dedica al proceso. “Con Javier Darnay, un gran amigo y presidente del aeroclub, desde chicos siempre imaginábamos construir nuestro propio avión, y ahora estoy agradecido de haber contado con su ayuda, tanto en la fabricación como en el espacio que me dio”, reconoció.

Para obtener su licencia, la avioneta no podía conservar el nombre original, y su creador decidió bautizarlo “Guor”, en homenaje a un cacique ranquel. “Esta marca quedará registrada para siempre, dentro de unos meses vamos a terminar con otro avión que comenzamos a construir después y se llamará ‘Guor 2’, que tiene las mismas características”, explicó.

La máquina es biplaza, tiene 315 kilos en vacío y una capacidad total para 600 kilos. El motor es de 65 HP y consume alrededor de 16 litros de nafta por hora. “Esta semana vino a realizar la auditoría el director de Operaciones Aeronáuticas de la ANAC, Jorge Pedreira, anduvo todo de primera y las inspecciones resultaron muy positivas”, remarcó con mucha emoción Fernando, que a partir del 22 de enero estará habilitado para llevar adelante las primeras cuarenta horas dentro de 40 kilómetros, para luego tramitar la licencia definitiva.

Desde el primer tornillo y caño que colocaron, el protagonista fue compartiendo su experiencia y todo el proceso en una página de Facebook, que se llama “Proyecto Piper J3 Villa Mercedes”. Asegura que el medio superó los mil seguidores y recibe elogios y consultas de gente de todo el país. “Muchos nos piden que les coordinemos una visita para venir a verlo, eso nos hace sentir bien”, destacó.

Fernando se dedica a la fabricación de carteles. Reconoce que es un apasionado por el aeromodelismo y, a su vez, dejó abierta la puerta de continuar su vida construyendo aviones. “Esta tarea es demasiado compleja, nada se logró conseguir acá a la vuelta. Viajamos a Buenos Aires a buscar las maderas, el motor es de Bahía Blanca, a esto hay que sumarle las horas de investigación. Sin embargo sería un sueño vivir de esto”, confesó Persa, que adelanto que ya tiene una lista de encargues en el caso de que tome una decisión positiva. “Hasta ahora hay cuatro compradores que me pidieron uno, seguramente cuando salgamos a exhibirlo se sumarán otros más”, comentó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El sueño de crear un avión propio comenzó a tomar vuelo

Fernando Persa diseñó una réplica de un “Piper J3”, que esta semana recibió la licencia para volar.

Esta semana, el creador y los ayudantes realizaron los vuelos de prueba sobre la pista, sin ningún circuito, y aseguraron que el resultado fue un éxito. Foto: Juan Andrés Galli.

Luego de varios meses de trabajo, el sueño de crear su propio avión, para Fernando Persa, y todos los que forman parte del Aeroclub de Villa Mercedes, comenzó a hacerse realidad. La réplica del “Piper J3” se convirtió en el primer avión experimental matriculado de la provincia y esta semana recibió la licencia de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC). Su creador aseguró que la tarea fue “demasiada compleja”, sin embargo hoy sueña con emprender el camino de la construcción aeronáutica.

“De a poco me voy dando cuenta de lo que significa esto. Por ahí, al pasar tantas horas de cerca no era consciente de lo que estaba construyendo, pero ahora que lo veo terminado siento algo maravilloso, lo que siempre soñé”, expresó Persa, su creador, que luego agregó que llegan aficionados desde Buenos Aires, Mendoza, Río Cuarto y diferentes lugares solo para ver el proyecto. “Que la gente lo vea y se sorprenda me llena el alma. Hace 38 años que tengo este hobby, antes me dedicaba a la construcción de los aeromodelos jet, y hace un año y medio que decidí probar con esto”, contó.

Fernando comenzó con el proyecto de inventar y diseñar su propia aeronave en junio del 2017. Desde ese momento hasta ahora, todos los martes y jueves, desde las 18 hasta la madrugada, y los sábados, casi todo el día, se dedica al proceso. “Con Javier Darnay, un gran amigo y presidente del aeroclub, desde chicos siempre imaginábamos construir nuestro propio avión, y ahora estoy agradecido de haber contado con su ayuda, tanto en la fabricación como en el espacio que me dio”, reconoció.

Para obtener su licencia, la avioneta no podía conservar el nombre original, y su creador decidió bautizarlo “Guor”, en homenaje a un cacique ranquel. “Esta marca quedará registrada para siempre, dentro de unos meses vamos a terminar con otro avión que comenzamos a construir después y se llamará ‘Guor 2’, que tiene las mismas características”, explicó.

La máquina es biplaza, tiene 315 kilos en vacío y una capacidad total para 600 kilos. El motor es de 65 HP y consume alrededor de 16 litros de nafta por hora. “Esta semana vino a realizar la auditoría el director de Operaciones Aeronáuticas de la ANAC, Jorge Pedreira, anduvo todo de primera y las inspecciones resultaron muy positivas”, remarcó con mucha emoción Fernando, que a partir del 22 de enero estará habilitado para llevar adelante las primeras cuarenta horas dentro de 40 kilómetros, para luego tramitar la licencia definitiva.

Desde el primer tornillo y caño que colocaron, el protagonista fue compartiendo su experiencia y todo el proceso en una página de Facebook, que se llama “Proyecto Piper J3 Villa Mercedes”. Asegura que el medio superó los mil seguidores y recibe elogios y consultas de gente de todo el país. “Muchos nos piden que les coordinemos una visita para venir a verlo, eso nos hace sentir bien”, destacó.

Fernando se dedica a la fabricación de carteles. Reconoce que es un apasionado por el aeromodelismo y, a su vez, dejó abierta la puerta de continuar su vida construyendo aviones. “Esta tarea es demasiado compleja, nada se logró conseguir acá a la vuelta. Viajamos a Buenos Aires a buscar las maderas, el motor es de Bahía Blanca, a esto hay que sumarle las horas de investigación. Sin embargo sería un sueño vivir de esto”, confesó Persa, que adelanto que ya tiene una lista de encargues en el caso de que tome una decisión positiva. “Hasta ahora hay cuatro compradores que me pidieron uno, seguramente cuando salgamos a exhibirlo se sumarán otros más”, comentó.

Logín