eldiariodelarepublica.com
La maldición que persigue a Henry Thomas, el niño que se hizo amigo de “E.T.”

Escuchá acá la 90.9
X

La maldición que persigue a Henry Thomas, el niño que se hizo amigo de “E.T.”

El actor intentó librarse del papel que interpretó en la película de Steven Spielberg, pero hasta “La Maldición de Hill House” nadie lo recordaba por otra cosa

Henry Thomas tiene una maldición. El actor interpretó de purrete a Elliot, el amigo de E.T., un papel que lo llevó a la fama desde temprana edad pero que después no le permitió brillar. Cayó en los vicios y adicciones cuando no pudo mantener su fama en una industria exigente y que encasilla a los actores con los papeles.

Thomas llegó a la cima del cielo en bicicleta cuando Steven Spielberg lo dirigió en la película de “E.T.”. Un año antes (1981) había debutado en la película “El Mendigo”.

Trabajó con Martin Scorsese en “Gánsteres de Nueva York” y acompañó a Brad Pitt y Anthony Hopkins en el reparto de la noventera “Leyendas de Pasión”.

Participó a las órdenes de Milos Forman en “Valmont”, pero la película terminó eclipsada por el estreno de “Las amistades peligrosas”, de Stephen Frears, una adaptación de la misma novela de la cinta de la que él formaba parte.

Casi abandona el cine debido a su mala fortuna y estuvo a punto de dejarse caer en manos de la música con su banda “The Blue Heelers”, y llegó a componer canciones para una cinta del hermano del director Aki Kaurismaki.

Interpretó al mítico Norman Bates de Alfred Hitchcock en “Psicosis IV: El comienzo”, pero es uno de los pocos actores que pasó desapercibido en el papel.

Ahora, Mike Flanagan lo fichó para interpretar al padre de familia en la serie de terror “La Maldición de Hill House”, en la versión del pasado de la casa encantada que tantas penurias le trae a la familia protagonista. Está en un momento clave, pero esta vez quiere volar sin bicicleta.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

La maldición que persigue a Henry Thomas, el niño que se hizo amigo de “E.T.”

El actor intentó librarse del papel que interpretó en la película de Steven Spielberg, pero hasta “La Maldición de Hill House” nadie lo recordaba por otra cosa

Henry Thomas tiene una maldición. El actor interpretó de purrete a Elliot, el amigo de E.T., un papel que lo llevó a la fama desde temprana edad pero que después no le permitió brillar. Cayó en los vicios y adicciones cuando no pudo mantener su fama en una industria exigente y que encasilla a los actores con los papeles.

Thomas llegó a la cima del cielo en bicicleta cuando Steven Spielberg lo dirigió en la película de “E.T.”. Un año antes (1981) había debutado en la película “El Mendigo”.

Trabajó con Martin Scorsese en “Gánsteres de Nueva York” y acompañó a Brad Pitt y Anthony Hopkins en el reparto de la noventera “Leyendas de Pasión”.

Participó a las órdenes de Milos Forman en “Valmont”, pero la película terminó eclipsada por el estreno de “Las amistades peligrosas”, de Stephen Frears, una adaptación de la misma novela de la cinta de la que él formaba parte.

Casi abandona el cine debido a su mala fortuna y estuvo a punto de dejarse caer en manos de la música con su banda “The Blue Heelers”, y llegó a componer canciones para una cinta del hermano del director Aki Kaurismaki.

Interpretó al mítico Norman Bates de Alfred Hitchcock en “Psicosis IV: El comienzo”, pero es uno de los pocos actores que pasó desapercibido en el papel.

Ahora, Mike Flanagan lo fichó para interpretar al padre de familia en la serie de terror “La Maldición de Hill House”, en la versión del pasado de la casa encantada que tantas penurias le trae a la familia protagonista. Está en un momento clave, pero esta vez quiere volar sin bicicleta.

Logín