eldiariodelarepublica.com
Sigue el drama: necesitan otros dos días para llegar al niño atrapado en un pozo

Escuchá acá la 90.9
X

Sigue el drama: necesitan otros dos días para llegar al niño atrapado en un pozo

Las autoridades y rescatistas españolen llevan 48 horas de trabajo sin descanso. Pese a ello, aún no pueden saber en qué estado está el pequeño Julen.

Un centenar de personas entre rescatistas, autoridades locales, mineros asturianos y miembros de una de las empresas que ayudó a rescatar a los 33 mineros chilenos trabajan sin descanso para rescatar al pequeño Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo de más de cien metros mientras paseaba con sus padres en la localidad española de Totalán, en Málaga.

Las novedades son desesperantes: el pequeño lleva dos días atrapado en las profundidades sin que se sepa su estado y los equipos de rescate estiman que llegar a él, cavando un pozo paralelo, llevará entre 24 y 48 horas más.

“Creemos que la nueva vía de rescate podría estar completa en un plazo de entre 24 y 48 horas”, confirmó Alfonso Gómez de Celis, delegado de del gobierno en Andalucía.

La participación de la firma sueca SPT, que en 2010 trabajó en el rescate de los mineros chilenos en la mina San José, en Copiapó, fue la novedad de este martes ayudando a realizar un estudio de geolocalización.

Según reflejó el diario El País de España, durante la jornada hicieron descender una cámara hasta casi 80 metros de profundidad, pero chocó con una bolsa de basura y un tapón de arena que le impidió seguir.

El drama del niño comenzó el domingo, cuando paseaba con sus padres, José y Victoria, mientras preparaban una paella en la finca de un familiar.

Si bien una versión aseguraba que Julen jugaba con un primo cuando se precipitó al pozo, hoy sus padres aseguraron que estaba a tres o cuatro metros suyo cuando lo perdieron de vista.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Sigue el drama: necesitan otros dos días para llegar al niño atrapado en un pozo

Las autoridades y rescatistas españolen llevan 48 horas de trabajo sin descanso. Pese a ello, aún no pueden saber en qué estado está el pequeño Julen.

El pozo en el que cayó Julen tiene cerca de 110 metros de profundidad y apenas 25 centímetros de ancho. Foto: Télam.

Un centenar de personas entre rescatistas, autoridades locales, mineros asturianos y miembros de una de las empresas que ayudó a rescatar a los 33 mineros chilenos trabajan sin descanso para rescatar al pequeño Julen, el niño de dos años que cayó en un pozo de más de cien metros mientras paseaba con sus padres en la localidad española de Totalán, en Málaga.

Las novedades son desesperantes: el pequeño lleva dos días atrapado en las profundidades sin que se sepa su estado y los equipos de rescate estiman que llegar a él, cavando un pozo paralelo, llevará entre 24 y 48 horas más.

“Creemos que la nueva vía de rescate podría estar completa en un plazo de entre 24 y 48 horas”, confirmó Alfonso Gómez de Celis, delegado de del gobierno en Andalucía.

La participación de la firma sueca SPT, que en 2010 trabajó en el rescate de los mineros chilenos en la mina San José, en Copiapó, fue la novedad de este martes ayudando a realizar un estudio de geolocalización.

Según reflejó el diario El País de España, durante la jornada hicieron descender una cámara hasta casi 80 metros de profundidad, pero chocó con una bolsa de basura y un tapón de arena que le impidió seguir.

El drama del niño comenzó el domingo, cuando paseaba con sus padres, José y Victoria, mientras preparaban una paella en la finca de un familiar.

Si bien una versión aseguraba que Julen jugaba con un primo cuando se precipitó al pozo, hoy sus padres aseguraron que estaba a tres o cuatro metros suyo cuando lo perdieron de vista.

Logín