22°SAN LUIS - Viernes 28 de Enero de 2022

22°SAN LUIS - Viernes 28 de Enero de 2022

EN VIVO

Doble homicidio en “La Esperanza”: el único detenido no declaró

Claudio Nahuel Bohorquez se sentó ante el juez Leandro Estrada acusado por los asesinatos de su abuela y su tío en una estancia cerca de El Morro. No habló y tampoco pidió prórroga, por lo que el magistrado tiene 48 horas para decidir su destino.

Por redacción
| 19 de enero de 2019

Claudio Nahuel Bohorquez no dijo nada, solo que se abstenía de declarar y que no solicitaba prórroga de su detención. El joven de 23 años, el principal sospechoso por los homicidios de su abuela y de un tío en la estancia “La Esperanza”, cercana a la localidad de El Morro, ni siquiera repitió la historia que le contó a su madre, de un presunto robo en el campo, y tampoco repitió lo que supuestamente les dijo a policías de la ciudad cordobesa de Río Cuarto, a quienes les habría confesado los crímenes de manera informal. Ahora, el juez Penal Leandro Estrada tiene 48 horas para decidir si lo procesa o lo deja en libertad.

 

Bohorquez llegó a San Luis desde Río Cuarto este viernes a la siesta, custodiado por una comitiva policial puntana que fue a buscarlo por orden de Estrada.

 

Luego de que algunos medios de prensa riocuartenses, ciudad de la que el sospechoso es nativo, deslizaran la información de una presunta confesión, había una gran expectativa sobre lo que el joven podría decir en la indagatoria a la que fue citado esta mañana.

 

Según trascendió, Estrada le imputó los delitos de homicidio calificado por el vínculo y por alevosía en el caso de su abuela, Mirta Frida Reich, de 70 años, y de homicidio calificado por alevosía en perjuicio de Alexandro Oscar Aime, su tío, de 45, ambos en concurso real.

 

Los cuerpos fueron hallados por bomberos y policías de El Morro y Juan Llerena el martes a la madrugada. Habían sido incinerados hasta quedar irreconocibles; luego, en la autopsia, se confirmó que habían sido ultimados de un disparo en la cabeza, aunque el arma homicida aún no aparece.

 

El hecho de que Bohorquez, que vivía y trabajaba en “La Esperanza”, manejara 144 kilómetros hasta la casa de su madre en Río Cuarto, en la camioneta Toyota Hilux de Aime, para contarle a la mujer que creía haber escuchado disparos en el campo, hizo que los investigadores posaran sus sospechas en él.

 

Mientras la Policía trabaja a contra reloj para reunir pruebas que lo comprometan, el sospechoso va a continuar alojado en la Comisaría 9ª de Villa Mercedes.

 

Lo defienden los abogados José Luis Dopazo y Adolfo Enrique Aman.

 

Comentá vos tambien...