eldiariodelarepublica.com
San Luis se sumó a un certamen mundial de juegos

Escuchá acá la 90.9
X

San Luis se sumó a un certamen mundial de juegos

La "Global Game Jam" se realizó en simultáneo en 1.800 sedes en diferentes ciudades de todo el mundo.

Por tercera vez consecutiva San Luis se convirtió en sede de la "Global Game Jam". Este año 16 participantes se congregaron en el edificio que alberga al Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad de La Punta (ULP) en avenida Lafinur 840 para desarrollar y programar, durante dos días, juegos de video y de mesa. En total se formaron seis equipos de los cuales solo tres lograron finalizar sus proyectos, dos videojuegos y un juego de mesa, que fueron subidos a la plataforma mundial de la "Game Jam".

En simultáneo 1.800 sedes en diferentes ciudades de todo el mundo programaron videojuegos durante tres días. San Luis fue una de ellas. Al inicio del encuentro asistieron 16 personas que se organizaron en grupos según las afinidades y las habilidades de cada uno de los participantes. Luego de presentarse y expresar sus conocimientos en la materia, los organizadores dieron a conocer el tema, que es secreto hasta el momento de comenzar, en el que debían basarse para desarrollar su juego. Este año la consigna en todo el mundo fue "¿Qué es el hogar para vos?". A partir de ahí comenzó la misión.

"El primer día fuimos 16, pero después fueron abandonando. Hubo un grupo de Programadores 3.0 que querían saber de qué se trataba y se coparon, pero no llegaron a terminar el juego", comentó Andrés Micalizzi quien organiza la Jam junto a Martín Rodríguez.

Aseguró que programar "demanda mucho tiempo y por ahí los que no conocen cómo se piensan que es más 'light' y cuando estás en el baile que te pega un evento de estos, en un día la presión arranca desde el primer momento".

Este año finalizaron los juegos tres equipos. "Para hacer mi juego pensé en que el hogar es un lugar donde uno está tranquilo y feliz, un refugio de los problemas, entonces los presenté como un escenario donde hay una casa en el medio y un personaje, que maneja el jugador, la tiene que defender de unos monstruos los cuales son  los problemas, por ejemplo, de dinero, de salud, cada uno acciona diferente y tenés que resolverlo a los 'cachetazos', cuando resolviste todo ganás el juego", detalló Rodríguez.

El segundo videojuego trata de una invasión alienígena a los que el jugador debe matar para poder escapar e irse a otro planeta.

El equipo de Micalizzi desarrollo algo más tradicional, un juego de mesa. "Su categoría es 'cooperativo de cartas, de administración de recursos y presionar la suerte'", dijo entusiasmado y comenzó a relatar la sinopsis: "El planeta está pasando por enormes desastres naturales, civiles, económicos y de guerra. La humanidad tiene dos opciones: hacer un biodomo donde resistir hasta que las condiciones planetarias mejoren, a que la naturaleza se pacifique, o irse a otro planeta. Es un juego donde en todos los turnos jugás cartas y juntas fondos -dinero- para poder comprar tecnología y realizar alguno de los dos planes de supervivencia. En el interín se van dando diferentes crisis naturales o guerras que te hacen perder plata y población".

Todos los jugadores tienen el mismo fin, salvar la humanidad. Se juega con un tablero que indica la cantidad de recursos que tienen, estos son: ecosistema, población, paz y tecnología. También se contabilizan los fondos. "Si alguno de estos recursos se te acaba perdés. También hay una carta que desencadena un evento de extinción masiva que también te hace perder salvo que hayas podido construir el domo o estés en la nave que te lleve a otro planeta, en ese caso ganaste. Igualmente la humanidad tiene que aguantar hasta que llegue el momento de la extinción, porque en todos los turnos pasan cosas a las que tenés que sobrevivir y si hacés la nave hay que aguantar siete rondas más sin perder y eso implicaría el viaje hacia el planeta que van a colonizar", detalló.

Los programadores en total subieron a la plataforma global unos ocho juegos. "Lo organizamos porque nos encanta participar y la idea también es llegar a conformar una comunidad que se dedique a esto. Por más que vengan un rato y luego se vayan, de a poco vamos logrando que más gente venga, sabemos que no es una asignatura fácil", comentó Rodríguez.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis se sumó a un certamen mundial de juegos

La "Global Game Jam" se realizó en simultáneo en 1.800 sedes en diferentes ciudades de todo el mundo.

Rodríguez, Rezzano y Micalizzi desplegaron su creatividad en la maratón de programación mundial. Foto: Leandro Cruciani.

Por tercera vez consecutiva San Luis se convirtió en sede de la "Global Game Jam". Este año 16 participantes se congregaron en el edificio que alberga al Instituto de Ciencia y Tecnología de la Universidad de La Punta (ULP) en avenida Lafinur 840 para desarrollar y programar, durante dos días, juegos de video y de mesa. En total se formaron seis equipos de los cuales solo tres lograron finalizar sus proyectos, dos videojuegos y un juego de mesa, que fueron subidos a la plataforma mundial de la "Game Jam".

En simultáneo 1.800 sedes en diferentes ciudades de todo el mundo programaron videojuegos durante tres días. San Luis fue una de ellas. Al inicio del encuentro asistieron 16 personas que se organizaron en grupos según las afinidades y las habilidades de cada uno de los participantes. Luego de presentarse y expresar sus conocimientos en la materia, los organizadores dieron a conocer el tema, que es secreto hasta el momento de comenzar, en el que debían basarse para desarrollar su juego. Este año la consigna en todo el mundo fue "¿Qué es el hogar para vos?". A partir de ahí comenzó la misión.

"El primer día fuimos 16, pero después fueron abandonando. Hubo un grupo de Programadores 3.0 que querían saber de qué se trataba y se coparon, pero no llegaron a terminar el juego", comentó Andrés Micalizzi quien organiza la Jam junto a Martín Rodríguez.

Aseguró que programar "demanda mucho tiempo y por ahí los que no conocen cómo se piensan que es más 'light' y cuando estás en el baile que te pega un evento de estos, en un día la presión arranca desde el primer momento".

Este año finalizaron los juegos tres equipos. "Para hacer mi juego pensé en que el hogar es un lugar donde uno está tranquilo y feliz, un refugio de los problemas, entonces los presenté como un escenario donde hay una casa en el medio y un personaje, que maneja el jugador, la tiene que defender de unos monstruos los cuales son  los problemas, por ejemplo, de dinero, de salud, cada uno acciona diferente y tenés que resolverlo a los 'cachetazos', cuando resolviste todo ganás el juego", detalló Rodríguez.

El segundo videojuego trata de una invasión alienígena a los que el jugador debe matar para poder escapar e irse a otro planeta.

El equipo de Micalizzi desarrollo algo más tradicional, un juego de mesa. "Su categoría es 'cooperativo de cartas, de administración de recursos y presionar la suerte'", dijo entusiasmado y comenzó a relatar la sinopsis: "El planeta está pasando por enormes desastres naturales, civiles, económicos y de guerra. La humanidad tiene dos opciones: hacer un biodomo donde resistir hasta que las condiciones planetarias mejoren, a que la naturaleza se pacifique, o irse a otro planeta. Es un juego donde en todos los turnos jugás cartas y juntas fondos -dinero- para poder comprar tecnología y realizar alguno de los dos planes de supervivencia. En el interín se van dando diferentes crisis naturales o guerras que te hacen perder plata y población".

Todos los jugadores tienen el mismo fin, salvar la humanidad. Se juega con un tablero que indica la cantidad de recursos que tienen, estos son: ecosistema, población, paz y tecnología. También se contabilizan los fondos. "Si alguno de estos recursos se te acaba perdés. También hay una carta que desencadena un evento de extinción masiva que también te hace perder salvo que hayas podido construir el domo o estés en la nave que te lleve a otro planeta, en ese caso ganaste. Igualmente la humanidad tiene que aguantar hasta que llegue el momento de la extinción, porque en todos los turnos pasan cosas a las que tenés que sobrevivir y si hacés la nave hay que aguantar siete rondas más sin perder y eso implicaría el viaje hacia el planeta que van a colonizar", detalló.

Los programadores en total subieron a la plataforma global unos ocho juegos. "Lo organizamos porque nos encanta participar y la idea también es llegar a conformar una comunidad que se dedique a esto. Por más que vengan un rato y luego se vayan, de a poco vamos logrando que más gente venga, sabemos que no es una asignatura fácil", comentó Rodríguez.

Logín