24°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

24°SAN LUIS - Jueves 06 de Octubre de 2022

EN VIVO

Continúan las protestas y decretan un nuevo toque de queda en Santiago

Hasta el momento los enfrentamientos dejaron al menos 11 muertos, heridos y cientos de detenidos. 

Por redacción
| 21 de octubre de 2019
Imágenes: internet.

 

Al grito de "Chile despertó", miles de ciudadanos se reunieron este lunes en la emblemática Plaza Italia de Santiago, en protesta contra la desigualdad social y después de un fin de semana con estallidos de violencia que dejaron al menos 11 muertos, heridos, detenidos, saqueos y dura represión por parte de las fuerzas de seguridad.

 

Por su parte, el jefe militar a cargo de la seguridad de Santiago (Chile), Javier Iturriaga, decretó por tercer día consecutivo toque de queda nocturno. "Necesitamos nuevamente decretar toque de queda, el que regirá para toda la región Metropolitana a partir de hoy a las 20H00 (23h00 GMT) y hasta mañana a las 06H00 (09H00 GMT)". 

 

Los manifestantes llegaron de manera pacífica al paseo céntrico de la capital chilena y luego comenzaron a marchar en medio de consignas contra la violencia.

 

 

 

Sin embargo, durante la marcha se produjeron algunos incidentes en los que las fuerzas de seguridad usaron granadas de gas lacrimógeno contra grupos de manifestantes.

 

También hubo cacerolazos en otros puntos de Santiago, una escena que se repitió en otras ciudades del interior del país.

 

 

Solo en la noche del domingo, las autoridades reportaron tres muertos a causa de los disturbios, además de 50 policías y militares heridos y 350 actos de violencia.

 

 

En Valparaiso y Concepción, por ejemplo, se registraron enfrentamientos entre manifestantes y agentes de seguridad.

 

Las calles de Santiago continuaban militarizadas y en distintos puntos de la ciudad se observaban largas filas de personas a la espera de hacer sus compras en supermercados y tiendas.

 

Las protestas comenzaron la semana pasada contra un aumento en el precio de los boletos del subterráneo y se extendieron durante el fin de semana con mayor violencia, en medio de demandas por mejoras en los sistemas de salud y educación, protestas contra la distribución desigual de ingresos y exigencias para un mejor funcionamiento de los servicios previsionales y sociales.

 

El presidente Sebastián Piñera decidió en este contexto anular su decisión de aumentar los precios de los pasajes en el subterráneo, pero la rebelión continuó con distintas expresiones, entre ellas cacerolazos, saqueos e incendios de comercios.

 

Piñera dijo que el país está en una "guerra con un enemigo poderoso e implacable", una frase que llevó a su antecesora y actual alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a pedir que se deje a un lado la "retórica inflamada" para dar paso a un diálogo capaz de controlar la situación.

 

 

Telám 

 

Comentá vos tambien...