Escuchá acá la 96.3
X

"El apoyo a Fernández es una señal de rechazo al Gobierno"

Lo dijo el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, en su visita de campaña a la provincia. El presidente de la UCR nacional se mostró confiado en la reelección de Macri, el domingo.

Tras retener la gobernación de Mendoza en manos de su candidato Rodolfo Suárez, el actual jefe de Estado de la vecina provincia, Alfredo Cornejo, desembarcó este lunes en suelo puntano para brindar su apoyo a los candidatos radicales sanluiseños al Congreso nacional, Alejandro Cacace y Eugenia Gallardo. Lejos del distanciamiento que mostró de Macri en la previa a las elecciones mendocinas realizadas a fines del mes pasado, el presidente de la UCR reencausó sus vínculos con la Casa Rosada, no antes sin hacer un balance acorde a la realidad política y de imagen negativa que la mayoría de los votantes tiene de Macri. "No hay un enamoramiento por Alberto Fernández, aunque haya sacado un porcentaje alto en las PASO, no significa un contrato de adhesión de los argentinos a su candidatura, sino que fue en un momento determinado y como una señal de rechazo al gobierno nacional", afirmó Cornejo a El Diario de la República.

El actual gobernador mendocino arribó a la Casa Radical de San Luis cerca del mediodía para dar una disertación ante los dirigentes y militantes partidarios. Con la sola excepción del slogan macrista de "Sí, se puede", Cornejo no se apartó del discurso oficial de Nación durante su exposición ante un auditorio conformado por casi un centenar de oyentes, entre los que tuvo particular relevancia el titular de Avanzar, Claudio Poggi. El contraste de la comunión opositora provincial estuvo marcado por las ausencias de los clásicos del radicalismo puntano como Jorge "Pupa" Agúndez, Walter Ceballos y Jorge Lucero, quienes encarnan las diferencias políticas al interior del partido.

"Categóricamente de ser reelecto Macri queremos mantenernos unidos con un diálogo más horizontal de las fuerzas que integramos Cambiemos con el Presidente, que las decisiones no se tomen únicamente por un solo partido, sino tener una mayor participación en ese proceso. En el caso de que suceda el 'plan B', que nos toque perder, también consideramos que es conveniente mantenernos unidos para que haya alternancia en Argentina y el radicalismo va a colaborar para que así sea", sostuvo Cornejo, tras una conferencia que dio para los medios locales, en la que reafirmó que pese a los resultados que arroje la elección nacional del domingo -que tiene como favorito al candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, con más del 53 por ciento de la intención de voto- la UCR continuará integrando la coalición de Cambiemos.

Además, coherente con su alineamiento político, el gobernador mendocino insistió en que la actual crisis económica es una responsabilidad de la "pesada herencia" del kirchnerismo y señaló que un periodo de gobierno no es suficiente para introducir los cambios necesarios para la recuperación del país. También dijo que la "vergonzosa" inflación que azota al bolsillo de los argentinos es consecuencia de la falta de un acuerdo político que incluya un funcionamiento equilibrado.

"Los problemas que tenemos no  vienen de estos años, responsabilizar al presidente de la coyuntura actual es, por lo menos, injusto o irreal porque hace ocho años que no crecemos genuinamente", insistió Cornejo.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"El apoyo a Fernández es una señal de rechazo al Gobierno"

Lo dijo el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, en su visita de campaña a la provincia. El presidente de la UCR nacional se mostró confiado en la reelección de Macri, el domingo.

Comunión radical. Alejandro Cacace, Alfredo Cornejo y Hugo "Pipo" Rossi presidieron el encuentro en la UCR.

Tras retener la gobernación de Mendoza en manos de su candidato Rodolfo Suárez, el actual jefe de Estado de la vecina provincia, Alfredo Cornejo, desembarcó este lunes en suelo puntano para brindar su apoyo a los candidatos radicales sanluiseños al Congreso nacional, Alejandro Cacace y Eugenia Gallardo. Lejos del distanciamiento que mostró de Macri en la previa a las elecciones mendocinas realizadas a fines del mes pasado, el presidente de la UCR reencausó sus vínculos con la Casa Rosada, no antes sin hacer un balance acorde a la realidad política y de imagen negativa que la mayoría de los votantes tiene de Macri. "No hay un enamoramiento por Alberto Fernández, aunque haya sacado un porcentaje alto en las PASO, no significa un contrato de adhesión de los argentinos a su candidatura, sino que fue en un momento determinado y como una señal de rechazo al gobierno nacional", afirmó Cornejo a El Diario de la República.

El actual gobernador mendocino arribó a la Casa Radical de San Luis cerca del mediodía para dar una disertación ante los dirigentes y militantes partidarios. Con la sola excepción del slogan macrista de "Sí, se puede", Cornejo no se apartó del discurso oficial de Nación durante su exposición ante un auditorio conformado por casi un centenar de oyentes, entre los que tuvo particular relevancia el titular de Avanzar, Claudio Poggi. El contraste de la comunión opositora provincial estuvo marcado por las ausencias de los clásicos del radicalismo puntano como Jorge "Pupa" Agúndez, Walter Ceballos y Jorge Lucero, quienes encarnan las diferencias políticas al interior del partido.

"Categóricamente de ser reelecto Macri queremos mantenernos unidos con un diálogo más horizontal de las fuerzas que integramos Cambiemos con el Presidente, que las decisiones no se tomen únicamente por un solo partido, sino tener una mayor participación en ese proceso. En el caso de que suceda el 'plan B', que nos toque perder, también consideramos que es conveniente mantenernos unidos para que haya alternancia en Argentina y el radicalismo va a colaborar para que así sea", sostuvo Cornejo, tras una conferencia que dio para los medios locales, en la que reafirmó que pese a los resultados que arroje la elección nacional del domingo -que tiene como favorito al candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, con más del 53 por ciento de la intención de voto- la UCR continuará integrando la coalición de Cambiemos.

Además, coherente con su alineamiento político, el gobernador mendocino insistió en que la actual crisis económica es una responsabilidad de la "pesada herencia" del kirchnerismo y señaló que un periodo de gobierno no es suficiente para introducir los cambios necesarios para la recuperación del país. También dijo que la "vergonzosa" inflación que azota al bolsillo de los argentinos es consecuencia de la falta de un acuerdo político que incluya un funcionamiento equilibrado.

"Los problemas que tenemos no  vienen de estos años, responsabilizar al presidente de la coyuntura actual es, por lo menos, injusto o irreal porque hace ocho años que no crecemos genuinamente", insistió Cornejo.

Logín