Escuchá acá la 90.9

Escuchá acá la 90.9
X

Miden cómo se degradan las proteínas en el rumen

El estudio compara este proceso y los efectos de la fermentación con tres fuentes: la proteína de suero, la harina de soja y la proteína microbiana derivada de la levadura.

Alltech y Alimetrics crearon un innovador método de fermentación de laboratorio para evaluar la descomposición ruminal de los ingredientes proteicos de la dieta. La nueva técnica fue desarrollada para analizar las fuentes de proteínas del alimento balanceado, que implica medir la proporción de ciertos aminoácidos que se convierten en específicos productos finales en 24 horas.

El estudio compara la degradabilidad ruminal y los efectos de la fermentación del rumen con tres fuentes proteicas: la proteína de suero, la harina de soja y la proteína microbiana derivada de la levadura.

La evaluación de la degradación de la proteína en el rumen de animales vivos resultó comúnmente difícil y, aunque se puede hacer un análisis de la proteína en general, no se puede realizar con precisión el seguimiento del origen de la proteína de un componente específico de la alimentación. Además, los rumiantes tienen una eficiencia generalmente baja en el uso del nitrógeno: entre el 70% y el 95% del nitrógeno de las dietas son excretadas en las heces y la orina según la FAO. El uso de esta novedosa técnica in vitro puede ayudar a superar tales desafíos, ya que permite clasificar las fuentes de proteínas según su degradabilidad por las bacterias ruminales.

“Cuando se trata de comparar fuentes de proteínas, esta herramienta es útil al incluir en el estudio algunos productos de referencia conocidos y comúnmente utilizados, como la harina de soja”, comentó Juha Apajalahti, director ejecutivo de Alimetrics.

Los datos del estudio indican que la proteína microbiana derivada de la levadura fue la más resistente de las tres fuentes de proteínas, al degradarse en el rumen con menos del 15% de los aminoácidos de interés convertidos en productos finales medidos. Además, el estudio mostró que las bacterias del rumen podían absorber el nivel del producto de la descomposición de la proteína, del amoníaco y de la proteína microbiana derivada de la levadura; reduciendo así la acumulación excesiva de amoníaco en el rumen. La evaluación de otros parámetros demostró también que la proteína microbiana derivada de la levadura podía estimular la fermentación ruminal en la misma medida que la harina de soja.

Estos datos no solo sugieren que este nuevo método es apropiado para evaluar la descomposición en el rumen de las proteínas del alimento balanceado, sino también que la proteína microbiana derivada de la levadura puede potencialmente proporcionar una alternativa más sostenible y adecuada a productos como la harina de soja.

“Esto nos proporciona un modelo sólido para analizar productos, tanto para los efectos de la fermentación como para la capacidad de proteger las proteínas a través del rumen. Los resultados demuestran el valor de nuestra proteína microbiana derivada de la levadura para estimular la fermentación ruminal, la producción de ácidos grasos volátiles y de biomasa microbiana”, dijo Matthew Smith, vicepresidente de Alltech.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Miden cómo se degradan las proteínas en el rumen

El estudio compara este proceso y los efectos de la fermentación con tres fuentes: la proteína de suero, la harina de soja y la proteína microbiana derivada de la levadura.

Conociendo a fondo cómo actúa el rumen se pueden mejorar las dietas.

 

Alltech y Alimetrics crearon un innovador método de fermentación de laboratorio para evaluar la descomposición ruminal de los ingredientes proteicos de la dieta. La nueva técnica fue desarrollada para analizar las fuentes de proteínas del alimento balanceado, que implica medir la proporción de ciertos aminoácidos que se convierten en específicos productos finales en 24 horas.

El estudio compara la degradabilidad ruminal y los efectos de la fermentación del rumen con tres fuentes proteicas: la proteína de suero, la harina de soja y la proteína microbiana derivada de la levadura.

La evaluación de la degradación de la proteína en el rumen de animales vivos resultó comúnmente difícil y, aunque se puede hacer un análisis de la proteína en general, no se puede realizar con precisión el seguimiento del origen de la proteína de un componente específico de la alimentación. Además, los rumiantes tienen una eficiencia generalmente baja en el uso del nitrógeno: entre el 70% y el 95% del nitrógeno de las dietas son excretadas en las heces y la orina según la FAO. El uso de esta novedosa técnica in vitro puede ayudar a superar tales desafíos, ya que permite clasificar las fuentes de proteínas según su degradabilidad por las bacterias ruminales.

“Cuando se trata de comparar fuentes de proteínas, esta herramienta es útil al incluir en el estudio algunos productos de referencia conocidos y comúnmente utilizados, como la harina de soja”, comentó Juha Apajalahti, director ejecutivo de Alimetrics.

Los datos del estudio indican que la proteína microbiana derivada de la levadura fue la más resistente de las tres fuentes de proteínas, al degradarse en el rumen con menos del 15% de los aminoácidos de interés convertidos en productos finales medidos. Además, el estudio mostró que las bacterias del rumen podían absorber el nivel del producto de la descomposición de la proteína, del amoníaco y de la proteína microbiana derivada de la levadura; reduciendo así la acumulación excesiva de amoníaco en el rumen. La evaluación de otros parámetros demostró también que la proteína microbiana derivada de la levadura podía estimular la fermentación ruminal en la misma medida que la harina de soja.

Estos datos no solo sugieren que este nuevo método es apropiado para evaluar la descomposición en el rumen de las proteínas del alimento balanceado, sino también que la proteína microbiana derivada de la levadura puede potencialmente proporcionar una alternativa más sostenible y adecuada a productos como la harina de soja.

“Esto nos proporciona un modelo sólido para analizar productos, tanto para los efectos de la fermentación como para la capacidad de proteger las proteínas a través del rumen. Los resultados demuestran el valor de nuestra proteína microbiana derivada de la levadura para estimular la fermentación ruminal, la producción de ácidos grasos volátiles y de biomasa microbiana”, dijo Matthew Smith, vicepresidente de Alltech.

Logín