Escuchá acá la 90.9
X

El nivel del agua baja y Venecia recobra la normalidad

Según informó el diario “Il Corriere della Sera”, este lunes los comerciantes regresaron a la ciudad para reabrir sus puestos. Además inicia el recuento de los daños.

La ciudad italiana de Venecia recobra de a poco su esplendor. Tras la baja del nivel del agua, que produjo la peor inundación de los últimos 140 años, comienza el recuento de los daños y los comerciantes reabren sus puestos.

El 13 de noviembre se registró la mayor suba de 187 centímetros; y el domingo 17 el agua llegó a los 150, esto indica que el 70% del casco urbano estuvo inundada.

La disminución del nivel hizo que se reabran las escuelas y los museos. El principal transporte público en la ciudad ya surca por la ciudad.

Calculan que el valor de los daños causados por las inundaciones se eleva a mil millones de euros. Por el momento, el Ejecutivo italiano aprobó destinar 20 millones para una primera ayuda, con indemnizaciones de 5.000 euros a los vecinos damnificados y hasta 20.000 para los comerciantes.

Muebles, libros y otros enseres flotaban en las calles de la ciudad. Según el diario “Il Corriere della Sera”, la mayoría de los comerciantes regresó a la ciudad para limpiar y reorganizar sus establecimientos.

De a poco la tradicional ciudad turística se aprestaba a restablecer sus servicios habituales.

NA.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

El nivel del agua baja y Venecia recobra la normalidad

Según informó el diario “Il Corriere della Sera”, este lunes los comerciantes regresaron a la ciudad para reabrir sus puestos. Además inicia el recuento de los daños.

La disminución del nivel hizo que se reabran las escuelas y los museos. Foto: Internet.

La ciudad italiana de Venecia recobra de a poco su esplendor. Tras la baja del nivel del agua, que produjo la peor inundación de los últimos 140 años, comienza el recuento de los daños y los comerciantes reabren sus puestos.

El 13 de noviembre se registró la mayor suba de 187 centímetros; y el domingo 17 el agua llegó a los 150, esto indica que el 70% del casco urbano estuvo inundada.

La disminución del nivel hizo que se reabran las escuelas y los museos. El principal transporte público en la ciudad ya surca por la ciudad.

Calculan que el valor de los daños causados por las inundaciones se eleva a mil millones de euros. Por el momento, el Ejecutivo italiano aprobó destinar 20 millones para una primera ayuda, con indemnizaciones de 5.000 euros a los vecinos damnificados y hasta 20.000 para los comerciantes.

Muebles, libros y otros enseres flotaban en las calles de la ciudad. Según el diario “Il Corriere della Sera”, la mayoría de los comerciantes regresó a la ciudad para limpiar y reorganizar sus establecimientos.

De a poco la tradicional ciudad turística se aprestaba a restablecer sus servicios habituales.

NA.

Logín