Escuchá acá la 90.9
X

Para que “Sigamos haciendo historia”

Este escrito inevitablemente va a ser caótico, injusto y desordenado. Vaya una disculpa a todos los protagonistas y asistentes al encuentro al que se hará referencia. Sucede que el impacto es muy fuerte, el encuentro de “Juventudes en lucha”, celebrado en el Senado de la Nación el último martes fue realmente interesantísimo. Fue una formidable demostración de la existencia de muchos jóvenes que pueden hablar de un modo profundo, entretenido y aleccionador. Se dio cátedra, se transmitieron informaciones y conocimientos. Hubo razón y mucha pasión. Cantidad de frases rescatables y muy destacadas. Pero por sobre todo el encuentro fue esperanzador. Dejó la noción inequívoca de que existen “pibes y pibas” con tremenda capacidad y con brutal interés por mejorar. Interesados en los demás. Resulta imprescindible aclarar que esta pluma tiene bastante más de cincuenta años, y esto inevitablemente va a sesgar la orientación de este escrito. Habría mucho más y mejor para citar. Van, entonces, las disculpas del caso. 

La actividad se desarrolló en el Salón Belgrano de la Cámara de Senadores, y expusieron Alberto Rodríguez Saá (gobernador de la provincia de San Luis), Bruno Rodríguez y Mercedes Pombo (Jóvenes por el Clima), Ayelén Mazzina (concejal de San Luis), Greta Pena (100% Diversidad Derechos), Maia López (referente de diversidad de San Luis), Ofelia Fernández (legisladora electa por la ciudad de Buenos Aires) y Pedro Rosemblat (humorista y militante).
Como anfitriona, Catalfamo explicó que “Juventudes en Lucha es un espacio pensado por jóvenes, dirigido a jóvenes que surge a partir de la necesidad de incluir el debate sobre la juventud en un espacio poco convencional para nosotros como es el Senado de la Nación”. Y resaltó: “Vengo y represento a una provincia que tiene un mandato claro de cómo deben actuar los jóvenes, un mandato que nos dio a conocer nuestro gobernador. Él nos propuso la posibilidad de ocupar los espacios, de ser protagonistas y de actuar sin pedir permiso. Hoy venimos a demostrar que los jóvenes tenemos muchísimo para decir y muchísimas ideas para debatir”. Y para el cierre dejó la sentencia de que “sigamos haciendo historia”. 
Luego el Gobernador de San Luis dijo, entre otras cosas (las citas no son textuales): Es mentira que la juventud es el futuro. Es mentira. Si querés que, de verdad, participe la juventud, la juventud es el presente. Los jóvenes pueden cometer cualquier error, el único error no permitido es que bajen las banderas. Las banderas bien en alto, patria justa, libre y soberana. Tengan sed de justicia social. Que te duela la injusticia. Hemos padecido tremendas internas porque en nuestras listas van los jóvenes. Y ellos, los jóvenes, se hacen cargo. Ellos (los intendentes de San Luis y de Villa Mercedes) van a decidir, van a hacer todo lo que quieran, nosotros vamos a ayudar y con una enorme confianza. Hubiera estado bueno que el Frente de Todos tuviera un programa, nos daría legitimidad. Igual está claro, fuera el Fondo Monetario Internacional, lucha contra el hambre. No legitimar la deuda odiosa. Estamos escribiendo la historia social de la Argentina, no es algo soncito. Los derechos humanos de las mujeres en San Luis en lo más alto de los mástiles.

El Gobernador de la provincia había iniciado sus dichos con una referencia a los jóvenes mártires del 17 de octubre y el primero fue Darwin Passaponti, que murió ese mismo día de 1945 en el Hospital "Durand" de la Capital Federal. En su recuerdo, Alberto Rodríguez Saá cerró su alocución con este poema escrito por este joven militante un año antes de su muerte:

Quise cruzar la vida
con la luz del rayo
que el espacio alumbra,
seguro de no vivir más que un instante,
seguro de no morir debilitado.
Así como el rayo,
corto, breve y soberano.-- 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Para que “Sigamos haciendo historia”

Este escrito inevitablemente va a ser caótico, injusto y desordenado. Vaya una disculpa a todos los protagonistas y asistentes al encuentro al que se hará referencia. Sucede que el impacto es muy fuerte, el encuentro de “Juventudes en lucha”, celebrado en el Senado de la Nación el último martes fue realmente interesantísimo. Fue una formidable demostración de la existencia de muchos jóvenes que pueden hablar de un modo profundo, entretenido y aleccionador. Se dio cátedra, se transmitieron informaciones y conocimientos. Hubo razón y mucha pasión. Cantidad de frases rescatables y muy destacadas. Pero por sobre todo el encuentro fue esperanzador. Dejó la noción inequívoca de que existen “pibes y pibas” con tremenda capacidad y con brutal interés por mejorar. Interesados en los demás. Resulta imprescindible aclarar que esta pluma tiene bastante más de cincuenta años, y esto inevitablemente va a sesgar la orientación de este escrito. Habría mucho más y mejor para citar. Van, entonces, las disculpas del caso. 

La actividad se desarrolló en el Salón Belgrano de la Cámara de Senadores, y expusieron Alberto Rodríguez Saá (gobernador de la provincia de San Luis), Bruno Rodríguez y Mercedes Pombo (Jóvenes por el Clima), Ayelén Mazzina (concejal de San Luis), Greta Pena (100% Diversidad Derechos), Maia López (referente de diversidad de San Luis), Ofelia Fernández (legisladora electa por la ciudad de Buenos Aires) y Pedro Rosemblat (humorista y militante).
Como anfitriona, Catalfamo explicó que “Juventudes en Lucha es un espacio pensado por jóvenes, dirigido a jóvenes que surge a partir de la necesidad de incluir el debate sobre la juventud en un espacio poco convencional para nosotros como es el Senado de la Nación”. Y resaltó: “Vengo y represento a una provincia que tiene un mandato claro de cómo deben actuar los jóvenes, un mandato que nos dio a conocer nuestro gobernador. Él nos propuso la posibilidad de ocupar los espacios, de ser protagonistas y de actuar sin pedir permiso. Hoy venimos a demostrar que los jóvenes tenemos muchísimo para decir y muchísimas ideas para debatir”. Y para el cierre dejó la sentencia de que “sigamos haciendo historia”. 
Luego el Gobernador de San Luis dijo, entre otras cosas (las citas no son textuales): Es mentira que la juventud es el futuro. Es mentira. Si querés que, de verdad, participe la juventud, la juventud es el presente. Los jóvenes pueden cometer cualquier error, el único error no permitido es que bajen las banderas. Las banderas bien en alto, patria justa, libre y soberana. Tengan sed de justicia social. Que te duela la injusticia. Hemos padecido tremendas internas porque en nuestras listas van los jóvenes. Y ellos, los jóvenes, se hacen cargo. Ellos (los intendentes de San Luis y de Villa Mercedes) van a decidir, van a hacer todo lo que quieran, nosotros vamos a ayudar y con una enorme confianza. Hubiera estado bueno que el Frente de Todos tuviera un programa, nos daría legitimidad. Igual está claro, fuera el Fondo Monetario Internacional, lucha contra el hambre. No legitimar la deuda odiosa. Estamos escribiendo la historia social de la Argentina, no es algo soncito. Los derechos humanos de las mujeres en San Luis en lo más alto de los mástiles.

El Gobernador de la provincia había iniciado sus dichos con una referencia a los jóvenes mártires del 17 de octubre y el primero fue Darwin Passaponti, que murió ese mismo día de 1945 en el Hospital "Durand" de la Capital Federal. En su recuerdo, Alberto Rodríguez Saá cerró su alocución con este poema escrito por este joven militante un año antes de su muerte:

Quise cruzar la vida
con la luz del rayo
que el espacio alumbra,
seguro de no vivir más que un instante,
seguro de no morir debilitado.
Así como el rayo,
corto, breve y soberano.-- 

Logín