37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

37°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

San Luis: habrá multas desde $13 mil para los que derrochen agua

La Comuna dijo que la medida alcanzará a los que registren consumos superiores a los treinta metros cúbicos al mes.

Por redacción
| 28 de diciembre de 2019
Además de trabajar sobre los caños de agua, la Secretaría de Redes y Servicios arregló cloacas. Foto: Leandro Cruciani

En las últimas semanas, las altas temperaturas y el incremento del consumo de agua potable formaron una ecuación que provocó dificultades referidas a la presión con la que el recurso hídrico llega a los hogares de la ciudad. La Secretaría de Redes y Servicios de la Municipalidad desarrolló tareas para el mejoramiento de las cañerías que consistieron en la ampliación de los márgenes de presión y caudal, y advirtió multas que partirán desde los $13 mil para quienes utilicen más de 30 metros cúbicos de agua potable por mes, como puede ocurrir en el caso del llenado de piletas. 

“Actualmente se está usando indebidamente el agua. Nos ha pasado que cuando asistimos a algunos reclamos, ni bien empezábamos a dar las soluciones la gente salía a regar, entonces se daba la necesidad del recurso, pero también la falta de comprensión del vecino. Hay gente que riega diariamente desde las seis de la mañana y en ese horario justo están los que se levantan y se bañan para ir a trabajar; además, se da el tema del lavado de autos”, manifestó en declaraciones a la prensa el subsecretario de Redes y Servicios Claudio Pomiro.

Graficó que algunas dificultades de distribución que se presentaron en el sector norte de la capital puntana se ocasionaron por una cuestión ajena a la Comuna. Ocurrió que se efectuaron una serie de cambios en unos transformadores que se sitúan en las inmediaciones de las estaciones de bombeo. “La gente llama para reclamar, pero no tiene en cuenta que en la parte norte tenemos estaciones de bombeo que dependen del servicio de energía eléctrica, es decir, cuando se corta la luz no podemos abastecer con agua”, aseguró.

 

 

En la Secretaría de Redes y Servicios dijeron que las cloacas poseen caños que superan los 70 años.

 

 


Para llevar la asistencia a los barrios ejecutaron un mejoramiento de la red desde la periferia al centro. También instalaron un nuevo bypass, que consiste en un sistema que garantiza el flujo de agua, en la planta potabilizadora del Puente Blanco; en la zona céntrica se subió la presión y el caudal. “Si no hay margen suficiente, por más que se incremente la fuerza de impulso la gente se queda sin agua”, explicó.

Uno de los problemas que se advierte desde hace varios años, y que proporcionó nuevos inconvenientes, se relaciona con las cloacas. La avenida España, por ejemplo, arrojó recientemente roturas en intersecciones como Maipú y Rivadavia, que fueron provocadas por la obstrucción de la cañería central (que posee más de 70 años). El tiempo de uso que tienen las instalaciones sumado al crecimiento que ha mostrado la ciudad provocaron que la cañería no logre abastecer los parámetros deseados. 

“Uno de los planteos que tuvimos en la parte de Serba era poder hacer todos los cambios necesarios, dado que la mayor parte de la cañería es vieja, de cemento de asbesto y su diámetro presenta reducciones. A esto se le suma que la gente no cuida el tema de la basura o el desengrase de comercios; el mismo usuario hace que los tubos se vayan achicando por la acumulación de grasa sobre las paredes, que termina generando tapones”, advirtió.

Con los últimos derrames de cloacas ocurridos en avenida España, los camiones desobturadores tuvieron impedimentos para operar y el personal no tuvo otra alternativa que romper el pavimento para llegar al caño madre de 160 milímetros. Teniendo en cuenta las desventajas del actual sistema de cañerías, Pomiro sostuvo que hay una propuesta para poder cambiarlas por completo en el radio que comprende la avenida España, desde avenida Lafinur hasta San Juan. 

Por el momento, para las reparaciones están ejecutando soluciones en el día, con demoras máximas de hasta 12 horas en casos específicos. Ayer por ejemplo, realizaron tareas en la esquina de Maipú y Rivadavia, y para poder solucionar los inconvenientes desarrollaron un amplio movimiento de maquinarias y materiales. 

“Cuando arrancamos la gestión, nos encontramos con plantas que estaban en las mismas condiciones con las que fueron entregadas en su época, con reparaciones precarias. En las plantas de agua potable tenemos que cambiar los mantos filtrantes, mientras que en las cloacas advertimos cañerías rotas, estamos hablando de caños de entre 600 y 800 mm; la verdad que el mantenimiento ha sido muy escaso, hoy nos encontramos con bastante desidia de materiales. Hay una sonda que se utiliza para ver obstrucciones en tubos y no la hemos encontrado. Estamos trabajando en conjunto con el Gobierno de la Provincia y San Luis Agua para hacer frente a estas cuestiones”, señaló.

 


Por último instó a los vecinos a cambiar los malos hábitos en el uso de las cloacas, para que no arrojen residuos que provoquen desbordes. “Como usuarios no tenemos cuidado, nadie tiene pileta de desengrase y muchas veces hemos encontrado pañales, ropa, toallas femeninas, entre otras cosas, hay que tomar conciencia”, concluyó.
 

 

Comentá vos tambien...