Escuchá acá la 90.9
X

Pruebas PISA: la educación argentina continúa en rojo

Los chicos argentinos están lejos del promedio mundial en lengua, matemáticas y ciencias.

Las pruebas de evaluación volvieron a desnudar las falencias de la educación argentina. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó ayer los desempeños globales de los países que participaron del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por su sigla en inglés: Programme for International Student Assessment) en 2018: la Argentina quedó en el puesto 71 entre 79 en matemáticas, y retrocedió respecto de la región.

El país también se ubicó en la posición 63 en lectura, algo mejor que en 2012, y en la 65 en ciencias, casi igual que en la prueba anterior.

La última prueba PISA se realizó en septiembre del año pasado a estudiantes de 15 años. Antes se hizo en 2012 y en 2015, pero esta última fue desestimada en el caso de Argentina porque las evaluaciones fueron entregadas con "errores metodológicos".

A diferencia de otros operativos de evaluación educativa, el proyecto PISA no mide cuánto saben los estudiantes sobre el contenido curricular: busca conocer qué comprenden, qué pueden resolver y cómo comunican los resultados de situaciones "del mundo real".

Las pruebas de 2018 hicieron foco en la comprensión lectora. Los resultados fueron malos: el 52% de los alumnos argentinos de 15 años, más de la mitad, no puede "identificar la idea principal en un texto de longitud moderada, encontrar información basada en criterios explícitos, ni puede reflexionar sobre el propósito y la forma de los textos". El 25,7%, uno de cada cuatro, apenas alcanza esa comprensión básica.

La comprensión lectora es un déficit que los chicos del país arrastran año tras año. En 2012 el porcentaje que no entendía lo que leían era del 53%. Muy parecido al actual.

De América Latina participaron de las pruebas PISA la Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Brasil, Colombia, Perú, Panamá y República Dominicana.

Solo Panamá y República Dominicana están por debajo de Argentina en matemática en las pruebas PISA, que le costaron al país más de doce millones de pesos el año pasado.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Pruebas PISA: la educación argentina continúa en rojo

Los chicos argentinos están lejos del promedio mundial en lengua, matemáticas y ciencias.

Otra mala nota. La educación argentina volvió a mostrar sus falencias en todas las áreas.

Las pruebas de evaluación volvieron a desnudar las falencias de la educación argentina. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó ayer los desempeños globales de los países que participaron del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por su sigla en inglés: Programme for International Student Assessment) en 2018: la Argentina quedó en el puesto 71 entre 79 en matemáticas, y retrocedió respecto de la región.

El país también se ubicó en la posición 63 en lectura, algo mejor que en 2012, y en la 65 en ciencias, casi igual que en la prueba anterior.

La última prueba PISA se realizó en septiembre del año pasado a estudiantes de 15 años. Antes se hizo en 2012 y en 2015, pero esta última fue desestimada en el caso de Argentina porque las evaluaciones fueron entregadas con "errores metodológicos".

A diferencia de otros operativos de evaluación educativa, el proyecto PISA no mide cuánto saben los estudiantes sobre el contenido curricular: busca conocer qué comprenden, qué pueden resolver y cómo comunican los resultados de situaciones "del mundo real".

Las pruebas de 2018 hicieron foco en la comprensión lectora. Los resultados fueron malos: el 52% de los alumnos argentinos de 15 años, más de la mitad, no puede "identificar la idea principal en un texto de longitud moderada, encontrar información basada en criterios explícitos, ni puede reflexionar sobre el propósito y la forma de los textos". El 25,7%, uno de cada cuatro, apenas alcanza esa comprensión básica.

La comprensión lectora es un déficit que los chicos del país arrastran año tras año. En 2012 el porcentaje que no entendía lo que leían era del 53%. Muy parecido al actual.

De América Latina participaron de las pruebas PISA la Argentina, Chile, Uruguay, Costa Rica, México, Brasil, Colombia, Perú, Panamá y República Dominicana.

Solo Panamá y República Dominicana están por debajo de Argentina en matemática en las pruebas PISA, que le costaron al país más de doce millones de pesos el año pasado.

Logín