eldiariodelarepublica.com
Laboratorios Puntanos sumará medicamentos al vademécum provincial

Escuchá acá la 90.9
X

Laboratorios Puntanos sumará medicamentos al vademécum provincial

Entre ellos se incluyen comprimidos para tratar la diabetes y enfermedades cardíacas. Se lanzarán a partir de mitad de año.

Laboratorios Puntanos ampliará al vademécum provincial con medicamentos que ayudarán a tratar enfermedades como la diabetes y enfermedades cardíacas y así se acercará al medio centenar de productos desarrollados y elaborados por la empresa Sociedad del Estado. Los comprimidos serán gratuitos para aquellos que no posean obra social o no puedan acceder a ellos por otras vías y en el caso de pertenecer a Dosep, serán cubiertos en un 100 por ciento a jubilados y quienes acceden a planes especiales y en un 80 por ciento al resto de los afiliados. 

Las nuevas propuestas que se incorporarán gradualmente a partir de abril, junio y julio serán:  carvedilol en dos opciones de 6,25 y 12,5 miligramos, metformina de 1 gramo, metronidazol en 500 miligramos, pantoprazol en 20 miligramos, glimepirida en 4 miligramos, paracetamol en gotas al 2 por ciento y un compuesto de amoxicilina más ácido clavulánico. 

“Desde el año pasado se hizo un análisis muy exhaustivo del vademécum que existía hasta ese momento en San Luis. Se desprendieron varias necesidades pediátricas y de adultos mayores, de las cuales algunas nos pudimos hacer cargo desde Laboratorios Puntanos”, explicó Valeria Cianchino, directora técnica. 

La metformina ya estaba incorporada en el recetario, pero en la versión de 500 miligramos. Este es uno de los medicamentos que se utiliza para tratar la diabetes. “Como es una enfermedad crónica, a veces es necesario aumentar la dosis. Antes tendrían que tomar cuatro comprimidos, ahora con dos ya cubriría el requerimiento”, explicó. Otro de los que se agregará para tratar el mismo padecimiento es la glimepirida. 

Otros en cambio sirven para tratar la gastritis o daños gástricos como el pantoprazol y otro para patologías cardíacas como el carvedilol. El paracetamol en gotas es para uso pediátrico mientras que el metronidazol es un antibiótico antifungicida. “Hay algunos que están más adelantados en la producción, que van a salir primero y nosotros fuimos poniendo un orden de prioridad, según la necesidad de la droguería provincial”, detalló Cianchino.

La directora aprovechó de recordar las vías de acceso: una es solicitarlo en los centros de salud públicos y en el caso de que no se cuente con obra social o posibilidades de acceder a los medicamentos por otras vías, es gratuito. Otra es para los afiliados a DOSEP: esta cubrirá en un 100 por ciento a jubilados y quienes estén en planes especiales de tratamientos de enfermedades y un 80 por ciento en el resto de los afiliados. Para acceder a los medicamentos se puede ingresar a la farmacia de la sede central, en Chacabuco y Ayacucho, en la capital. A su vez, a través de una resolución del Gobierno de la Provincia, las farmacias privadas tienen la obligación de contar con los medicamentos de Laboratorios Puntanos.

Actualmente hay 39 medicamentos dentro del listado provincial entre los que se incluyen amoxicilina, aspirina, clonazepam, diazepam, diclofenac, ibuprofeno, cefalexina, bromhexina, losartan y azitromicina para tratar padecimientos como problemas cardíacos, ansiedad, dolores óseos o agudos, infecciones urinarias, tos, presión arterial y enfermedades respiratorias. “La población ha consumido nuestros medicamentos desde 1999. Sobre todo para atención primaria”, recordó. 

 

El proceso de producción

El proceso de desarrollo y producción se lleva adelante en su totalidad en el laboratorio. Hay distintos departamentos: de producción, de dirección técnica, de garantía y de control de calidad, que trabajan “enlazados”. “Se desarrolla una fórmula y a partir de allí la 'aggiornamos' en función del equipamiento que tenemos”, explicó la directora”. Más allá del desarrollo, nosotros hacemos el medicamento, compramos la materia prima, polvos en general, se mezclan y se transforman en un comprimido. Si tiene que ser un jarabe se transforma en jarabe. Estamos preparados para generar grandes cantidades de medicamentos”, aseguró.

La directora puso como ejemplo la metformina para mostrar la capacidad de producción del establecimiento. "Tenemos dos grandes comprimidoras, una de ellas puede hacer 60 mil comprimidos por hora. Actualmente estamos 16 horas trabajando, en dos turnos de 6 a 22 y si la tenés trabajando 10 horas, son 600 mil comprimidos. La necesidad de metformina es de un millón de comprimidos para el año. Lo podemos hacer en dos, tres días. Elaborarlo, transformar ese polvo en comprimido y luego ese comprimido empaquetarlo en blísters son etapas muy rápidas”, describió. 

Posteriormente también se lleva adelante un control de calidad. “Lo hacemos aquí mismo. Se sacan muestras en las distintas etapas del proceso de producción y se va muestreando y analizando para garantizar que el producto que estamos elaborando cumpla con las normas vigentes de calidad. Cuando tenemos la certeza de que cumple con distintos parámetros, tanto de concentraciones como de biodisponibilidad del producto es cuando podemos llevarlo a la atención al público”, agregó. 

Para determinar el stock a producir, se guían, por año, por la "cantidad de patologías que pueden llegar a existir de acuerdo a la población", por solicitud de la Droguería Provincial. 

La Sociedad del Estado, a su vez, crece. Y es que también cuentan con pastillas para la venta a todo el país, en provincias como Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, San Juan, La Pampa, Tucumán y Río Negro. 

"Siempre existió una rivalidad entre los laboratorios privados y los estatales, porque de alguna manera marcamos el precio del mercado. No soy la persona adecuada para hablar de números, pero tengo claro que los laboratorios estatales pusieron un valor real del medicamento en el mercado. Eso es uno de los roles fundamentales que cumplen los laboratorios públicos. Son totalmente accesibles, porque nosotros no tenemos valores agregados", justificó.

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Laboratorios Puntanos sumará medicamentos al vademécum provincial

Entre ellos se incluyen comprimidos para tratar la diabetes y enfermedades cardíacas. Se lanzarán a partir de mitad de año.

El laboratorio sociedad del estado cuenta con equipamiento para el desarrollo, producción y control de calidad. Foto: Marianela Sánchez. 

Laboratorios Puntanos ampliará al vademécum provincial con medicamentos que ayudarán a tratar enfermedades como la diabetes y enfermedades cardíacas y así se acercará al medio centenar de productos desarrollados y elaborados por la empresa Sociedad del Estado. Los comprimidos serán gratuitos para aquellos que no posean obra social o no puedan acceder a ellos por otras vías y en el caso de pertenecer a Dosep, serán cubiertos en un 100 por ciento a jubilados y quienes acceden a planes especiales y en un 80 por ciento al resto de los afiliados. 

Las nuevas propuestas que se incorporarán gradualmente a partir de abril, junio y julio serán:  carvedilol en dos opciones de 6,25 y 12,5 miligramos, metformina de 1 gramo, metronidazol en 500 miligramos, pantoprazol en 20 miligramos, glimepirida en 4 miligramos, paracetamol en gotas al 2 por ciento y un compuesto de amoxicilina más ácido clavulánico. 

“Desde el año pasado se hizo un análisis muy exhaustivo del vademécum que existía hasta ese momento en San Luis. Se desprendieron varias necesidades pediátricas y de adultos mayores, de las cuales algunas nos pudimos hacer cargo desde Laboratorios Puntanos”, explicó Valeria Cianchino, directora técnica. 

La metformina ya estaba incorporada en el recetario, pero en la versión de 500 miligramos. Este es uno de los medicamentos que se utiliza para tratar la diabetes. “Como es una enfermedad crónica, a veces es necesario aumentar la dosis. Antes tendrían que tomar cuatro comprimidos, ahora con dos ya cubriría el requerimiento”, explicó. Otro de los que se agregará para tratar el mismo padecimiento es la glimepirida. 

Otros en cambio sirven para tratar la gastritis o daños gástricos como el pantoprazol y otro para patologías cardíacas como el carvedilol. El paracetamol en gotas es para uso pediátrico mientras que el metronidazol es un antibiótico antifungicida. “Hay algunos que están más adelantados en la producción, que van a salir primero y nosotros fuimos poniendo un orden de prioridad, según la necesidad de la droguería provincial”, detalló Cianchino.

La directora aprovechó de recordar las vías de acceso: una es solicitarlo en los centros de salud públicos y en el caso de que no se cuente con obra social o posibilidades de acceder a los medicamentos por otras vías, es gratuito. Otra es para los afiliados a DOSEP: esta cubrirá en un 100 por ciento a jubilados y quienes estén en planes especiales de tratamientos de enfermedades y un 80 por ciento en el resto de los afiliados. Para acceder a los medicamentos se puede ingresar a la farmacia de la sede central, en Chacabuco y Ayacucho, en la capital. A su vez, a través de una resolución del Gobierno de la Provincia, las farmacias privadas tienen la obligación de contar con los medicamentos de Laboratorios Puntanos.

Actualmente hay 39 medicamentos dentro del listado provincial entre los que se incluyen amoxicilina, aspirina, clonazepam, diazepam, diclofenac, ibuprofeno, cefalexina, bromhexina, losartan y azitromicina para tratar padecimientos como problemas cardíacos, ansiedad, dolores óseos o agudos, infecciones urinarias, tos, presión arterial y enfermedades respiratorias. “La población ha consumido nuestros medicamentos desde 1999. Sobre todo para atención primaria”, recordó. 

 

El proceso de producción

El proceso de desarrollo y producción se lleva adelante en su totalidad en el laboratorio. Hay distintos departamentos: de producción, de dirección técnica, de garantía y de control de calidad, que trabajan “enlazados”. “Se desarrolla una fórmula y a partir de allí la 'aggiornamos' en función del equipamiento que tenemos”, explicó la directora”. Más allá del desarrollo, nosotros hacemos el medicamento, compramos la materia prima, polvos en general, se mezclan y se transforman en un comprimido. Si tiene que ser un jarabe se transforma en jarabe. Estamos preparados para generar grandes cantidades de medicamentos”, aseguró.

La directora puso como ejemplo la metformina para mostrar la capacidad de producción del establecimiento. "Tenemos dos grandes comprimidoras, una de ellas puede hacer 60 mil comprimidos por hora. Actualmente estamos 16 horas trabajando, en dos turnos de 6 a 22 y si la tenés trabajando 10 horas, son 600 mil comprimidos. La necesidad de metformina es de un millón de comprimidos para el año. Lo podemos hacer en dos, tres días. Elaborarlo, transformar ese polvo en comprimido y luego ese comprimido empaquetarlo en blísters son etapas muy rápidas”, describió. 

Posteriormente también se lleva adelante un control de calidad. “Lo hacemos aquí mismo. Se sacan muestras en las distintas etapas del proceso de producción y se va muestreando y analizando para garantizar que el producto que estamos elaborando cumpla con las normas vigentes de calidad. Cuando tenemos la certeza de que cumple con distintos parámetros, tanto de concentraciones como de biodisponibilidad del producto es cuando podemos llevarlo a la atención al público”, agregó. 

Para determinar el stock a producir, se guían, por año, por la "cantidad de patologías que pueden llegar a existir de acuerdo a la población", por solicitud de la Droguería Provincial. 

La Sociedad del Estado, a su vez, crece. Y es que también cuentan con pastillas para la venta a todo el país, en provincias como Buenos Aires, Mendoza, La Rioja, San Juan, La Pampa, Tucumán y Río Negro. 

"Siempre existió una rivalidad entre los laboratorios privados y los estatales, porque de alguna manera marcamos el precio del mercado. No soy la persona adecuada para hablar de números, pero tengo claro que los laboratorios estatales pusieron un valor real del medicamento en el mercado. Eso es uno de los roles fundamentales que cumplen los laboratorios públicos. Son totalmente accesibles, porque nosotros no tenemos valores agregados", justificó.

Logín