eldiariodelarepublica.com
Parisinos con el corazón roto: lograron controlar el incendio de Notre Dame

Escuchá acá la 90.9
X

Parisinos con el corazón roto: lograron controlar el incendio de Notre Dame

Sin embargo, temen por la estructura. El portavoz de los Bomberos de París explicó que el trabajo ahora es vigilar las estructuras, sus movimientos y apagar los focos residuales.

Este martes, tras varias horas de lucha, los bomberos parisinos lograron contener las llamas que intentaron con ímpetu derribar la catedral de Notre Dame, en París. "Todo el fuego está apagado. Entramos en la fase del peritaje", dijo Gabriel Plus, el portavoz de la brigada de bomberos.

“Hasta el momento se trata de vigilar las estructuras, su movimiento y de apagar los focos residuales", explicó. En el lugar hay aún 100 bomberos que peramencerán durante todo el día para evitar el reinicio.

Plus detalló que el techo está completamente destruido y que una parte de la bóveda se había derrumbado en la nave central. “El violento fuego se propagó muy rápidamente por el conjunto del techo en unos 1.000 metros cuadrados", explicó. E hizo un balance material : "todo el tejado está siniestrado, toda la armadura quedó destruida, una parte de la bóveda se derrumbó, la aguja ya no existe".

Las dos torres emblemáticas se mantuvieron en pie, así como el gran rosetón de la fachada sur, pero una puerta abierta de par en par dejaba entrever un montón de escombros ennegrecidos y algunas vigas de la armadura caídas.

La alcaldía de París puso en marcha una operación para "salvar todas las obras de arte". La corona de espinas y la túnica de San Luis, dos de las reliquias más importantes, están a buen resguardo, afirmó monseñor Patrick Chauvet, el rector de la catedral.

 

Un pueblo que llora

La catedral de Notre Dame, una de las más grandes de Occidente, es desde sus orígenes uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Es por ello que loos parisinos se agolparon en los puentes para verlo en directo. Algunos lloraban por el monumento, cuya importancia traspasa la cristiandad.

Esta catedral milenaria, una de las más célebres de Occidente, está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y cada año recibe la visita de casi 14 millones de turistas y peregrinos. El sentimiento de pérdida era infinito frente a las llamas que devoraban el edificio gótico de gárgolas impresionantes, cuya construcción comenzó en la Edad Media, a finales del siglo XII  y duró dos siglos, hasta 1345. El 15 de abril, del 2018, será un día que quedará grabado en la memoria de los parisinos.

Télam/NA

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

Parisinos con el corazón roto: lograron controlar el incendio de Notre Dame

Sin embargo, temen por la estructura. El portavoz de los Bomberos de París explicó que el trabajo ahora es vigilar las estructuras, sus movimientos y apagar los focos residuales.

Foto: Infobae.

Este martes, tras varias horas de lucha, los bomberos parisinos lograron contener las llamas que intentaron con ímpetu derribar la catedral de Notre Dame, en París. "Todo el fuego está apagado. Entramos en la fase del peritaje", dijo Gabriel Plus, el portavoz de la brigada de bomberos.

“Hasta el momento se trata de vigilar las estructuras, su movimiento y de apagar los focos residuales", explicó. En el lugar hay aún 100 bomberos que peramencerán durante todo el día para evitar el reinicio.

Plus detalló que el techo está completamente destruido y que una parte de la bóveda se había derrumbado en la nave central. “El violento fuego se propagó muy rápidamente por el conjunto del techo en unos 1.000 metros cuadrados", explicó. E hizo un balance material : "todo el tejado está siniestrado, toda la armadura quedó destruida, una parte de la bóveda se derrumbó, la aguja ya no existe".

Las dos torres emblemáticas se mantuvieron en pie, así como el gran rosetón de la fachada sur, pero una puerta abierta de par en par dejaba entrever un montón de escombros ennegrecidos y algunas vigas de la armadura caídas.

La alcaldía de París puso en marcha una operación para "salvar todas las obras de arte". La corona de espinas y la túnica de San Luis, dos de las reliquias más importantes, están a buen resguardo, afirmó monseñor Patrick Chauvet, el rector de la catedral.

 

Un pueblo que llora

La catedral de Notre Dame, una de las más grandes de Occidente, es desde sus orígenes uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Es por ello que loos parisinos se agolparon en los puentes para verlo en directo. Algunos lloraban por el monumento, cuya importancia traspasa la cristiandad.

Esta catedral milenaria, una de las más célebres de Occidente, está incluida en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y cada año recibe la visita de casi 14 millones de turistas y peregrinos. El sentimiento de pérdida era infinito frente a las llamas que devoraban el edificio gótico de gárgolas impresionantes, cuya construcción comenzó en la Edad Media, a finales del siglo XII  y duró dos siglos, hasta 1345. El 15 de abril, del 2018, será un día que quedará grabado en la memoria de los parisinos.

Télam/NA

Logín