Escuchá acá la 90.9
X

"No recuerdo a qué cliente le vendí el boleto premiado"

Lo dijo Sixto Galván, uno de los empleados del local en el que se hizo la apuesta que ganó más de $283 millones en el Loto. "Si viene tomaremos los recaudos para preservar su nombre", afirmó.

La suerte es loca y al que le toca, le toca, aprenden los niños desde pequeños. El sábado a la noche en el segundo sorteo de la semana del Loto, la dueña de la agencia Nº 38 "La Buena Onda" comunicó a sus empleados que había un ganador del pozo de más de 283 millones que había hecho la apuesta en ese local. Señalaron que hasta la mañana de ayer el dueño de la fortuna no se había presentado a buscar su premio. Sixto Galván,  el agenciero que vendió la jugada en la que se acertaron ocho números, aseguró que no recuerda a quién le vendió la apuesta.

El comercio se encuentra en la calle San Martín entre Ayacucho y tiene una larga trayectoria. "Generalmente nuestros clientes suelen jugar números fijos por lo que constaté la jugada, pero no recuerdo a quién se lo vendimos", contó Galván ante la pregunta de quién podía ser el multimillonario.   

La reserva sobre la identidad del ganador es algo que guardarán celosamente. "Tiene 15 días para reclamar el premio. Si viene por la agencia tomaremos los recaudos para preservar su nombre, por su seguridad", aseguró y dijo que la agencia recibirá el 1 por ciento del valor total del premio y que los empleados, si la dueña así lo quiere, podrán recibir algo de la ganancia obtenida. 

Galván contó que últimamente los clientes juegan más al Loto que al Quini 6, ya que la cifra ofertada era significativa. El dichoso premiado acertó a los 8 números que se solicitan en el juego, un acierto poco común y que lo posicionó como un ganador histórico inclusive a nivel nacional, según informo a El Diario de la República el gerente de la Lotería de San Luis, Lucas Baffetti. 

"Creemos que a partir de lo sucedido aumentarán las ventas", dijo el quinielero, que recordó que no es la primera vez que venden premios grandes. "Hace algunos años tuvimos un hombre, de alrededor de 60 años, quien sacó un premio de tres millones y medio aproximadamente con el Quini 6. También hemos tenido otros, pero de valores más pequeños". 

Ayer en el local comercial dos personas atendían sin respiro a quienes entraban, en su mayoría con un papel en mano y el dinero apostado. "Quien haya comprado el boleto ganador solo invirtió 40 pesos. En general, los más fanáticos, apuestan en los dos sorteos semanales que se hacen los miércoles y el sábado", explicó. 

Sobre las repercusiones que recibieron en el local que vende los boletos, Galván contó que estuvo realizando trámites en el centro y que los conocidos que se encontró lo felicitaban. Además le hacían la pregunta de rigor: ¿Sabés quién es? "A la agencia vino la televisión y los clientes coparon el ingreso para comentar entre ellos lo sucedido", detalló. 

Las cifras elegidas fueron el 34, el 02, el 31, el 10, el 05 y paradójicamente el 13 que para los amantes del juego significa la yeta. El 3 y el 8 fueron los dos números de yapa que también salieron sorteados. Hay otros premios de más de 17 y de 7 millones que quedaron vacantes y que dejó un pozo acumulado de 152 millones.   

El gerente de la Lotería de San Luis contó que el año pasado hubo otros premios en la provincia que fueron de entre 4 y 40 millones de pesos. Además destacó que el ganador puede ir a las oficinas de la Lotería de San Luis, ubicada en Granadero P. Olguín s/n de la ciudad de San Luis. "Con tan solo el boleto ganador, el Documento de Identidad, la constancia de CUIL y el número de una cuenta bancaria es posible que retire el premio. Luego de presentada la documentación, el premio se le acreditará en el transcurso de una semana", explicó Baffetti.  

Habrá que ayudar a la suerte, jugarse algunas cifras y ver si funciona el efecto contagio.      
 

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

"No recuerdo a qué cliente le vendí el boleto premiado"

Lo dijo Sixto Galván, uno de los empleados del local en el que se hizo la apuesta que ganó más de $283 millones en el Loto. "Si viene tomaremos los recaudos para preservar su nombre", afirmó.

En la agencia número 38 "la buena onda" afirman que ya les ha tocado entregar otros premios importantes. Foto: Marianela Sánchez. 

La suerte es loca y al que le toca, le toca, aprenden los niños desde pequeños. El sábado a la noche en el segundo sorteo de la semana del Loto, la dueña de la agencia Nº 38 "La Buena Onda" comunicó a sus empleados que había un ganador del pozo de más de 283 millones que había hecho la apuesta en ese local. Señalaron que hasta la mañana de ayer el dueño de la fortuna no se había presentado a buscar su premio. Sixto Galván,  el agenciero que vendió la jugada en la que se acertaron ocho números, aseguró que no recuerda a quién le vendió la apuesta.

El comercio se encuentra en la calle San Martín entre Ayacucho y tiene una larga trayectoria. "Generalmente nuestros clientes suelen jugar números fijos por lo que constaté la jugada, pero no recuerdo a quién se lo vendimos", contó Galván ante la pregunta de quién podía ser el multimillonario.   

La reserva sobre la identidad del ganador es algo que guardarán celosamente. "Tiene 15 días para reclamar el premio. Si viene por la agencia tomaremos los recaudos para preservar su nombre, por su seguridad", aseguró y dijo que la agencia recibirá el 1 por ciento del valor total del premio y que los empleados, si la dueña así lo quiere, podrán recibir algo de la ganancia obtenida. 

Galván contó que últimamente los clientes juegan más al Loto que al Quini 6, ya que la cifra ofertada era significativa. El dichoso premiado acertó a los 8 números que se solicitan en el juego, un acierto poco común y que lo posicionó como un ganador histórico inclusive a nivel nacional, según informo a El Diario de la República el gerente de la Lotería de San Luis, Lucas Baffetti. 

"Creemos que a partir de lo sucedido aumentarán las ventas", dijo el quinielero, que recordó que no es la primera vez que venden premios grandes. "Hace algunos años tuvimos un hombre, de alrededor de 60 años, quien sacó un premio de tres millones y medio aproximadamente con el Quini 6. También hemos tenido otros, pero de valores más pequeños". 

Ayer en el local comercial dos personas atendían sin respiro a quienes entraban, en su mayoría con un papel en mano y el dinero apostado. "Quien haya comprado el boleto ganador solo invirtió 40 pesos. En general, los más fanáticos, apuestan en los dos sorteos semanales que se hacen los miércoles y el sábado", explicó. 

Sobre las repercusiones que recibieron en el local que vende los boletos, Galván contó que estuvo realizando trámites en el centro y que los conocidos que se encontró lo felicitaban. Además le hacían la pregunta de rigor: ¿Sabés quién es? "A la agencia vino la televisión y los clientes coparon el ingreso para comentar entre ellos lo sucedido", detalló. 

Las cifras elegidas fueron el 34, el 02, el 31, el 10, el 05 y paradójicamente el 13 que para los amantes del juego significa la yeta. El 3 y el 8 fueron los dos números de yapa que también salieron sorteados. Hay otros premios de más de 17 y de 7 millones que quedaron vacantes y que dejó un pozo acumulado de 152 millones.   

El gerente de la Lotería de San Luis contó que el año pasado hubo otros premios en la provincia que fueron de entre 4 y 40 millones de pesos. Además destacó que el ganador puede ir a las oficinas de la Lotería de San Luis, ubicada en Granadero P. Olguín s/n de la ciudad de San Luis. "Con tan solo el boleto ganador, el Documento de Identidad, la constancia de CUIL y el número de una cuenta bancaria es posible que retire el premio. Luego de presentada la documentación, el premio se le acreditará en el transcurso de una semana", explicó Baffetti.  

Habrá que ayudar a la suerte, jugarse algunas cifras y ver si funciona el efecto contagio.      
 

Logín