Escuchá acá la 90.9
X

San Luis: impulsan proyecto para regular la habilitación de las farmacias

El edil Macagno solicita que los locales estén a una distancia mayor a los 300 metros entre sí, que su superficie no supere los 140 metros cuadrados y que los dueños sean farmacéuticos. 

Luego de varios años fue escuchado un pedido de los farmacéuticos, por lo menos en la ciudad. El jueves entrará en la Comisión de Salud del Concejo Deliberante de San Luis un proyecto de ordenanza para regular las habilitaciones comerciales de las farmacias en el futuro. El documento solicita que no estén a menos de 300 metros de distancia unas de otras, que los dueños sean profesionales farmacéuticos, que no tengan una superficie mayor a 140 metros cuadrados y que los medicamentos sean vendidos por un profesional y no estén en góndolas "como si fueran caramelos". 

El concejal por el bloque unipersonal Identidad Popular, Luis "Piri" Macagno, es quien llevó al recinto el proyecto. "Estuve hablando con el Colegio de Farmacéuticos y les mostré mi idea, ellos me pasaron un documento similar que presentaron en la Cámara de Diputados durante varios años y nunca prosperó. Es un reclamo que tienen hace mucho tiempo", comentó el edil.

La idea principal del proyecto es que, una vez aprobado, quien quiera instalar una farmacia en la ciudad debe cumplir con una serie de requisitos, como no ubicarse a menos de 300 metros de otro dispensario y el dueño o los socios en su mayoría deben ser profesionales farmacéuticos. 

Macagno explicó que, durante la década del '90, una regulación del sistema posibilitó que "cualquiera pusiera una farmacia. Mientras tuvieras contratado a un farmacéutico 8 horas al día, podías tener la farmacia". Pero, comentó que hace unos 4 años una ley en la provincia de Buenos Aires hizo volver todo al sistema anterior. "Las cadenas como 'Farmacity' no pueden abrir nuevos locales porque prohibieron las sociedades anónimas para las farmacias". Esto se replicó en otras provincias.

"Hay dos formas de ver el negocio, desde lo económico o desde lo filosófico. Puede ser como una mercancía y lo vendés como si fuera un chupetín o como parte del sistema de Salud. La Carta Orgánica y la Constitución Provincial toman al medicamento como un bien social, por eso hay que garantizar su acceso y quien lo hace es el Estado, no el mercado", expresó.

El proyecto, en su Artículo 9, especifica además que queda prohibido en las farmacias el expendio de lentes y anteojos, como así también medicamentos en góndolas con acceso directo al consumidor y que su incumplimiento devendrá en una sanción del equivalente de hasta 5.000 UMM (Unidad Monetaria Municipal) más el decomiso de la mercadería. "En caso de reincidencia se aplicará  clausura de hasta sesenta días corridos. La mercadería decomisada será destruida o desechada según establece la normativa vigente", manifiesta el documento.

Macagno aseguró que bajo estas nuevas condiciones "no se podría instalar un nuevo local de 'Farmacity' ni de 'Dr. Ahorro', ni de otra cadena cuyos titulares sean una sociedad anónima o que no tengan en su mayoría a miembros profesionales de farmacia".

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
TAGS
COMENTARIOS

San Luis: impulsan proyecto para regular la habilitación de las farmacias

El edil Macagno solicita que los locales estén a una distancia mayor a los 300 metros entre sí, que su superficie no supere los 140 metros cuadrados y que los dueños sean farmacéuticos. 

La propuesta apunta a que los comercios de venta de medicamentos estén dirigidos por gente especializada. Foto: El Diario

Luego de varios años fue escuchado un pedido de los farmacéuticos, por lo menos en la ciudad. El jueves entrará en la Comisión de Salud del Concejo Deliberante de San Luis un proyecto de ordenanza para regular las habilitaciones comerciales de las farmacias en el futuro. El documento solicita que no estén a menos de 300 metros de distancia unas de otras, que los dueños sean profesionales farmacéuticos, que no tengan una superficie mayor a 140 metros cuadrados y que los medicamentos sean vendidos por un profesional y no estén en góndolas "como si fueran caramelos". 

El concejal por el bloque unipersonal Identidad Popular, Luis "Piri" Macagno, es quien llevó al recinto el proyecto. "Estuve hablando con el Colegio de Farmacéuticos y les mostré mi idea, ellos me pasaron un documento similar que presentaron en la Cámara de Diputados durante varios años y nunca prosperó. Es un reclamo que tienen hace mucho tiempo", comentó el edil.

La idea principal del proyecto es que, una vez aprobado, quien quiera instalar una farmacia en la ciudad debe cumplir con una serie de requisitos, como no ubicarse a menos de 300 metros de otro dispensario y el dueño o los socios en su mayoría deben ser profesionales farmacéuticos. 

Macagno explicó que, durante la década del '90, una regulación del sistema posibilitó que "cualquiera pusiera una farmacia. Mientras tuvieras contratado a un farmacéutico 8 horas al día, podías tener la farmacia". Pero, comentó que hace unos 4 años una ley en la provincia de Buenos Aires hizo volver todo al sistema anterior. "Las cadenas como 'Farmacity' no pueden abrir nuevos locales porque prohibieron las sociedades anónimas para las farmacias". Esto se replicó en otras provincias.

"Hay dos formas de ver el negocio, desde lo económico o desde lo filosófico. Puede ser como una mercancía y lo vendés como si fuera un chupetín o como parte del sistema de Salud. La Carta Orgánica y la Constitución Provincial toman al medicamento como un bien social, por eso hay que garantizar su acceso y quien lo hace es el Estado, no el mercado", expresó.

El proyecto, en su Artículo 9, especifica además que queda prohibido en las farmacias el expendio de lentes y anteojos, como así también medicamentos en góndolas con acceso directo al consumidor y que su incumplimiento devendrá en una sanción del equivalente de hasta 5.000 UMM (Unidad Monetaria Municipal) más el decomiso de la mercadería. "En caso de reincidencia se aplicará  clausura de hasta sesenta días corridos. La mercadería decomisada será destruida o desechada según establece la normativa vigente", manifiesta el documento.

Macagno aseguró que bajo estas nuevas condiciones "no se podría instalar un nuevo local de 'Farmacity' ni de 'Dr. Ahorro', ni de otra cadena cuyos titulares sean una sociedad anónima o que no tengan en su mayoría a miembros profesionales de farmacia".

Logín