25.7°SAN LUIS - Miércoles 25 de Noviembre de 2020

25.7°SAN LUIS - Miércoles 25 de Noviembre de 2020

EN VIVO

Un productor y un empleado rural se agredieron a tiros y cuchillazos

El hecho ocurrió este jueves al mediodía en una estancia de Buena Esperanza, motivado por un presunto robo de hacienda. Un juez ordenó que ambos quedaran detenidos.

Por redacción
| 31 de mayo de 2019
Estancia La Segunda. La pelea ocurrió dentro del comedor de una casa dentro del predio. Foto: Policía de San Luis.

Para la Policía de Buena Esperanza fue un milagro que nadie resultara baleado en la pelea que un productor rural y un empleado mantuvieron este jueves al mediodía por un presunto robo de hacienda. Y es que lo que comenzó como un intercambio verbal terminó en un enfrentamiento armado dentro de un comedor de cuatro metros por siete en el que había cinco personas y donde se efectuaron entre 5 y 7 disparos, que afortunadamente no hirieron a nadie. A pesar de que el dueño del establecimiento terminó con un corte en la mano derecha, un juez de Villa Mercedes ordenó que quedara detenido, igual que el otro protagonista.

 

Desde la Unidad Regional IV informaron que Jesús Miguel Rodríguez, uno de los propietarios de la Estancia La Segunda, se presentó en la Comisaría Distrito 19 de Buena Esperanza cerca de las 13:45 con un corte en la mano derecha. A los efectivos les dijo que Ceferino Deolindo Ochoa, un empleado rural de 34 años que trabaja para su primo, otro de los dueños de la estancia, había querido matarlo tras una discusión.

 

Rodríguez, que también tiene 34 años, fue trasladado al centro de salud local, donde determinaron que la herida no era profunda y que no había afectado la movilidad de la mano, confió el oficial principal José Luis Sarmiento, jefe de guardia en la seccional del sur.

 

La versión del productor fue que Ochoa lo atacó luego de que este le recriminara el faltante de algunas vacas que cría en La Segunda. “Primero acusó que eran 7, luego dijo 9 y después habló de unas 30”, confió Sarmiento.

 

Pero cuando un patrullero se llegó hasta la estancia para hablar con Ochoa se encontraron con otros hechos.

 

El empleado admitió haber herido a Rodríguez pero dijo que actuó solo porque el productor amagó a sacar un arma, acción que se concretó, ya que la Policía halló impactos de bala en una pared, el techo y la puerta del comedor en el que ocurrió la pelea. Los tres testigos que presenciaron la agresión dijeron que hubo entre 5 y 7 detonaciones.

 

Al informarle los pormenores del hecho, el juez Correccional de Villa Mercedes, Santiago Ortiz, ordenó que tanto Rodríguez como Ochoa quedaran detenidos bajo la carátula de “lesiones con arma blanca y abuso con arma de fuego”.

 

Comentá vos tambien...